Inicio Ritmo Personal Descubrir Villa de Leyva: Un auténtico tesoro colonial colombiano

Villa de Leyva: Un auténtico tesoro colonial colombiano

Villa de Leyva

La majestuosidad de un paraje turístico lleno de misticismo y belleza.

Villa de Leyva

Fotos: Fuente externa

Entre historias, encantos y colonialismo se yergue un emblema arquitectónico que por su relevancia fue declarado Monumento Nacional de Colombia en 1954. Nos referimos a Villa de Leyva, un municipio ubicado en la provincia de Ricaurte del departamento de Boyacá, siendo este uno de los destinos más visitados por los turistas, ya que posee muchos atractivos que son del deleite de quienes se han decantado por visualizar de cerca sus maravillas.

En las angostas y adoquinadas calles desgastadas por el paso de los siglos está enclavada la Plaza Mayor que alberga una casona en forma de monasterio y que abarca un territorio de unos 1,400 metros cuadrados que se vislumbra como un enorme cuadrado vacío en el que dicha edificación mantiene intacta su ventanas de madera y puertas de piedra delimitado por pequeños tejados de color rojizo.

Este hermoso palacete está enmarcado por el impresionante panorama natural que es protagonizado por el verdor de las montañas y colinas. Hay que destacar que una de las cosas que más disfrutan los visitantes es su acogedor clima que varía en los 18°.

Historia

La grandiosidad de esta ciudad se originó en 1572, cuando fue fundada por orden de Andrés Díaz Venero de Leiva -primer gobernador del Nuevo Reino de Granada-, esta estancia forma parte de las mansiones coloniales mejor preservadas al día de hoy. Desde el centro de la Plaza Mayor se pueden ver tres importantes edificaciones: la Casa de Juan de Castellanos y sus soportales, que hoy sirve de Alcaldía, la Casa Quintero y el Museo Luis Alberto Acuña.

Clave en la Independencia de Colombia

Villa de Leyva tuvo un rol protagónico en la creación de Colombia como país independiente, debido a que allí se llevaron a cabo actos decisivos de la gesta patriótica, como fue la firma de las primeras leyes de la república colombiana, por lo que esta zona vio desfilar a varios de los próceres, incluyendo a Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander o Antonio Nariño, quien cuenta con un museo en su honor, cuyo lugar fue testigo de sus últimos meses de su vida.

Su templo sagrado

En uno de los laterales de la plazoleta está localizada la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, quien es la santa patrona de Colombia, y que fue erigida en 1604, una construcción que se distingue por sus paredes en piedra blanca y en su interior se enaltecen altares de estilo barroco.

Terracota

En los predios de Villa de Leyva, se encuentra instalada una magnífica edificación de arcilla que ostenta una forma atípica, por lo que nada convencional en lo que concierne a su estructuración. Su nombre es Casa Terracota, catalogada la cerámica más grande del mundo, muy característica por fusionar la arquitectura con el arte. La construcción estuvo a cargo del arquitecto Octavio Mendoza, quien de manera novedosa trabajó al estilo de los alfareros, tomando como punto de partida cuando estos elaboran vajillas ollas u otros objetos decorativos. Este espacio llama la atención por su color ladrillo y de acuerdo a su creador, “convierte la tierra en arquitectura habitable”.

Festival de cometas

Algo que hace sumamente famoso a este destino turístico es el Festival Nacional de Cometas que aquí se celebra, donde el cielo se viste de su colorido y diferentes formas geométricas logrando embellecer el ambiente y cautivar a los presentes en la actividad recreativa.

Museos: Historia, cultura y arte

¿Eres amante de la historia? Si es así, pues te contamos que aquí puedes hacer un recorrido por los acontecimientos históricos más trascendentales de Villa Leyva que se encuentran contenidos en los museos, destacándose la vivienda de Antonio Ricaurte, quien nació en este poblado y jugó un papel relevante en la liberación de Venezuela.

Para los que prefieren el arte, podrán vivir una experiencia sensorial. Al conectar todos sus sentidos a la vez con la muestra que alberga el Museo Luis Alberto Acuña, que fue el fundador del Movimiento Bachué, un artista de la comarca que se descolló por tratar los temas indígenas, dotándoles de magnificencia.

Pero, ¿creías que durante tu periplo no ibas a endulzar tu paladar? La gran sorpresa es que este paraje posee un Museo del Chocolate de Augusto Duplat, que incluye una tienda, donde venden productos hechos a base del delicioso alimento.

Pozos azules

Una de las mayores fascinaciones que se observan en este sitio son los pozos azules, que cautivan a los turistas por su singular azul verdoso que le es concedido por los minerales que tienen sus aguas, por lo que está prohibido que las personas se bañen en él. Pero por su belleza le basta a la gente con solo verlo y caminar por sus alrededores bajo un día soleado que haga resplandecer más su tonalidad.

Villa de Leyva