Inicio Colaboradores Somos Su Voz... Somos su voz: “Salvar un animal cambiará el mundo de ese ser”

Somos su voz: “Salvar un animal cambiará el mundo de ese ser”

Somos Su Voz

¿Cómo incorporarlas al nuevo hogar? El día en que traes esa nueva mascota a casa, sea que ya tengas una previamente o solo traer una nueva, procura hacerlo debidamente desde el principio. Recomendamos presentarlos en un lugar ligeramente retirado del hogar donde vivirán juntos,  luego caminarán todos unidos hasta el hogar, siempre recordando que debe ser el amo, el que marque el paso y lleve la delantera.
Si es una única mascota, de igual forma recíbela afuera y haz el proceso mencionado arriba, si es muy bebé simplemente lo llevas directo al hogar y le procuras todo el amor y cuidado que se merece un animalito recién desprendido de su madre.
Algunas razones de por qué tener una mascota:
Crear responsabilidad. Este es un gran factor, pues el animal depende de nosotros y por ende ayuda a los niños a adquirir valores de aprendizaje y de tener mejor actitud, lo cual repercute en su autoestima y confianza. Otro aspecto es aprender etapas de la vida de un ser viviente como: nacer, crecer y morir.
Romper la rutina. El hecho de adoptar un animalito en fase de crecimiento nos lleva a esforzarnos en su cuidado; si por el contrario lo adoptamos crecidito debemos esforzarnos en conocerlo, pues ya tendría su propio carácter y  una vida anterior que debemos tener presente a la hora de reeducarlo.
Salud. Proporcionan más actividad física, ya que al sacarlos a pasear, también nos invita a  ejercitarnos.
Bienestar emocional. Está comprobado que cuando les acariciamos, nuestro cuerpo segrega endorfinas y se reduce el estrés, es una fuente inagotable de compañía y sentimos mucho afecto y alivio cuando enfrentamos aislamiento y soledad.
Beneficio. Recientes estudios indican que favorece aspectos esenciales para el buen funcionamiento del organismo humano, nos mejoran la salud cardiaca. 
Beneficios. En conclusión la vida será más divertida con una mascota en casa, habrá mejor ánimo, más ilusión y una relación recíproca que al cultivarla con actividades del diario vivir, de seguro obtendremos una familia mucho más unida y feliz.
Además del arduo trabajo que implica para los voluntarios rescatistas, el buscar hogares a los callejeros se suma el de otros animales de raza que ya no son deseados por sus dueños, de ahí una frase muy usada por nosotros que dice que:  “Ni los de raza se salvan”, porque hasta ellos pasan calamidades. 
No es que estemos en contra de que se adopten o se compren animales de pura raza… al contrario, cada animalito merece un buen dueño y a diario les ayudamos, pero es bueno que se forme una mayor conciencia y lograr que la venta de mascotas  se realice con un buen criterio depurando el nuevo hogar para que sea para siempre, evitando la sobrepoblación y el abandono, pues cada vez es más frecuente notar a dueños de mascotas perdiendo rápidamente el interés y deshacerse de los animales acudiendo a nosotros, quitándoles la posibilidad a animalitos de la calle de conseguir un hogar.
Antes de deshacerse de sus animales, recapaciten, lean todo lo que implica para el animal su abandono, desde deprimirse, enfermarse y hasta morir.
A menudo vemos en las carreteras empresas cercadas con espacios muy seguros y enormes, ojalá unirnos y crear un programa de adopciones en el cual cada hogar, cada empresa de este país adopte una mascota esterilizada y vacunada. Lo ideal sería tener un animalito de raza y a la vez algún rescatado.
Si después de leer todo lo anterior deseas adoptar, dirígete a las redes sociales, pregúntale a un amigo que de seguro sabrán orientarles sobre los diferentes grupos que tienen variedad de ¡animalitos esperando para ser adoptados!

EDITORIAL.

Además de mi preciada familia, madre de tres, abuela de tres, tengo suficiente amor para asumir el rol de madre adoptiva de dos perros adorables: Mauricio (Mau), un mestizo adoptado, y Yaco, un hermoso ejemplar de la raza Bóxer.
Adoptemos. ¡Recibamos con alegría un animalito callejero u otro de raza que no tenga hogar! Así como hay razas hermosas para todas las familias, de igual manera existen los animalitos callejeros en especial, los perros y gatos a los que hemos bautizado como “Raza Doyamor” muchos me preguntan qué raza es esa Jackie… si lo leen corrido parecería una raza poco común como por ejemplo, Samoyedo, Boyero de Berna… pero no,   si dividen la palabra leerán “Doy amor”, pues de eso se trata, de dar y recibir afecto.
Mascotas en el hogar, ¡excelente paso! Pero antes hazte estas preguntas: ¿por qué quiero una mascota?, ¿dispongo de tiempo para atenderla?, ¿tengo recursos necesarios para su cuidado?, ¿puedo tener un animal donde resido?, ¿quién le cuidará mientras trabajo o viajo?, ¿puedo ser un dueño responsable? Escoger la mascota ideal debe depender del estilo de vida del hogar al que va, si ya tienes un animalito en casa, analiza su carácter y también toma en cuenta el temperamento del que viene para que puedan convivir juntos.