InicioSin categoríaShoreditch y Brick Lane

Shoreditch y Brick Lane

Vanguardia del East End londinense

texto Miriam Soto fotos Fuente externa

 

Si Londres marca las tendencias globales, el East End es quien marca las tendencias londinenses y, en los últimos años, ha pasado de ser el núcleo y el símbolo de la clase obrera a convertirse en el centro de la cultura “hipster” y de la vanguardia artística de la capital británica, que han encumbrado a Shoreditch y Brick Lane como las zonas de moda de la ciudad. El East End se ha consolidado como el centro del ocio juvenil y como un hervidero cultural moderno, surgido a la sombra de la City y como réplica al West End, cobijo de las élites, el lujo y gran parte de las visitas indispensables para los millones de turistas que cada año pasan por la capital británica.

 

El este de la ciudad vive una época de esplendor, con Shoreditch a la cabeza como el barrio de moda, gracias al arte urbano, las nuevas galerías, las tiendas de segunda mano y los mercados “vintage”, además de los locales nocturnos y los restaurantes que se han convertido en los favoritos de los jóvenes londinenses.

 

LOS MEJORES GRAFITI.

 

Los precios imposibles del West End son, en parte, responsables del resurgir de la zona este de la capital británica, un área tradicionalmente industrial y en decadencia hasta finales del siglo pasado, cuyos almacenes abandonados han sido reconvertidos en tiendas, galerías de arte, restaurantes y bares de moda.

Pasear por Brick Lane y Shoreditch es hacer un recorrido por el mejor arte urbano londinense, británico e internacional –con obras, entre otros, de Banksy–, que ha dado una nueva vida de color a las paredes de ladrillo que abundan en el barrio, con ejemplos destacados en Brick Lane, Shoreditch High Street, Hoxton Street o Fashion Street, murales que cambian continuamente y son motivo suficiente para acercarse al barrio.

 

El éxito de las rutas para conocer del arte callejero de Shoreditch reflejan el auge de un barrio que tiene hoy tanto atractivo como lo tuvo el ahora turístico Camden en sus mejores días, como muestra el bullicio de cada fin de semana en mercados como el de Spitafields, el de las flores en Columbia Road o el de Brick Lane.

Brick Lane es el corazón de la comunidad bangladesí de Londres, y el curry y los letreros en bengalí conviven con los nuevos locales modernos, los grafitis, las tiendas “vintage”, los mercados y la icónica torre de la Old Truman Brewery, la que fue la mayor fábrica cervecera de Londres, hoy convertida en centro cultural y de ocio.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

La princesa Mako de Japón abandona la familia imperial

Su historia de amor nunca tuvo las luces que caracteriza a los cuentos de hadas, pero contra viento y...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -