InicioRitmo PersonalEspaciosEl castillo de Glamis, la herencia de la reina Isabel II

El castillo de Glamis, la herencia de la reina Isabel II

La reina Isabel II posee una basta herencia, entre los que cuentan varios castillos, algunos de ellos con historias y maldiciones en los recintos, tal es el caso del castillo de Glamis.

Esta construcción de mil y una habitaciones de decoración imponente, ubicada en Edimburgo, específicamente en la región de Angus esconde escaleras, criptas y cámaras secretas donde se esconden leyendas e historias lúgubres.

El castillo de Glamis, es el lugar donde la reina Isabel vivió durante su niñez junto a sus padres y es donde nació su hermana, la princesa Margarita.

El castillo de Glamis

Su colección de torreones puntiagudos, simetría imperfecta y kilómetros de verde que envuelven la fortaleza, es conocido como uno de los castillos más embrujados de Escocia.

La maldición del castillo de Glamis

Los cimientos del castillo de Glamis nacieron en el siglo XIV, después de que el rey Robert the Bruce cediera los terrenos a la familia Bowes-Lyon en 1327. Con el paso de los años, la torre inicial se fue ampliando hasta alcanzar la fortaleza que conocemos hoy día.

Las leyendas persiguen a este castillo, siendo una de las más famosas la fortaleza de Earl Beardie, un cruel conde conocido por su afición al juego y a las apuestas.

Cuenta la leyenda que, una noche de sábado, el conde y otros compañeros jugaban una partida de cartas en una habitación del castillo. Poco antes de medianoche, un sirviente se acercó a recordarles que pronto sería domingo, y apostar en domingo era un sacrilegio.

El conde hizo caso omiso y la partida continuó. Pero, en cuanto el reloj tocó la medianoche, alguien llamó a la puerta.

El recién llegado, un hombre vestido con ropas oscuras, pidió incorporarse a la partida. Earl Birdie accedió, y los hombres continuaron jugando a cartas hasta que, entrada la madrugada, de la habitación escapó un alarido

Cuando el sirviente abrió la puerta, encontró al conde consumiéndose en llamas. Resultó que el recién llegado era el mismísimo demonio y, según distintas versiones de la leyenda, ganó el alma del conde en una partida o decidió condenarlo a jugar por toda la eternidad por osar apostar en domingo.

Hogar de la Dama Gris

La más popular de las leyendas, es la de Lady Janet Glamis, quien vivió en tiempos del rey Jacobo V de Escocia 1512-1542 y fue acusada, al parecer injustamente, de brujería e intento de asesinato.

Sue Helen Rodríguez
Periodista, amante del mundo digital, de la cultura y la lectura.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

El polémico comentario del príncipe Harry sobre Isabel II

Cada vez que el príncipe Harry o Meghan conceden alguna entrevista, caen en la polémica, intencional o no, es...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -