l ENTREGADO.

“Nací en el mundo de los negocios y he estado en esto toda mi vida. Desde niño acompañaba a mi padre a las reuniones y viajes de negocios siempre que era posible; por eso considero que la experiencia se la debo a él”.

dsc_1030

texto Nathalie Hernández fotos Javier Martínez estilismo Joselo Franjul vestuario Noa

El éxito no baja del cielo a quienes se sientan a esperarlo, no. Cuando se logra la conquista de la excelencia y los buenos frutos en las distintas piezas que forma el rompecabezas de nuestras vidas, es porque se ha practicado la dedicación, la entrega y el arduo esfuerzo. No es cliché, es realidad. Precisamente esas prácticas son las que le han augurado el éxito a nivel familiar y profesional a Antonio Handal, un padre que lo entrega todo y que procura la felicidad de sus hijos en todo momento. Un líder que sabe llevar al personal que le acompaña en el sueño concretado (Super Fresh Market) hacia su misma dirección y objetivos. Tanto en la familia como en la empresa de la que es copropietario, ha logrado una química increíble, simplemente con carisma y dando el ejemplo.

DSC_1155

No es extraño ver a este orgulloso padre y profesional de la Administración de Empresas y marketing, por los pasillos de Super Fresh conversando con sus subalternos o, en ocasiones, haciéndose acompañar de sus hijos María Victoria y Sebastián, en procura de enseñarles el valor del trabajo. Ambos jovencitos “trabajan” con su padre durante las vacaciones. María Victoria organiza los folders y asiste a reuniones, pero ambos aprenden todo lo importante del mundo de los negocios y, en conjunto, se dedican a la búsqueda constante de los puntos a mejorar en la empresa. Estas acciones les permite a la familia estar más tiempo juntos e ir enseñando y aprendiendo las cosas positivas que envuelve la vida.

dsc_1179

Ritmo Social: ¿Qué es ser papá?

Antonio Handal: Educador de cómo amar.

RS: ¿Qué le ha enseñado ser padre?

AH: Siento que a olvidarme de mí mismo. A entender que voy de segundo y ellos de primero. A olvidarme de las pequeñas cosas a las que le daba importancia en mi vida personal; te das cuenta que la vida ya no vale eso, sino más.

“La vida me ha enseñado que todo tiene su momento. me ha enseñado A tener fe, a no olvidarme de ser feliz”.

RS: ¿Qué significa la paternidad?

AH: Responsabilidad número uno. Es la responsabilidad de inyectar en el corazón de cada uno la energía del amor. Si ellos viven toda su vida con esto, creo que es suficiente. Significa dar el suficiente amor, tanto que no deje ningún vacío en ellos. Creo que eso es ser papá.

RS: Yéndonos al ámbito profesional y laboral, ¿cómo surge la idea de Fresh Market?

AH: Por la experiencia de 15 años que tenía en el mercado, con la distribución de alimentos a supermercados, hoteles y restaurantes. Durante ese tiempo, para diferenciarme, buscaba en las ferias y los viajes que hacía diferenciación, qué era lo que al mercado le hacía falta, para ir creando algo que no se había explotado todavía. Los productos que yo entendía que podía introducir al mercado nacional son aquellos que elevan la gastronomía a otro nivel. Como iba el país con la llegada de chefs de todas partes del mundo, muchos restaurantes y hoteles que iban elevando su calidad por la competitividad, que no existía en el Caribe, fue una demanda que se fue incrementando. En respuesta a eso surge la idea de importar productos de Europa y Estados Unidos. Fui desarrollando con chefs y clientes una relación de entendimiento de la demanda, con lo que terminé comprendiendo las necesidades del mercado. Con eso erigí mi educación y me apasioné en ese sentido con todo lo que envuelve la gastronomía. Yo vendía muchos de los productos que importo a nivel de supermercados, hoteles y restaurantes. En un momento dado me sentí estancado y entendía que necesitaba ofrecer mis productos al consumidor final y yo no tenía un área específica; entonces ahí surge la idea fundar Super Fresh Market.

dsc_1346

“Super Fresh no es Antonio Handal, Super Fresh son los 200 empleados que están aquí. Cada líder de departamento es la pieza que completa el rompecabezas”.

RS: En el momento en que se siente estancado, ¿qué pensamientos pasan por su mente para salir del encasillamiento?

AH: Negociaciones con detallistas para hacer algunos tipos de desarrollo.  Abrir pequeños puntos de venta que pudieran cubrir un mercado de forma más directa. Crear alguna especie de distribuidora en donde mis productos pudieran ser adquiridos. Relacionarme más con los chefs para llegar a un acuerdo para ver cómo mis productos podían sobresalir más. Mi cabeza estaba llena de ese tipo de pensamientos.

RS: ¿Cómo llega convertirse en un proyecto de esta magnitud?

