InicioColumnistasP.S. It's FancyThe Fancy Bazaar: Bajo los rayos del sol

The Fancy Bazaar: Bajo los rayos del sol

P.S. IT’S FANCY.

Anna Karin Karlsson

Desde que Sam Foster, fundador de la empresa Foster Grant Company, vendiera su primer par de gafas de sol en 1929 en New Jersey, hasta la fecha, no es tanto lo que ha cambiado. Su evolución en diseños y formas hizo que el “invento” llamara la atención de la industria del cine de la época, logrando que figuras como Marilyn Monroe y Gloria Swanson fueran una de las primeras en llevarlas, inicialmente para descansar su vista en medio de los focos de rodaje. En 1936, llegó el polarizado, gracias a Edwin H. Land, y eso marcó el inicio de una era tanto para el mundo de la medicina como para el universo creativo.

Dior
Carrera Aviator

Un universo de monturas

No fue hasta 1730 cuando el óptico inglés Edward Scarlett creara la montura y, desde entonces, el listado de diversificaciones en diseño no para de crecer, a pesar de que la pieza base es la misma.

Anna Karin Karlsson
Gucci

«No tengas miedo de mostrar tu luz. Si termina siendo demasiado para las personas, que usen gafas de sol… y viceversa», Gabrielle Roth.

Haze X Baja East
Christian Dior

EDITORIAL

«Los ojos son el reflejo del alma» y parece ser que los chinos han estado desde siempre bastante conscientes de ello. Una de las diversas versiones del origen de las gafas de sol indica que fue justo en los tribunales realizados en la China donde se vio este artefacto, o artilugio, por primera vez, allí por los 1275, según los relatos de Marco Polo. En ese entonces eran solo unos cristales ahumados que se colocaba el juez sobre los ojos con la intención de impedir a los implicados en el juicio conocer su expresión y reforzar su imparcialidad (similar a lo que hace Anna Wintour durante las semanas de la moda). Mientras que en esa misma época, en Italia, también se experimentaba con extraños cristales verdosos que permitían mejorar la visión de los miopes; otros estudios señalan que sus orígenes se remontan a inicios del siglo XIII, en zonas cercanas a lo que es hoy Canadá, donde se llevaban una especie de gafas, pero sin cristales, como elemento protector que impedía la visión de quien la portaba para sus viajes por el ártico. Sin embargo, ya fuese para librar al mundo de nuestras más profundas posturas, o librarnos a nosotros de posibles «amenazas» naturales externas, los lentes de sol, hoy por hoy, se han convertido en un imponente accesorio de estilo, misterio y poder y en base al primero o a todos los anteriores, creamos este bazar.

firmaNataliaNachon

Natalia Nachon
Coordinadora Editorial de Ritmo Social, Editora de Ritmo Platinum y Columnista de moda y lujo en #PSITSFANCY.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Donald Trump anuncia el lanzamiento de una nueva red...

¡Sí! lo sabemos, suena más que sorprendente, pero el expresidente de los Estados Unidos Donald Trump se encuentra más...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -