InicioRitmo PersonalRitmo Del ArteLa botella de vino de Joan Miró

La botella de vino de Joan Miró

- Publicidad -

Se trata de un artista que su influencia se basó en las obras de Pablo Picasso, el cual, para 1921, se instaló en París, exactamente en el 45 de la Rue Blomet, un taller contiguo al de André Masson , en donde se reunían artistas y escritores de vanguardia para discutir sobre arte y literatura.

 Durante estas largas reuniones, Miró logró dar un gran paso alejándose del realismo y dejándose llevar por un maravilloso mundo mágico y fantástico.

A partir de este momento nace una de sus famosas pinturas, La botella de vino, en donde se hacen presentes una gran conjugación de elementos, muchos de ellos sin contexto alguno. Hablamos nada más y nada menos que de una botella de vino, la cual posee en su etiqueta un volcán, una serpiente con bigote y una abeja de tamaño considerable.

GettyImages 615288978
Joan Miro (1893-1983)

La lógica detrás de esta majestuosa obra de arte posee un orden poético; por ello, una de las principales fuentes de inspiración para la creación de esta pintura está plasmada detrás de esas largas charlas y reuniones que se llevaban a cabo en su taller, en donde no solo el arte como tal era abordado, sino también la literatura, la cual abrió paso a la poesía, de la que se inspiró para dar un giro de 180 grados y plasmarla en un fino lienzo. 

Si bien hay que destacar que Joan era conocido por no tener idea alguna sobre sus próximos pasos en el arte, era más bien de los que improvisaban hasta obtener una escultura, pintura o grabado.

“Cuando me coloco delante de un lienzo, no sé nunca lo que voy a hacer; y yo soy el primer sorprendido de lo que sale”, llegó a decir Joan Miró.

Para el 1924 se publica ‘el Manifeste du Surréalisme’, texto fundacional del grupo del mismo nombre, del cual Miró fue un destacado representante. En sus cuadros solía reflejar algunos intereses de su subconsciente, y al igual que otros artistas, no era para nada ajeno al vino.

“Cuando me coloco delante de un lienzo, no sé nunca lo que voy a hacer; y yo soy el primer sorprendido de lo que sale”. Joan Miró

-Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente
ARTÍCULOS RELACIONADOS