AH: Entendía que la demanda que sentí de muchos de los consumidores que yo tenía y que estaba estudiando, que me decían: “Pero Antonio, ¿por qué no veo tus productos, por qué no puedo tener acceso a eso?”. Entonces, para yo arriesgarme a este nivel, tenía que crear una fusión no solo de vender al detalle, sino, también, educar al consumidor enseñándole cómo usar mis productos. Entonces dije: la única forma que yo puedo decirles cómo consumirlos es literalmente preparándolos para ellos. Paralelamente soy importador de quesos “especialty chesses”. Presentados de una forma que el consumidor no sienta miedo de tocar. Donde ellos puedan palpar toda esa variedad y sin estar restringidos por una vitrina.

Screen Shot 2016-07-21 at 6.12.38 PMRS: ¿Qué significan sus hijos?

AH: Literalmente uno dice lo que mucha gente dice. No es por repetirlo, pero no existen muchas palabras para expresarlo. Tendría que tomarme un tiempo para saber exactamente cuáles palabras usar. Pero cuando alguien te dice “mi razón para vivir”, ellos literalmente son eso; no es queriendo usar el cliché, pero realmente ellos lo son. Porque me levanto todas las mañanas y puedo tener mis metas, las ganas de desarrollarme como persona, pero nada como verlos despertar en la mañana y regresar a casa para estar junto a ellos.Ellos viven en mi cuarto, “no hay otra habitación”. Ellos duermen en mi cuarto, comen en mi cuarto, no dejo que se me muevan de ahí. Cuando llego a la casa, ellos tienen que estar pegados a mí.

RS: La reacción de la familia cuando le comunicó que habría menos tiempo para ellos, ¿cuál fue?

AH: Obviamente son niños. Ellos estaban más emocionados con este proyecto, porque jugaron el rol de venir a ver el desarrollo del edificio y de dentro de la tienda. En el momento que ellos vivían eso junto a nosotros, la emoción y el orgullo era palpable, pero no te puedo negar que a veces siento que hace un poco de falta estar más tiempo con ellos. Antes de Super Fresh, podía dedicarles mucho más tiempo. Mi anterior empresa me daba el chance de llegar más temprano en las tardes. Cuando llegaba a la casa, yo estudiaba. A María Victoria, en ese sentido, le dediqué más tiempo, y los fines de semana nos íbamos a la playa o al cine. Cuando surgió este proyecto, senté a Vivi y a los niños y les expliqué de esto, que iba a necesitar mucho tiempo y que entendía que era algo bueno para nosotros y les pedí su apoyo. Lo que hacemos es que cada vez que tienen la oportunidad, vienen a visitarme y almorzamos juntos. En el caso de Sebastián, está conmigo a las seis quince de la mañana, desayunamos juntos y se va al colegio a las siete.

“Soy un hombre con debilidades como cualquier otro y creo que, con la madurez, uno va identificando cuáles son esas debilidades”.

DSC_1029

RS: Siempre que venimos a Fresh Market le vemos muy conectado con todo el equipo, muy involucrado con la logística. ¿Cómo se logra eso?

AH: Estando en el piso con el personal. Una relación no de dueño, sino de equipo. Escuchar, dejar que opinen, que ellos se sientan parte de algo que se esta desarrollando y hacerles saber que ellos juegan un rol muy importante en ese sentido. Super Fresh no es Antonio Handal, Super Fresh son los 200 empleados que están aquí. Cada líder de departamento es la pieza que completa este rompecabezas. Ellos entienden nuestra visión y se hacen parte de ello, poniendo su corazón en el negocio. Creo que su pasión se debe a que les he transmitido eso. Les he transmitido esa energía, pero no quedándome en la oficina, es yendo con ellos.

RS: ¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

AH: La evolución, los productos, mi gente, la reacción del consumidor. Todo lo que significa ofrecer algo completamente nuevo y ver a todo el mundo contento de venir; eso me da mucha satisfacción interna.

RS: La inclinación de Fresh Market es la cocina saludable, orgánica y natural. ¿Alguna razón?

AH: Siempre he sido una persona muy consiente de cómo alimentarme. No soy una persona que hace dietas, pero sí que nació de una madre muy consciente del consumo de grasas y de qué comíamos siempre. Y en el mercado se llegó al desarrollo de una conciencia de salud, que se ve. El dominicano es muy internacional: si no viaja, conoce de las tendencias a través de la tecnología, está siempre a la vanguardia tratando de ver qué hay fuera para colocarse al mismo nivel. Supe que los dominicanos estarían muy motivados de tener este tipo de tienda, que si bien era un riesgo, pero preferí ser el primero en correrlo.

dsc_1289

RS: ¿Ha valido la pena tomarse el riesgo?

AH: Sí. No te imaginas las gracias que yo recibo y los brazos abiertos de quienes nos visitan. La acogida de un pueblo que nos dice que hacía mucha falta un lugar en el que pueden vivir una experiencia en un sitio sin bombardeo de publicidad para consumo, sino que pueden tomar decisiones por la experiencia y no porque les estás vendiendo de todas formas. La idea era crear una tienda en donde la gente pueda decir “voy a pasear, a disfrutar”. Super Fresh cambia la percepción del consumidor de que es una obligación ir al supermercado.

RS: ¿Cómo logra usted inculcarle a sus hijos el amor por lo saludable?

AH: La forma en que tratamos de hacerles entender el valor de vivir sano, es creando una balanza, porque estamos tratando con niños. No eliminamos nada de su menú, pero vamos educando su paladar a cosas diferente y la conversación de lo saludable es constante. También pienso que estoy dando un ejemplo: la educación inicia con el buen ejemplo de papá y mamá, eso los lleva a querer hacer lo mismo en su momento. Pienso que ahí es que está la clave.

RS: La vida como tal, ¿qué le ha enseñado?

AH: La vida me ha enseñado que todo tiene su momento. A tener fe, a recordar siempre ser feliz.

DSC_1014

RS: ¿Quién es Antonio Handal?

AH: Soy un hombre con debilidades como cualquier otro y creo que, con la madurez, uno va identificando cuáles son esas debilidades. Quien soy se lo debo a mis peleas internas por mejorar. Soy un hombre seguro, pienso que por eso mi caminar en los negocios y a nivel de relaciones interpersonales he tenido buenos resultados. Orgulloso, pero no como debilidad, porque eso puede ser un orgullo bien pensado y por eso no he cometido errores por mi orgullo, más bien me ha hecho bien porque me ha controlado y no me ha permitido cometer errores, sino que me ha puesto a analizar en qué es lo realmente bueno para mí. No ha sido un orgullo mal puesto.

RS: ¿Lo que más disfruta de ser papá?

AH: La sensación. Pasar tiempo con una persona que tú sientes que respira sobre ti y ahí es que sientes que estás feliz, es sensacional. Podría decirte que jugar con ellos, pero no… es la sensación interna que sientes cuando ellos están pegados a ti, tanto, que no te dejan respirar.

RS: ¿Es un papá consentidor?

AH: Sí, de alguna forma sí. Soy una papá estricto por la misma disciplina que trato de inculcarles. Con ellos soy estricto, pero pegajoso y cariñoso. Soy estricto por lo que quiero formar en ellos, por la educación que queremos darles. Vivi y yo tenemos lineamientos muy similares, nosotros no soltamos.

RS: ¿Cuáles son los valores que procura inculcar en sus hijos?

AH: Una de las cosas que creo que tratamos de asegurar, aparte de lo tradicional, algo que nosotros entendemos que deben sacar de nosotros y sentimos que esta funcionando con la educación que le estamos dando: es el respeto al ser humano, a todo el mundo a su alrededor, al valor de las cosas, el respeto en general. Pienso que si ellos absorben lo que tratamos de transmitirles, todo les funcionará mejor. Porque el respeto también puede ser un sentimiento. Respeto al dinero, al valor de las cosas, al trabajo duro.

RS: Descríbanos a María Victoria

AH: Ella tiene un corazón increíble, delicado. Tiene mucho carácter. Piensa mucho en otros antes que en ella. En los colegios hay grupos, pero ella encaja en todos y eso dice mucho de su corazón.

RS: ¿Y Sebastián?

AH: Tiene mucho de mí, pero es muy de su mamá. Él está claro, es un líder definitivamente y lo ves en su entorno. Él sabe lo que quiere.

DSC_1069

RS: ¿Su esposa Viviana?

AH: Tenemos una relación de algo más de trece años juntos. Increíblemente, si no soy yo que lo busca a propósito, no peleamos. Nos entendemos de una forma que nuestras reacciones son muy similares. ¿Qué ella es para mí? Mi media naranja, mi otra mitad.

RS: ¿Algo que cambiar en la vida?

AH: Nada, absolutamente. Todo tiene su razón de ser.

RS: ¿Un momento inolvidable?

AH: Una vez que estábamos toda la familia en un chalet en Canadá y la pasamos superbien. Cantando, bailando, riéndonos como nunca. Había treinta de la familia y pasamos el día entero en la casa tomando vino, jugo, comiendo el día entero. Jugando juegos de mesa.

RS: ¿Un tiempo perfecto?

AH: Cuando estamos los cuatro juntos acostados en la cama. No salimos de ese cuartito, ahí comemos pizza, sushi, hacemos picnic, es un momento de relajamiento real. En nuestra casa, de manera intencional, los televisores no están en todos los cuartos para que no estén tan independientes. Los niños, todas las noches, se duermen en nuestro cuarto; ellos le hacen compañía a Viviana. Mientras ellos ven la TV, ella lee, pero estamos juntos en un mismo espacio.

DSC_1331