Inicio Entrevistas -Portada- En Portada: Iris Peynado

En Portada: Iris Peynado

EN PORTADA.

Iris Peynado

Auténtica

RVP_6843-Portada

Su presencia es difícil de ignorar y, cuando se le escucha, contagia una sensación de vitalidad, seguridad y pasión. Totalmente auténtica, no solo en su imagen y forma de vestir, sino en su forma de hablar de la vida y, sobre todo, de vivirla.
Coordinación y texto: Deidamia Galán Fotos: Robert Vásquez Estilismo: Joselo Franjul Maquillaje: Eliotte Casimiro Peinado: Elvira Sepúlveda Vestuario: Jenny Polanco Agradecimientos: Hotel Luca
Hace muchos años revolucionó Italia con su belleza caribeña: su afro maravilloso, su piel oliva y sus ojos azules; pero hoy, luego de una carrera estable y exitosa en Europa, esta maravillosa mujer se da la oportunidad de vivir otro sueño: probar suerte en Hollywood y no tener que decir algún día “¿por qué no lo hice?”.
Aprovechamos que recientemente visitó el país para recibir un reconocimiento especial en los Iris Dominicana Movie Awards, de la Asociación de Mujeres del Cine (AMUCINE), y hablamos con ella de su vida, sus pasiones y sus proyectos, ratificando lo que ella refleja: una persona intensa, talentosa y aterrizada.

RVP_6997

RS: Conocíamos a la renombrada actriz dominicana que se fue jovencita a Europa y tuvo importantes hazañas en el cine italiano, pero ¿qué no sabemos de Iris Peynado? ¿Qué hay detrás de estos 40 años fuera del país?
Iris Peynado: Hay una vida intensamente maravillosa, porque he vivido plenamente todas las etapas de mi vida. Después que me fui de Santo Domingo, a los 18 años, mi primera etapa fue en Londres, como estudiante, después me casé jovencita con un hombre maravilloso y muy buenmozo, pero éramos jovencitos, y nos divorciamos después de cuatro años, aunque quedándonos amigos eternamente. Luego de eso, antes de volverme a casar, viví los principales diez años de mi carrera como actriz, mis años de gloria, yo era una estrella en Italia, me invitaban a programas de televisión, filmaba muchas películas, era invitada a todas partes como celebridad, era muy conocida y joven, además me veían como una belleza caribeña. Del 1982 hasta mediados de los noventa fueron los años más importantes de mi carrera.

RVP_6823

RS: Hace poco que está residiendo entre Roma y Los Ángeles. ¿Por qué, teniendo ya una carrera forjada en Europa y estabilidad familiar, ahora se atrevió a comenzar una nueva aventura profesional?
Iris Peynado: Mi vida ha cambiado muchísimo en los últimos tres años porque hasta ese momento, mi hija Minerva vivía aún con nosotros, y naturalmente ocupaba gran parte de mi vida, pero cuando se fue a estudiar a Inglaterra fue un gran cambio, todo el mundo me preguntaba que cómo me iba a sentir, que si el nido estaba vacío, etc., pero mi esposo y yo estábamos felices, era como descubrir otra vez ser novios. Y claro que me hacen falta las hijas, porque es normal, pero como sé que ellas están felices en el extranjero, mi esposo y yo volvimos a una dimensión maravillosa. De ahí es que nace ese deseo mío de volver a trabajar en los Estados Unidos, aunque siempre viajaba de vacaciones, pero no tenía el tiempo de ir a trabajar allí, y ahora que estamos solos mi esposo y yo de nuevo, me di cuenta que ese era un deseo grande que yo tenía y que por qué no tratar de realizarlo.
En Los Ángeles tengo una agencia extraordinaria, conseguí un manager muy bueno, y es algo en lo que tengo el placer de invertir, porque me parece que es justo. Claro, esto ha implicado estar más tiempo en Los Ángeles y estar más tiempo lejos de mi casa, lo que considero mi casa, Roma, pero ¿por qué no? Si uno tiene esos deseos en la vida, debe de armarse de fuerza y realizarlos, y no quedarse luego con esa sensación de “yo quería y nunca lo hice”. Y tengo esa sensación de emoción del inicio de la carrera, y claro me da mucho miedo porque ahora no estoy de vacaciones, sino que estoy en L.A. concentrándome en un objetivo, trabajando, pero creo que en la vida hay que hacer esas cosas y no quedarte con esos pequeños deseos no realizados. Yo quiero que cuando muera, en mi lápida esté escrito: “Aquí yace una actriz dominico-italiana que fue feliz”. Siento que mis roles más importantes como actriz aún no han llegado y tengo el deber de buscarlos donde quiera que estén. Quiero trabajar más todavía.
RS: Aún sin dedicarse a la vida artística, su esposo la ha apoyado mucho durante su carrera. Cuéntenos un poco sobre él…
Iris Peynado: Mi esposo siempre me ha apoyado. Me conoció como actriz, creo que se enamoró de mí porque yo era esta cosa impresionante que apareció en su existencia (risas), porque él es algo menor de edad que yo. Pero él me ha apoyado en esta aventura, me ama muchísimo, es mi compañero de vida…

RVP_6840

RS: ¿Qué significa Italia para usted?
Iris Peynado: En realidad, yo nunca he dicho que me siento italiana, porque no es así, yo llegué a Italia ya formada, con 20 años, tenía mi formación y educación, no fui a la escuela allá, ya yo tenía mis valores morales, mi ética política. Pero ya estando casada con italiano, y naturalmente viviendo gran parte de mi vida en Italia, me siento como una mujer dominicana “italianizada”. Me siento en una posición muy buena, porque, claro, yo voto en Italia, tengo una vida social en Italia, yo represento algo en Italia, vivo la vida cotidiana italiana, pero como yo soy físicamente diferente a los italianos, tengo un tipo de formación caribeña-latina diferente; son cosas que, por más que uno viva en el extranjero, por más que uno pase inviernos europeos, esa parte se queda siempre, y es la parte que yo sinceramente he tratado de tener viva, porque creo que esa es mi identidad.
RS: ¿Qué disfruta hacer en su tiempo libre?
Iris Peynado: Hago muchas cosas, vivo en una ciudad preciosa y en una casa preciosa. Desde mi terraza puedo ver toda Roma, ahí tengo muchas plantas hermosas, tengo muchas amigas, viajo con mi esposo, cenamos mucho fuera de casa porque por el trabajo de mi esposo siempre tiene invitados que llegan a Roma y que nosotros los sacamos a pasear y cenar. He pasado vacaciones por lugares increíbles. Soy budista hace veinte años, lo que implica que sigo diferentes grupos de budismo, eso también me ocupa mucho tiempo. A veces, por períodos, voy al gimnasio, a veces hago yoga; voy al cine, a veces sola, voy al teatro, a ver conciertos gigantescos como de Rolling Stones, etc., voy a muchas fiestas, me ocupo de mis hijas… Soy una mujer muy activa en todo el sentido de la palabra. Estoy atenta a las cosas políticas en Italia, considero que uno tiene que estar presente en eso también. A veces voy al cine en la tarde con mi suegra, que es preciosa. Tengo una vida maravillosa también cuando no trabajo, y me encanta.

RVP_6926

RS: Tiene dos hijas, Laila y Minerva… ¿se dedica alguna al mundo artístico?
Iris Peynado: Mi hija Laila sí, trabaja en el cine, primer asistente de dirección, hizo su primer corto como directora en el 2014, en Los Ángeles, que tuvo gran éxito en los festivales de cine, y el mes pasado fue estrenado en televisión, en el canal de Magic Johnson, y ahora está trabajando en su segunda película como directora. Mi hija Minerva, la más pequeña, todavía no se sabe si va a acabar en cine; por ahora acaba de graduarse en la Facultad de Arquitectura en Oxford, con maravillosas notas. Está en estos momentos en Los Ángeles con nosotros también, porque está buscando trabajo como arquitecta y tiene que trabajar un año para la universidad y luego seguir la profesión. Tal vez como escenógrafa trabaje en cine más adelante, quién sabe. Por el momento, entró en mi agencia como modelo.

RVP_6944

RS: ¿Cómo se ha mantenido usted conectada a sus raíces dominicanas?
Iris Peynado: Por mucho tiempo yo venía a mi país, al menos dos veces al año, porque tenía a mi papá vivo, y yo era muy unida a mi padre, era el amor de mi vida, y yo viajaba siempre en Navidad y en agosto, y teniendo en Santo Domingo a mis hermanas, a mis compañeras de escuela, jóvenes como yo, yo seguía viviendo mi vida de joven dominicana. Mis amigas me traían a sus niños, iban a verme, o sea, todo eso me ayudó a mantenerme por diez años en completa unión con la República Dominicana.

RVP_6815

RS: A finales de agosto usted vino a recibir un reconocimiento especial en la primera edición de los Iris Dominicana Movie Awards, organizados por la Asociación de Mujeres del Cine AMUCINE. ¿Qué significado tiene para usted este reconocimiento a su trayectoria?
Iris Peynado: Para mí ha sido muy importante que AMUCINE me entregara este reconocimiento, porque fue como un revivir en el área profesional en el país, porque hace unos años Ritmo Social me hizo una extensa entrevista y tengo que decir que mi amiga Gema Hidalgo ha guardado un pedacito de su corazón para mí y es quien se ha ocupado en los últimos años de difundir lo que hago. El premio para mí fue maravilloso. En esos cuatro días intensos hice de todo: esta sesión de fotos para Ritmo, dos lecciones de masterclass, una entrevista de TV, visité a Jenny Polanco, quien además fue mi compañera de escuela y ha sido mi diseñadora dominicana por excelencia. Para mí es un honor usar su ropa porque es un orgullo ver que hemos crecido juntas y seguimos caminando juntas.
RS: ¿Hay alguna costumbre dominicana que haya inculcado en sus hijas para no perder sus raíces?
Iris Peynado: Siempre tuve una persona que vivía con nosotros y era dominicana. Desde que tuve a mi primera hija y comencé a trabajar como actriz me di cuenta que necesitaba una persona para cuidar a mi hija como quería, como eran mis costumbres y siempre tuvimos a alguien dominicana, ya fuera en Estados Unidos o en Italia. Todo el tiempo había una hermana mía viviendo conmigo, amistades que dormían en mi sala, en casa se comía comida dominicana, se tomaba café dominicano, hablábamos español. Además, me llevaba a mis hijas dos veces al año a la República Dominicana. O sea, que ellas han vivido muy cerca de sus raíces dominicanas, siempre tenemos huéspedes dominicanos, y escuchamos música dominicana, latina. Ellas se sienten italo-dominicanas cien por ciento.

RVP_6836

RS: Actualmente está haciendo un documental/largometraje en Italia sobre los museos de Venecia… ¿Nos puede contar de qué se trata?
Iris Peynado: Es lo más reciente que estoy haciendo en Italia. Es un trabajo de mucho prestigio para mí, es un docu-film que estamos haciendo en la ciudad de Venecia, lo que me permite pasar períodos maravillosos allí. Venecia tiene 11 museos cívicos y son de los más importantes del mundo, y poder hacer una película adentro de esos museos estando sola, acompañada solo del crew cinematográfico, delante de obras únicas en el mundo y dentro de palacios maravillosos, eso es ya algo extraordinario.
Por eso acepté ese trabajo; me di cuenta que eso iba a ser una experiencia única para mi carrera profesional y para mí como persona. La idea de este documental es hacer como si todos esos museos son uno solo dividido en varios lugares. Yo siempre quise vivir una temporada allí, vivir como viven los venecianos; se me dio este trabajo que fue como respondiendo a mi deseo. Creo que ese proyecto irá a festivales importantes de arte del mundo y, posiblemente, será vendido a un canal de arte o a salas de cine donde se proyectan filmes independientes y artísticos.

RVP_7028

RS: Sabemos poco de su madre… háblenos un poco de ella, qué recuerda y qué siente que heredó de ella…
Iris Peynado: Mi mamá se llamaba Altagracia Luperón, pero en Estados Unidos se cambió su nombre por Grace. Era hermosa, altísima, una mujer bella de Barahona, con ojos oscuros y piel oliva. Mi hija Minerva es la que se parece más a mi mamá. Lo más bello que me dio, aparte de haberme dado la vida, fue su capacidad de soñar; era una gran soñadora, para ella los sueños se podían hacer realidad.
Lo otro más importante fueron mis cuatro hermanitos. Aunque no me crié con ella desde los cinco años, iba todos los veranos a Nueva York a pasarme tres meses con ella y mis hermanos. Además, creo que mi mamá fue quizás la única que, en el inicio de mi existencia, quería que yo fuera actriz o algo así; me hizo hacer concursos de muñeca, donde nos vestíamos iguales la muñeca y yo (risas), ella me decía que yo tenía que ser Miss República Dominicana o Miss América, naturalmente yo no quería eso, porque lo mío era el teatro, yo era revolucionaria y estaba en contra de los concursos de belleza, pero ella siempre quiso que yo hiciera algo en el mundo artístico. Entiendo que ella fue quien más influyó en mi carrera.

CONFESIONES ÍNTIMAS

RVP_6984

Nombre completo: Iris Margarita Peynado Luperón
Lugar de nacimiento: Santo Domingo
Hermanos/as: Enrique, Frank y María Josefina Peynado; Grace, Richard, Blanche y Robert Deans; María, Elena, Yuyú y Rosalía Ramírez Roques
Fecha de nacimiento: 10 de junio
Casada con: Primo Mariotti
Hijas: Laila Petrone y Minerva Mariotti
Un recuerdo importante: El día de mi matrimonio con Primo en nuestra casa en Los Ángeles, en 1993.
Una frase de batalla: “No hay mal que por bien no venga… si tú lo decides”
Italia es… nuestra casa madre
Un gran anhelo: ¡Una finca con vacas y caballos en mi país!