Inicio Entrevistas -Portada- Una cocina a ritmo de güira y tambora

Una cocina a ritmo de güira y tambora

Chef Tita

Chef Tita

Sus recetas son alegría para el paladar. Son creativas, de un autor que exalta los sabores ancestrales y rescata ese patrimonio gastronómico que tienen los dominicanos. Disfruta de la cocina, el calor, la adrenalina y esa presión para que los platos queden bien, ese es su impulso para hacer las cosas con amor y pasión.

Lo que veía en su hogar la influenció para hacer lo que hoy ama. Sus padres eran apasionados por la siembra, la pesca, la cosecha, la cultura y la historia. Su primera receta fueron unas pechugas rellenas de plátano maduro asado, con salsa de berries, producidos en nuestros suelos. 

Inés Páez…

Ella es Inés Páez, conocida como la ‘Chef Tita’, una fiel creyente de que la cocina dominicana es alegría, de que nuestras recetas son una mezcla de autenticidad y exquisitez. Es una mujer agradecida, llena de amor por su cultura y su gente, que cree, desde siempre, en el potencial gastronómico que tiene la República Dominicana. Asimismo, se considera una defensora del producto local, cosa que brinda apoyo a la cadena de productores de nuestro país. Como buena dominicana, entiende que el amor es un ingrediente que no puede faltar en un plato; es el hilo conductor para darle el protagonismo a los pequeños productores que siembran en el campo.

Como chef, ha logrado, y le llena de orgullo, exaltar e impulsar la cultura gastronómica como marca país en el extranjero, un patrimonio inmaterial de la nación que genera identidad y orgullo.

La Chef Tita, con toda certeza, afirma que “El Sancocho” es el plato que cuenta la historia de nuestras raíces y es el más distintivo de nuestro país, por su sabor y mezcla de ingredientes. Además de asegurar que nuestra mezcla, influencias y migraciones marcan nuestra gastronomía, agregándole el sabor, las cosechas de suelo dominicano que tiene esa fuerza tan peculiar que hace único nuestro sabores, nos confesó que su próximo proyecto es hacer realidad su restaurante: “Morísoñando”. “Un proyecto que apuesta a lo nuestro, 100 por ciento Marca País, a nuestra cultura, a nuestra identidad, que da valor a los que nos identifica, que saca del anonimato a los productores y donde cada plato los cautivará con los sabores y con cada historia”, dijo emocionada.

Se siente orgullosa de…

La creación de la “Nueva Cocina Dominicana”, trabajar en la primera legislación Gastronómica de nuestro país, que declara el segundo domingo de diciembre como Día Nacional de la Cocina y Gastronomía Dominicana, según la Ley 20-18, y que la Gastronomía Dominicana sea lo que somos a nivel gastronómico.

Otro proyecto muy importante es el de la Diplomacia Gastronómica, que crea y proyecta la gastronomía como Marca País a través de las 45 embajadas que nos representan en el mundo, exaltando el producto local y exportable de nuestro país por medio de la cocina, y que lleva a cabo desde el Ministerio de Relaciones Exteriores . 

“Igualmente, no puedo dejar de mencionar MasterChef República Dominicana, que es un proyecto del cual me siento muy orgullosa, ya que me hacen la primera Juez del Caribe y proyecta la gastronomía a nivel internacional y el talento local”.

Proyectos:

La Fundación  Ima

“Ima” significa “comida” en taíno y utiliza la cocina como arma de cambio social, además de transformar a través de los alimentos. La Chef Tita, junto a un equipo, apoya a pequeñas comunidades del campo, formando mujeres para el mercado laboral. Además, trabajan con  los productos de cercanía y proximidad para desarrollar recetas, mejorando sus ingresos y calidad de vida. “Es una forma de apostar al cambio y compartir  lo que sabemos hacer, que es cocinar”, explica la chef.

Fogones Gastronomía Solidaria

Fogones es un movimiento que nace en la pandemia para aportar a la sociedad y a los más vulnerables. Para esto, se reunieron más de 100 chefs del país que, de manera voluntaria, sirven comida en hospitales y barrios. Actualmente, están en el mapa mundial con la cocina solidaria y completan un millón quinientos mil platos dados por Social Gastronomy.