Inicio Entrevistas -Portada- Cervezas artesanales: Un mosaico de colores con sello dominicano

Cervezas artesanales: Un mosaico de colores con sello dominicano

cervezas artesanales

Más que cervezas, una invitación a deleitarse en aromas, color, texturas y sabores fuera de lo común.

Cebada malteada, lúpulo, levadura, agua e ingredientes típicos de la gastronomía dominicana dan forma a un producto exquisito y que nos representa en cada una de sus variedades como país. Hablar de cerveza es conversar sobre años de historia, es descubrir, en su aroma y sabor, el enigma que contiene la botella de una cerveza artesanal cuyo origen data del año 10,000 a.C., aproximadamente.

El proceso de fabricación, como fuimos testigos en La Cacata Brewing, es muy parecido al de la cerveza tradicional. La diferencia radica en la mezcla de sabores, texturas y color que se aprecia y que adquiere gracias los ingredientes cien por ciento naturales que utilizan. Aunque el proceso puede tardar días o meses, el resultado final es un producto de calidad que brinda, más que una simple bebida, una experiencia sensorial capaz de permanecer no solo en el paladar, sino en nuestra memoria.

cervezas artesanales

La Cacata nació, como nos explicó su propietario, Alex Valdez, con la visión de ofertar al público una variedad de cervezas que reflejaran la dominicanidad a través de un establecimiento donde se produjera y se pudiera degustar, en el mismo lugar, la cerveza. “Nuestro sector es relativamente nuevo, pero pujante. Creo que hay procesos que mejorar y mucho que educar para que el sector continúe creciendo”, expresa Alex.

Las cervezas artesanales han ido, poco a poco, ganando terreno, y aunque no es fácil emprender en un modelo de negocio que no es el tradicional, estas marcas con su autenticidad han calado en el gusto popular, como también es el caso de Gallo Pelón, un producto que nació en Santiago, inspirado en la buena cerveza y en el deseo de compartir con los demás el amplio mundo del craft beer, como nos cuenta Damián Estévez, propietario del establecimiento.

“Gallo Pelón”fue concebido para crear una experiencia memorable, donde las personas pudieran tener acceso a probar las constantes creaciones que nacen como fruto de una evaluación de las tendencias internacionales, además de interactuar y conocer los detalles de elaboración de la cerveza.

Damián nos explica que, cada día, el movimiento de cerveceros artesanales va creciendo y aportando, desde sus localidades, al crecimiento del conocimiento y la cultura de la cerveza, y aunque falta camino por recorrer, ellos se han convertido en los portavoces de un producto que representa a la perfección nuestro país.