InicioRitmo PersonalBitacoraMis vivencias en "la sierra encantada" de Bahoruco

Mis vivencias en «la sierra encantada» de Bahoruco

texto y fotos: José Miguel Pantaleón

Desde que conocí la Sierra de Bahoruco y sus tesoros, le agregué el calificativo de “encantada” o “Sierra de los encantos”. Penetré el corazón de la Sierra en el 2008, junto a mis amigos y fotógrafos de naturaleza, Pedro Genaro Rodríguez y Miguel A. Landestoy, en un viaje que me dejó identificado y enamorado para siempre de nuestra amada “Sierra Encantada de Bahoruco”. Enamorado no solo de sus encantos, sino también de su agonía, su constante amenaza y vulnerabilidad por su localización geográfica.

Nadie en este país debe morir sin conocer y cruzar este macizo que alberga la mayor cantidad de especies endémicas, convirtiéndose en el sitio más biodiverso de nuestra isla y, para muchos biólogos, uno de los lugares de mayor biodiversidad del mundo.

¿Cómo acceder para conocer los tesoros que guarda en su corazón la Sierra de Bahoruco? No olvidemos que se encuentra entre las provincias Independencia, Pedernales y Barahona, siendo “Sierra de Bahoruco” de nuestro lado, y se continúa con el macizo “La Selle”, del lado de Haití.

Hay dos maneras de conocerla: una por el camino angosto, lleno de pendientes, dificultades, piedras y espinas, como los que conquistan el cielo, y otra por una ruta llana, ancha y de asfalto. El primero, por supuesto, tiene mayores premios y nos da la oportunidad de desplazarnos sobre caminos de tierra, adornados por flores silvestres, agradables temperaturas y bañados en aromas de los Pinus Occidentalis, que son nuestros pinos endémicos.

Otras vias para llegar

Pernoctar o acampar en Villa Aída, con la majestuosa vista de tener en frente a Loma del Toro, el segundo más elevado, con 2,367 msnm. Por supuesto, estoy hablando de llegar a la sierra vía Duvergé, Puerto Escondido, la Placa, el Aguacate, Zapotén, Villa Aída, Loma del Toro, Los Arroyos, Río Mulito, Mencía, Aguas Negras y Pedernales.

Luego de ahí, podemos bañarnos en Cabo Rojo, Bahía de las Águilas, o subir El Aceitillar y Hoyo de Pelempito. Hacer esta travesía implica utilizar vehículo todo terreno de doble tracción y es lo que hemos definido como conocer la Sierra de Bahoruco de manera cimarrónica.

Gabriela Hungria
Comunicadora Social. Creativa y apasionada por las artes y el entretenimiento. Me gusta entrevistar y conocer personas. Amante de la gastronomía y escribir sobre el tema.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

El gran debut de Delphine de Bélgica como princesa

Delphine de Bélgica, hija reconocida por Alberto II de Bélgica, ha vivido hoy un día inolvidable y que sin...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -