Inicio Columnistas P.S. It's Fancy Showcase: El Clutch

Showcase: El Clutch

P.S. IT’S FANCY.

Composición: Marcos Nova
Composición: Marcos Nova

La fascinante historia del Clutch

Después de los zapatos, él es el mejor amigo de una mujer, y no hablamos precisamente de diamantes; sino más bien de un impecable e irresistible tipo de bolso, que sabe marcar la diferencia cuando forma parte de un outfit: el “clutch”.

Desde sus orígenes, el bolso de mano se ha pensado para ocasiones especiales, siendo uno de los propósitos iniciales, que las mujeres llevasen en él solo sus artículos de primera necesidad.

ClutchEl primer ejemplar del que se tiene constancia fue el que llevó la emperatriz Josefina de Beauharnais, primera esposa del emperador Napoleón Bonaparte, en el siglo XIX, pero no fue hasta el XX que este tipo de bolso se convirtió en un accesorio distintivo, tanto de las mujeres de alta sociedad, como de las estrellas del séptimo arte.

Sin embargo, fue el lanzamiento del “Minaudière” -un bolso de mano de tamaño más pequeño y de material  rematado con detalles de pedrería y de cristal, cuando el clutch obtuvo la repercusión de la que puede presumir hoy en día.
Durante el estallido de la Segunda Guerra Mundial, la fama de la que gozaron este tipo de carteras cayó en lo efímero. En esta etapa, los bolsos aumentaron cada vez más su tamaño, influenciados por los aires de autosuficiencia , con estilo militar y austero, debido a la escasez de materiales.

Composición: Marcos Nova
Composición: Marcos Nova

 

 

Posteriormente, la oleada de “amor y paz” que trajo el mar de los Hippies, también robó un poco de protagonismo a estas piezas; pero no pasaría mucho tiempo, antes de que se retomara el tema.
Fue aproximadamente para inicios de los 70, cuando personas como Judith Leiber, la primera mujer en unirse al gremio de diseñadores de carteras en Budapest, Hungría, mostraron al mundo su talento, catapultándose, en su caso, como “Queen of Clutch” (la reina de los clutch). Esto último por su especialidad en los bolsos de mano y los bolsos de fiesta, aportando toques de glamour y “excesos” (en cristalería) a sus creaciones. Sus bolsos se convirtieron rápidamente en todo un símbolo de distinción para las mujeres de mayor estatus, incluyendo primeras damas.

¿En los 90? Las carteras de mano estaban en todos lados, dejó de ser una pieza exclusiva de las celebridades, para convertirse en la primera opción de “cartera de fiesta” (como sinónimo de pieza para ocasiones especiales) para toda mujer deseosa de agregar elegancia a su vestuario. A partir de entonces, las firmas de bolsos prestaron importante atención a los clutch, lanzando, cada una de ellas, su propia versión de este tipo de carteras. Han jugado con las formas, los tamaños y los materiales en búsqueda de las colecciones perfectas para todo tipo de mujer. Los “Baguettes” (inspirados en el tipo de pan que lleva el mismo nombre), “Minaudière” (tipo monederos), Los tipo “canasta”…son solo algunos de los ejemplos que nos demuestran que ciertamente las opciones son bastante amplias; solo tienes que buscar el que se ajuste a tus necesidades, a tu tipo de cuerpo y a tu gusto.

Y a pesar de que aún hay quienes mantienen la idea de que estas poderosas piezas se conservan para bodas y eventos importantes; existen sus modelos para el día a día. Así que si eres de las que confían en el toque de sofisticación para un look casual y desenfadado, esta cartera de mano es, sin lugar a dudas, tu respuesta.

Composición: Marcos Nova
Composición: Marcos Nova

Editorial

Quien ha tenido que buscar “algo” dentro de la cartera de una mujer, probablemente se ha tenido que enfrentar, en determinado momento, con dos posibles escenarios: un hoyo negro donde se encuentra absolutamente “de todo”, o un espacio con mil y una minibolsitas donde todo está perfectamente organizado.
Sea cual sea el caso, pedirle a una fémina que reduzca la cantidad de artículos que lleva dentro de su bolso, tiene el mismo efecto en ellas que el “tenemos que hablar” en los hombres. Sin embargo, el clutch logra el efecto contrario, de hecho, desde su primera aparición en el mercado, esta cartera de mano vino pensada con el objetivo de que las mujeres llevasen dentro de ella exclusivamente, los artículos de primera necesidad.
Y no sabemos si es eso, o el hecho de que somos defensoras del “todo por la belleza”; pero vaya que ha resultado, porque inclusive hoy, que los teléfonos inteligentes vienen en versiones gigantescas, logramos lucir el “Clutch” a como dé lugar.
Así que en esta edición de “P.S. It’s Fancy”, pusimos en “Showcase” (El escaparate) a esta coqueta cartera de mano, para conocer un poco de su historia, sus distintas presentaciones y uno que otro dato de interés…porque piezas tan especiales como estas, definitivamente se lo merecen.