InicioWhispersHarry Belafonte, el adiós al mítico cantante y activista

Harry Belafonte, el adiós al mítico cantante y activista

- Publicidad -

La música de sus raíces le llevó a conquistar al público, su voz melodiosa e irresistible encumbró su carrera y estableció en la memoria del mundo grandes éxitos como The Banana Boat Song. Su inconfundible y evocador grito, »Day-O! Daaaay-O! incluido en el álbum Calypso de 1956, Matilda o Island in the Sun, fueron la llave que mejor empleó para pelear por el avance y los derechos de los afroamericanos en su país. Ayer el mundo despedía al ‘rey del calipso’, Harry Belafonte.

Harry Belafonte - Day-O (The Banana Boat Song) (Live)

Fue precisamente esta producción, Calypso, la que encabezó en 1956 las listas de Billboard y se convirtió en el primer álbum de un solista en vender más de un millón de copias en Estados Unidos. Su éxito fue tal que logró convertirse en la primera persona de raza negra a la que se le permitió actuar en muchos lugares exclusivos de Estados Unidos, espacios vetados para artistas como Louis Armstrong y Ella Fitzgerald.

Harry Belafonte - Island in the Sun (Live)

Su nombre es referente de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, trabajó codo a codo con Martin Luther King Jr., su amigo, por la igualdad de los afroamericanos en los años sesenta.

Harry Belafonte

Fiel a sus principios e ideales, criticó con la misma fuerza y racionalidad a George Bush por la guerra injustificada en Irak que a Barack Obama, porque tras su imagen intelectual, se escondía a su juicio una persona poco empática con los desposeídos.

“El papel del arte no es mostrar la vida, sino enseñarnos cómo debería ser esa vida”. Y: “No soy un artista que devino activista, sino un activista que decidió meterse a artista”.

En 1985 organizó el tema benéfico ‘We Are the World’, una colaboración musical para recaudar fondos para aliviar la hambruna en Etiopia. «Mucha gente me pregunta: ‘¿Cuándo, siendo artista, decidiste convertirte en activista?'», confesó Belafonte en una entrevista con la cadena de radio NPR en 2011. «Yo les respondo: ‘Fui activista durante mucho tiempo antes de convertirme en artista'».

Su compromiso social fue tan fuerte e irrompible que en los años sesenta, en pleno apogeo de su fama cinematográfica, optara por no realizar películas, no le gustaban las historias, porque entendía que las historias carecían de conciencia social.

Obtuvo tres premios Grammy, un Emmy y un Tony, así como la Medalla Nacional de las Artes del Congreso, en 1949, además de un Oscar honorífico en 2014.

Una de sus últimas apariciones en el cine, fue en el 2018 en la película BlackkKlansman de Spike Lee, en la que interpretaba a un anciano líder de los derechos civiles.

Belafonte contrajo matrimonio tres veces. Él y su primera esposa, Marguerite Byrd, tuvieron dos hijos, incluida la actriz y modelo Shari Belafonte. También tuvo dos hijos con su segunda esposa, la exbailarina Julia Robinson.

El cantante de fama internacional, falleció ayer en su casa del Upper West Side, en Manhattan, al lado de su tercera mujer, Pamela FRank.

-Publicidad -
Sue Helen Rodríguez
Sue Helen Rodríguez
Periodista, amante del mundo digital, de la cultura y la lectura.
ARTÍCULOS RELACIONADOS