InicioEntrevistas-Portada-Miriam Germán Brito: Una procuradora con sed de justicia

Miriam Germán Brito: Una procuradora con sed de justicia

AGUERRIDA.

Fotos: Roberto Guzmán

Miriam Germán Brito

Una mujer de temple que ha sabido sobrellevar situaciones adversas en el plano judicial, en el que se ha consolidado como una férrea defensora de la justicia, de aquella que busca garantizar un libre acceso a las personas y salvaguardarles sus derechos, respetando siempre su dignidad, pero sin dejar de lado el cumplimiento certero de las leyes que nos rigen. Esta magistrada que tiene sobre sus hombros el gran peso de dirigir la Procuraduría General de la República, representa con firmeza y gallardía a la figura femenina en el escenario jurídico, desde donde se ha empoderado para demostrar que tienen la capacidad suficiente de generar un cambio sustancial en el sistema, transformando positivamente las normativas empleadas en los procedimientos a ejecutar con imparcialidad, a favor de fortalecer la reputación del Ministerio Público, con respecto a los casos que tienen a su cargo resolver, sin dar cabida a la palabra “Impunidad”. A Miriam Germán no le tiembla el pulso a la hora de ser justa y a sabiendas de ello, aquí una frase idónea: “Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido”, Simón Bolívar.

Una prominente trayectoria jurídica ha protagonizado su vida, ¿cómo describiría los años que ha dedicado al ejercicio de la justicia?

Ha sido un largo camino con experiencia variada y, al final, he llegado a tenerle un profundo amor al oficio, y en el ejercicio me he encontrado con todo tipo de personas, tanto de trato humilde con una nobleza que conmueve y otras que se creen dueñas del mundo.

Todo un país se mantuvo en vilo esperando su designación como procuradora general de la República, ¿cuál fue su reacción al enterarse de que ostentaría este importante cargo?

Yo me enteré de esto a última hora porque lo había visto en muchas partes, en las redes. Y no podía darlo, por cierto, porque se agradece el apoyo de las redes y grupos, pero, al fin y al cabo, es el presidente que nombra por decreto y yo no había conversado con él. Yo tuve la certeza el día antes.

¿Cuáles son los objetivos que usted piensa desarrollar desde este escenario?

Tratar de mejorar las cosas, mantenerme vigilante con relación a todos los amagos de corrupción y, en cuanto al trato, recordar la dignidad de todas las personas, empleados y procesados, tratar con respeto a cada quien y mejorar las condiciones de todos.

¿Qué puede esperar el pueblo dominicano al finalizar este 2020 en lo que respecta a los escándalos de corrupción que han ocurrido?

Hay algunas cosas que están en proceso de revisión final y que se han manejado acorde a las reglas y las pruebas presentadas. Pronto saldrá a la luz pública uno que otro asunto.

Miriam Germán Brito

¿Qué le motivó a inhibirse del caso Odebrecht?

En primer lugar, cuando yo di un voto disidente, se estaba conociendo la medida de coerción. En ese voto, tuve juicio muy duro con respecto a la acusación, porque se basaba principalmente en delaciones premiadas y las declaraciones tenían un carácter dubitativo y no afirmaban de manera tajante ninguna infracción, y no creo que, habiendo dicho eso, yo debiera permanecer ahí. Además, yo tengo una amistad larga y cercana con Víctor Díaz Rúa, que es parte del proceso.

Desde su perspectiva, ¿cómo piensan seguirle haciendo frente al flagelo del narcotráfico?

En ese asunto, las investigaciones deben pronunciarse. A veces, los organismos aquí se precipitan, por lo que se va el pez gordo y se quedan con tilapias. No es cuestión de la prisa por acabar pronto, por presentar un caso, es recoger todo lo que pueda consolidar la acusación. Por ejemplo, una vez yo conocí un suceso de una persona, eso era cuando ella estaba en primer grado, que trajeron un cargamento de cocaína en unas plantas eléctricas. Desde ese organismo persecutor de sustancias ilícitas sabían que eso venía ahí, pero se precipitaron, ¿y a quién agarraron?: al tributario que iba hacer las diligencias para sacar las máquinas. Ese no era ni dueño, ni cómplice, ni nada y, además, era una persona habitual en ese medio.

Este mes se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. ¿De qué manera consideran reforzar la garantía de acceso a la justicia para mujeres maltratadas?

Que sea menos dificultoso el acceso a los tribunales, que no se hagan cosas absurdas. Por suerte, esa es una práctica que está disminuyendo, la de darle a la mujer la cita para que se la entregara al hombre. También, debemos fortalecer las casas de acogida y a la hora de recibir la denuncia, tener en cuenta todas las cosas que puedan indicar una peligrosidad, como si es un individuo que porta armas o si es una violencia reiterativa. Han muerto aquí demasiadas mujeres y las matan como si se tratase de un animal. Aquí hay un gran número de hombres que le dan a la mujer una mirada de propietario. 

¿Cómo visualiza a la mujer de hoy en el escenario jurídico?

Ha cambiado mucho la participación de la mujer. Antes, la mujer abogado se limitaba a un papel más o menos pasivo, de estar en la oficina para hacer divorcio, hacerse notario para certificar cosas, pero ahora no. Hoy en día, en el ejercicio, hay mujeres íntegras pero combativas, que no se dejan amedrentar de nadie. Tengo una amiga que fue alumna mía y ella con la técnica del interrogatorio y contra interrogatorio es fantástica, y con los años ha ido conociendo al dedillo la norma y no sé si deba decirte quién es porque parecerá una propaganda.

¿Y usted la admira a esa amiga?

Sí, y la quiero con todo y su carácter (risas).

Milagros De Jesús
Periodista, locutora y maestra de ceremonias. Amante de la escritura creativa y de las buenas historias.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

El polémico comentario del príncipe Harry sobre Isabel II

Cada vez que el príncipe Harry o Meghan conceden alguna entrevista, caen en la polémica, intencional o no, es...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -