InicioEntrevistasCatherine Llibre: la historia detrás de una emprendedora del sector tabaco

Catherine Llibre: la historia detrás de una emprendedora del sector tabaco

Hay muchas formas de comenzar a contar una historia. En periodismo se estila incluir en el párrafo de apertura los datos más importantes que hacen la noticia, de manera que el lector pueda darse por enterado incluso si decide no leer el cuerpo completo de lo que se comunica. Sin embargo, hay ocasiones donde faltan líneas para terminar de contar una buena historia, y esta es una de esas.

Catherine Llibre es un nombre que, si estás en el sector tabaco, probablemente ya conoces. Es una de esas mujeres que llegan a una industria para dejar huella, que mueven las fichas y cambian las reglas del juego, y hay mucho en su historia profesional que me encantaría poder contarles a ustedes, los emprendedores que nos leen, pero serán necesarias muchas más páginas para terminar de develar todo aquello que ha depositado en mí durante esta entrevista exclusiva para Ritmo Social.

En casi tres décadas de labor incansable ha construido una carrera digna de admirar, una carrera que comenzó con un mentor, el ingeniero Hendrik Kelner, a quién, en sus palabras, debe mucho de lo alcanzado en tantos años de trabajo: “Estoy convencida de que sin él, mi trayectoria laboral sería muy distinta”, afirma.

Catherine Llibre
Foto: Manuel Iván Reyes

Es una de las fundadoras del Festival Procigar, una iniciativa que inició hace 17 años para continuar reiterando el liderazgo de la República Dominicana en el sector tabacalero y con el cual, hasta aquel momento, Catherine habría enfrentado su mayor reto profesional: “En ese entonces era la única empleada de Procigar y me embarqué en esta aventura solo con la experiencia que llevaba organizando visitas guiadas para extranjeros hacia una empresa (productora de tabaco) en particular”, recuerda.

“Entendíamos que, más que un sueño, era un deber que República Dominicana tuviera un Festival del Cigarro debido a su posicionamiento puntero en la exportación de cigarros premium a nivel mundial”, nos cuenta, mientras que recuerda, con esa mezcla melancólica de orgullo y satisfacción, casi dos décadas de historia que le han posicionado en la industria del tabaco internacional a través del festival. 

Ahora bien, lo más impresionante de Catherine es que, cuando la ves e interactúas con ella, no alcanzas a imaginar la magnitud de la historia que carga sobre sus hombros. Y sí, es cierto que todos tenemos una historia que contar, pero pocos afrontamos la vida con la valentía y la determinación que ella ha demostrado en su vida personal y profesional. 

Catherine Llibre
Foto: Manuel Iván Reyes

Durante la pandemia, junto a una amiga cercana con quien curiosamente comparte nombre, pone en marcha la formación de un nuevo proyecto bajo el nombre de ‘KLC Partners’, que no es más que la abreviación de los nombres de las dos profesionales que conforman esta sociedad: Kelner-Llibre Catherine. Es un emprendimiento enfocado en brindar soluciones en procesos de negocios transversal a cualquier sector empresarial, pero con un enfoque especial en la industria del tabaco debido a su experiencia de más de 20 años trabajando en ella.

Mis hijos fueron el motor de impulso para perseguir mi sanidad

Catherine Llibre

Pero volvamos atrás y retomemos en su ‘valentía y determinación’. Hace ya una década, en el año 2014, Catherine atravesó uno de los momentos más oscuros de su vida personal y profesional cuando, en medio de una transición a un importante proyecto, fue diagnosticada con cáncer. Pero lejos de detenerse, decidió continuar y, pese a enfrentarse a una enfermedad que cada año apaga tantas vidas a destiempo, con el apoyo incondicional de su familia, su esposo, sus hijos, y su fe puesta en Dios, enfrentó aquel momento con la firme decisión de seguir adelante.

“Me es muy difícil imaginarme sin estar enfocada en algún proyecto… Siento que la decisión de continuar en medio de un diagnóstico de cáncer fue muy certera y de gran ayuda para mi durante todo ese tiempo, amparada, por supuesto, en personas que me apoyaron para que así fuera”, recuerda. “La primera batalla por vencer fue mental y el trabajo me ayudaba a sentirme útil y redireccionar mis pensamientos fuera de la enfermedad”, agrega.

El miedo no la venció, lo conquistó y salió triunfante, con más ganas de vivir, de disfrutar cada segundo de su familia y seguir trabajando en lo que le apasiona. “Fueron meses fuertes, de temor, con sentimientos encontrados, pero pienso que hice la paz rápidamente con el cáncer y empecé a verlo como una oportunidad para detenerme a reflexionar y encontrar paz en medio de la tormenta”.

Catherine Llibre
Foto: Manuel Iván Reyes

A través de este proceso, aprendió a vivir con agradecimiento y alegría, a disfrutar de cada momento, por pequeño que sea, a vivir en el ahora, pero sin dejar de pensar en el futuro. “La verdad es que siento que soy una hija privilegiada de Dios… Con el cáncer aprendí que no solo se trata de lo que haces bien, sino de cómo impactas a tu alrededor; empecé a vivir muy diferente. Me enseñó a detenerme y a despegarme. Ahora disfruto viajar, comer rico y muchas otras cosas, pero también a disfrutar lo simple, lo cotidiano; el ver la lluvia caer y saber que eso también es vida, valorar lo que es y no solo lo que ves”.

Catherine Llibre es una MUJER, así, en mayúsculas. Una mujer que, aunque se lea cliché, ha sabido posicionarse en una industria tradicionalmente liderada por hombres. Y yo, que paradójicamente trabajo en una profesión dominada por mujeres, siento que este mundo necesita más mujeres como ella, aguerridas y decididas a tomar la vida por los cuernos, mujeres que inspiren, como ella inspiró en mi escribir estas líneas, en una tarde de sábado, sentado en un café, escuchando Another Sunny Day by Belle & Sebastian, mientras que miro a mi alrededor e interiorizo en su historia y en esas ganas de vivir que denotan sus palabras que dejaron grabada en mi una frase en particular: “No persigo llegar, sino estar”.

Ebel Echavarría
Ebel Echavarría
Periodista formando en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Amante del arte, la cultura, el cine, la música y la literatura. Amo contar historias y conocer personas con una visión y misión en la vida. Soy extrovertidamente introvertido.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Met Gala 2024: el despertar de la moda en...

Como cada primer lunes de mayo, las escaleras del Metropolitan Museum of Art vieron desfilar a decenas de estrellas...

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -