Inicio Columnistas P.S. It's Fancy Front Row: Coachella 2017

Front Row: Coachella 2017

P.S. It’s Fancy.

Si todavía no encuentras la relación entre el Front Row (primera fila)de una pasarela y el gran césped de Coachella, esperamos aclarar dudas antes de llegar al punto final de esta columna. Claro, esto no se trata de un desfile de colecciones Primavera-Verano ni Otoño-Invierno; pero sí de cómo lo aplican sus consumidoras en el día a día… el famoso «Street Style». De modo que allí se crean y dictan tendencias, por lo que modelos, actrices y fashion bloggers se convierten en el blanco de las casas de moda para lucir en ellas sus piezas; mientras que otras hasta han creado colecciones solo para llevarse solo durante este festival. Tomando en cuenta que nos enfrentamos a un riguroso código de vestimenta que ha permanecido desde sus inicios: el de los 70 bajo la onda «Hippie», es increíble ver como año tras año, las «prisioneras» de la moda se reinventan. Dentro de las tendencias de este año se encuentran los side boob shirts (camisas con grandes aperturas en los laterales), las prendas see through (transparencia), los cinturones tipo ‘cowboy’, las gorras, berets y sombreros y los dreadlocks (rastas) en el cabello.
Aimee Song
Camila Coelho.

 

Chiara Ferragni.
Olivia Culpo.

Alessandra Ambrosio.

Sunglasses!

Algunas celebridades llevan eso de las gafas muy en serio. Los lentes tipo pop, esas gafas icónicas que van desde los circulares, característicos de los Beatles, hasta los de marco grueso y vidrio tintado inspirados en el pop art, fueron el sello de los outfits de este festival.
Shay Mitchell y Patrick Ta, su Make-up Artist.
«Girl’s just wanna’ have fun!».
Negin Mirsalehi.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


EDITORIAL.

 

Cuando de idiomas universales se trata, se piensa en el amor como el merecedor incuestionable del primer lugar… pero, ¿imagina lo que puede lograr entonces el arte? En una era donde lo virtual ha vestido de espejismos la realidad, el motor de los creativos, lejos de ver debilitar su esencia, ha cobrado fuerzas, conservando esa capacidad poderosa de conectar almas, sin importar contextos. Enfocados en esa magia que vive en un pincel, en medio del yeso o en una nota musical, surge, en el Valle de Coachella, en el desierto de Colorado, el Festival de Música y Artes del Valle de Coachella, por allí, en el1999, cuando los amantes de todas las ramas del arte necesitaban un espacio para reunirse una vez por año. Al menos, eso pensaron sus fundadores, Paul Tollett y Rick Van Santen, quienes con este festival celebrado en el Empire Polo Club, reinventaron el turismo de la zona para siempre. Casi 10 años después, y solo bajo el nombre de «Coachella», las estrellas más grandes de las tablas, el cine, la danza, música, fotografía y la moda se dan cita, para ser libres por unos días, vestidos de los 70, perdiéndose entre la multitud con la que comparten algo más que una pasión.