InicioEntrevistasLa fortaleza y entrega de Felipe de Edimburgo en su rol de...

La fortaleza y entrega de Felipe de Edimburgo en su rol de padre y abuelo

El patriarca de la monarquía inglesa

Su fiel apoyo a Isabel II, como esposa y monarca por más de 70 años, fueron el mejor ejemplo de entrega de Felipe de Edimburgo a sus hijos. La lealtad y la franqueza fueron parte de las enseñanzas que dejó a su descendencia, no solo a sus cuatro hijos, Carlos, Eduardo, Andrés y Ana, sino también a sus nietos, con quienes forjó una amistad, dedicando tiempo para compartir con ellos en actividades al aire libre.

Era habitual verlo asistir con ellos a pescar, realizar senderismo o disfrutar de una comida en campo abierto. Cuatro hijos, ocho nietos y nueve bisnietos conformaron este clan que resaltó por las desigualdades. De sus hijos, con quien mantuvo una mayor complicidad fue con la princesa Ana, considerada por muchos como la favorita.

Deportiva, valiente y astuta, se le percibe como un reflejo fiel de su padre quien, con la misma gallardía, supo lidiar con gran destreza la controversia y la opinión pública, además de la similitud en su carácter y su amor por los caballos. Pero su relación con Carlos fue la más difícil: tenían ideales distintos y su forma de afrontar la vida era totalmente opuesta. Con sus hijos menores, Andrés y Eduardo, era más permisivo, pero fue en su rol de abuelo donde se mostró excepcional.

Ejemplar y divertido, “siempre dispuesto a unirse a nosotros en entretenimientos y chistes, y a retarnos a juegos de palabras”, confesó el príncipe Harry luego del fallecimiento de su abuelo. Pero, además de estas cualidades, él fue la inspiración para que sus nietos recibieran instrucción militar.

De sus nietas, la que más destacó en cuanto a complicidad fue Louise Windsor, hija del príncipe Eduardo y Sophie de Wessex. Era tal su relación, que ella fue quien heredó el carruaje tirado por dos caballos y los dos ponis Fell.

Su prioridad siempre fueron su mujer, sus hijos y sus nietos. “La familia y el hogar son lo mejor de mi vida”, expresó en una ocasión y ellos son precisamente su mejor legado y a través de quienes recordaremos como el bastón férreo de la reina Isabel II.

Sue Helen Rodríguez
Periodista, amante del mundo digital, de la cultura y la lectura.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -