Él es un artista plástico que vive el arte en todas sus manifestaciones, desde pintar, el cine, hasta la música. Nació en Santiago de Cuba el 4 de agosto de 1951 y, desde su infancia, se gestó su conexión con el arte y a partir de los 13 años comenzó a incursionar en él de manera más formal. Mientras a los niños de su vecindad le regalaban juguetes, a él le dejaban libretas y lápices y eso le ayudó a ser el artista que es hoy día.

Realizó sus estudios en la Escuela de Arte “José Joaquín Tejada” en la ciudad de Santiago de Cuba. Estudia en la Escuela Nacional de Arte (Cubanacán) y en el Instituto Superior de Arte. En la actualidad trabaja como profesor de diseño, dibujo y pintura en la Escuela de Arte “José Joaquín Tejada” y en la Cátedra de Educación Artística de la Universidad de Oriente. Es el creador y fundador del “Taller Cultural de Santiago de Cuba”. Entre otras, colabora con el conjunto Dramático de Oriente realizando diseños gráficos y escenografías.

Oscar considera que aprende del arte todos los días y ama trabajar con jóvenes, porque se contagia de su frescura y vitalidad. Sus creaciones plasman de rebosante cotidianidad, son una exaltación del ser humano en “la vida normal”. Por lo general, sus pinturas están creadas en series con un concepto lineal, ha manejado temas abstractos, pero siempre dándole protagonismo al hombre en su entorno.

La musa inspiradora de Carballo está en los sucesos de la vida terrenal o común. Desde el amanecer, él encuentra inspiración de momento en momento, el observar una taza de café, una mujer o hasta el ver las personas dialogando en un lugar público es su fuente de creación. En una de sus anécdotas, cuenta que decidió dejar de usar su vehículo solo para disfrutar del paisaje y para estampar sus vivencias con pincel y colores. El entorno esta repleto, para él, de temas que pintar, solo hay que observar y tener buen ojo; allí se esconde su creatividad. Sus obras se encuentran en colecciones públicas y privadas en Cuba, Alemania, Estados Unidos, México, República Dominicana, Bolivia, Venezuela, Francia y otros países de Europa.

Dentro de las menciones que ha recibido están: Mención en Pintura, 1er. Salón de Profesores, Santiago de Cuba, 1973. Mención de Grabado, 2do. Salón Provincial de Profesores, Santiago de Cuba, 1974. Mención de Grabado, 3er. Salón Nacional de Profesores, La Habana, 1975. Mención de Grabado, Salón Nacional Juvenil, Parque Lenin, 1976.

Entre sus premios se encuentran en el Salón “La Literatura en la Plástica” Homenaje a Onelio Jorge Cardoso, 1979. Primer Premio, encuentro de Grabado 83 Sala Tespsis, La Habana, Cuba, 1983. Primer Premio de Grabado, Salón Nacional de la UNEAC, Museo Nacional de Bellas Artes, 1984.

Ha participado en más de cien exposiciones colectivas nacionales e internacionales y, a finales del 2016, realizará una exposición en La Habana, Cuba, en la institución “La Casa del Alba”.
Además, ha impartido cursos, conferencias y conversatorios en universidades e instituciones culturales de Cuba.