InicioRitmo PersonalEspaciosLa encantadora habitación de Matteo, el primer hijo de Isabela Egan Reid

La encantadora habitación de Matteo, el primer hijo de Isabela Egan Reid

Para esta edición especial de madres, conversamos no solo con una talentosa estilista de moda y diseñadora de interiores; también una madre dedicada que ha sabido combinar sus pasiones y habilidades para crear un entorno hermoso y acogedor para su familia: Isabela Egan Reid. Nacida en República Dominicana y formada en Milán, Isabela ha forjado una carrera única y exitosa en el mundo del diseño, influenciada en gran medida por su madre, Patricia Reid.

Isabela estudió Fashion Styling en la prestigiosa ciudad de Milán. Sin embargo, al regresar a República Dominicana hace 12 años, descubrió que el concepto de contratar un estilista de moda no era tan común en el país. 

Este desafío inicial la llevó a unirse a su madre en el negocio del diseño de interiores, donde encontró un nuevo canal para expresar su creatividad.

Juntas, abrieron Casa Palma, una tienda dedicada a artículos para el hogar. Con el tiempo, transformaron el negocio en Casa Palma Garden, un salón de eventos que ha mantenido su éxito hasta hoy. Isabela atribuye su aprendizaje y desarrollo en el diseño de interiores a un proceso autodidacta y a la inestimable ayuda de su madre.

La llegada de Matteo, el hijo de Isabela, fue un momento crucial que trajo consigo una nueva faceta en su vida: la maternidad. 

La creación de la habitación de Matteo fue un proyecto especial para Isabela, lleno de amor y atención al detalle. Al enterarse del sexo de su bebé, Isabela comenzó a comprar muebles y decoraciones, buscando un estilo que fuera adecuado para ambos sexos. Optó por colores neutros y pasteles, combinando un tono azul pastel con un papel tapiz del mismo color y liebres blancas, creando un espacio sereno y adaptable.

Entre los elementos favoritos de Isabela en la habitación de Matteo se encuentran un set de seis cuadros pintados por su madre y una alcancía de conejo azul, un regalo especial de su hermana que le recuerda su propia infancia.

Isabela describe su experiencia como madre con asombro y gratitud. “Al dar a luz, estaba asombrada y al mismo tiempo no podía creer que mi bebé ya estaba en mis brazos”, recuerda. Aunque el parto fue largo y agotador, considera tener a Matteo en sus brazos como uno de los momentos más satisfactorios de su vida.

Para Isabela, lo mejor de ser madre es la profunda conexión emocional con Matteo. Aunque adaptarse a las nuevas rutinas, como despertarse en la madrugada, ha sido un desafío, ella encuentra alegría en los momentos tranquilos y en la conexión que comparten. “Siento que mi bebé es bien portado; la mayor parte del tiempo está tranquilo, y es en esos momentos cuando aprovecho para hacer esa conexión madre e hijo que tanto me encanta y que ellos tanto necesitan”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

‘El Arte de la Resiliencia’: La exposición de la...

La artista contemporánea dominicana, Iris Pérez, llegó a Japón con una exposición individual bajo el lema ‘El Arte de...

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -