InicioEntrevistasStefano Queirolo Palmas, embajador de Italia en República Dominicana

Stefano Queirolo Palmas, embajador de Italia en República Dominicana

foto Cirilo Olivares agradecimientos Casa de Italia

Una cálida mañana de otoño, en el patio colonial de la Casa de Italia, de la Ciudad Colonial, recibimos al señor embajador de Italia, Stefano Queirolo Palmas, para conversar sobre los proyectos y planes de esta emblemática embajada y de cómo fortalecerán los lazos existentes.

El embajador vino acompañado de Manuela Frecia, oficial de cultura de la Embajada de Italia. Nuevos y renovados aires continuarán soplando, mientras desde ya le deseamos éxitos y los mejores augurios para su gestión.

Usted es genovés, graduado de la Universidad de Génova de licenciatura en Ciencias Políticas y Dirección Internacional. ¿Qué se siente representar a los italianos en República Dominicana viniendo de la tierra del almirante?

Es un honor y gran responsabilidad, tantos genoveses y ciudadanos italianos que han venido a esta tierra maravillosa desde el primer almirante, también Cambiaso, quien fundó la Marina de Guerra de este país y tantas familias que han aportado a la sociedad, economía y desarrollo. Lo esencial es preservar el legado y seguir fortaleciendo las relaciones.

Hoy la Embajada de Italia, con la pasada gestión del embajador Canepari, nos devolvió una sede diplomática y restableció los servicios y, con esto, los lazos entre ambos países. ¿Cómo valora esa gestión y qué piensa implementar para mejorar y fortalecer esta iniciativa?

Mi amigo y colega, pasado embajador Canepari, hizo una gran gestión, se encontró en una situación que no era fácil y su gestión restableció los viejos lazos entre ambos países. Como le comenté al presidente Abinader, cuando presenté credenciales, soy el embajador residente número 30 desde 1898, y nuestra intención es quedarnos por lo menos 123 años más; tenemos oficinas, sede diplomática y estamos transformando la antigua residencia propiedad de la embajada, la cual será el “compound” que va a reunir todo lo que sea la cancillería y residencia del embajador. Este es el testimonio fehaciente que estamos para quedarnos.

“La tercera semana de noviembre iniciamos con la Semana de la Cocina Italiana, lo cual es una tradición popular que se ha vuelto una seña de identidad de nuestro País, un asunto económico de gran importancia para la exportación y un atractivo natural para los visitantes”.

¿Cuáles serían los tres puntos más importantes en que se enfocaría su gestión?
Hay que restablecer todas las instancias y áreas afines, eso lo conversamos con don Tony Raful, embajador de República Dominicana en Roma. Hay que fortalecer la cooperación cultural, hay tantas aristas y diferentes sectores como es el comercio e inversión. Durante nuestra pasada gestión se fortaleció la Cámara Domínico-Italiana, y el turismo en República Dominicana ha tenido un crecimiento increíble, por eso esta dentro de un selecto grupo de países altamente recomendados a visitar por Italia, por su manejo sanitario durante la pandemia y su gran hospitalidad.

Mi ambición es también saber comunicar una Italia que mira hacia adelante, que copreside la conferencia de la ONU sobre cambio climático, cuyos científicos toman Nobel y cuyas industrias construyen los módulos de las estaciones espaciales internacionales en órbita terrestre y lunar.

La cultura, gastronomía, arquitectura, moda, historia, arte, bel canto son los grandes ejes de Italia. ¿Cómo piensa promocionar esas bondades que Italia ha regalado al mundo? ¿Tiene algún proyecto?
Todas las embajadas italianas tienen el mandato de proveer y dar a conocer todas estas bondades que han hecho grande a Italia.

La tercera semana de noviembre iniciamos con la Semana de la Cocina Italiana, lo cual es una tradición popular que se ha vuelto una seña de identidad de nuestro país, un asunto económico de gran importancia también para la exportación y un atractivo natural para los visitantes. Hablando de turismo, Florencia y Venecia todo el mundo conoce, pero hay parajes hermosos esperando a ser descubiertos que son maravillosos, esa abundancia de ciudades menores y hasta pequeñas aldeas de como mínimo 1000 años de historia, que a lo mejor fueron reinos independientes y han sabido preservar y legitimar sus patrimonios ancestrales. ¡Nadie en la provincia italiana se siente menor que Roma ni le tiene complejos!

La familia italiana ha creado una colonia muy fortalecida de valores y grandes empresarios. ¿Piensa involucrarse de manera directa para proyectos en común?

Que estemos realizando esta entrevista en Casa de Italia, sede cultural para todos los italianos y amantes de la Italia, no es casualidad. Acogemos con gran alegría la restauración de esta antigua casa y su legado, y también –como mencioné anteriormente– todo el apoyo a la Cámara Domínico-Italiana, conformada por sectores de decisión y trayectoria; ya con estas señales claras, iniciamos el proceso de continuar fortaleciendo el legado italiano en el país.

¿Cuál le gustaría fuese su legado cuando le toque partir de esta hermosa tierra?

Lo más bello es pensar que hemos seguido sumando a aquello que hicieron nuestros antecesores, gobiernos, embajadores, amigos; hay que respetar y valorar. Mi mayor legado sería animar a todas las fuerzas vivas a que colaboren para un mejor entendimiento entre ambas naciones.

¿Algún mensaje para la comunidad italiana?
Que tienen nuestro apoyo, no solo como representantes del Estado, sino también como compatriotas, un apoyo decidido en un esfuerzo común de presentar también una Italia moderna y aunar esfuerzos para responder a todas las necesidades de esta querida comunidad que me honro en representar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Ben Affleck se sincera sobre su relación con JLo

'Nunca segunda partes fueron buenas', así reza la frase, pero, ¿Qué tanto tiene de cierto? Si le preguntáramos a...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -