InicioWhispersEmanuel de Liechtenstein investigado por matar un oso en Rumania

Emanuel de Liechtenstein investigado por matar un oso en Rumania

La caza ha traído muchos disgustos y problemas a los royal a través de la historia. Basta con recordar el safari para cazar elefantes que produjo la caída del rey Juan Carlos. Y ahora el nuevo protagonista de la polémica es Emanuel de Liechtenstein, sobrino del príncipe Hans Adam, actual soberano del pequeño principado centroeuropeo.

Pero no solo es el hecho de cazar lo que se ha cuestionado en el caso de Emanuel de Liechtenstein, sino el ejemplar del que se trata. Estamos hablando del oso más grande de Rumania y se cree que también de Europa. En los Cárpatos se calcula que viven unos 6,000 osos en libertad y este, al que se conocía como Arthur, era uno de ellos hasta que murió abatido a tiros hace unas semanas.

Un suceso que no ha tardado en ser denunciado por varias asociaciones ecologistas y que han acusado directamente a Emanuel de Liechtenstein de haber asesinado al animal con la intención de llevarse su ‘trofeo’ a casa y poder presumir de él.

De resultar ciertas las acusaciones de los grupos ambientales Agent Green (Rumania) y VGT (Austria) habría cometido un delito contra la prohibición de cazar grandes carnivoros.

Arthur, era un oso pardo de 17 años y era considerado como uno de los más grandes de su especie en Europa, fue asesinado en marzo, justo en el mes que el príncipe Emanuel había obtenido su permiso para cazar a una osa por parte del Ministerio de Medioambiente de Rumania.

El permiso fue otorgado porque el ejemplar había causado daños en varias granjas de Ojdula, un pueblo de Transilvania. Como consecuencia de esto, la Asociación de Cazadores de Rumania había organizado una partida para dar con la osa. La prohibición de cazar osos pardos se remonta a 2016, cuando la Unión Europea declaró a la especie como protegida, sin embargo algunos gobiernos permiten excepciones explícitas cuando un ejemplar amenaza a una población o a otros animales.

El palacio se ha defendido asegurando que ‘la corte real no tenía conocimiento sobre el motivo de su visita privada y personal a Rumanía. Sin embargo, al palacio le gustaría señalar que el respeto por la naturaleza siempre ha sido una de las principales preocupaciones de la casa y es un elemento central del compromiso de la familia por la sostenibilidad ecológica y social’.

Sue Helen Rodríguez
Periodista, amante del mundo digital, de la cultura y la lectura.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -