InicioEntrevistasLos alucinantes sabores que hipnotizan los paladares

Los alucinantes sabores que hipnotizan los paladares

El arte de la pastelería endulza el alma.

Los exquisitos aromas de los postres nos hacen navegar entre un sinfín de idílicas sensaciones que nos recuerdan a nuestra infancia: la etapa más dulce de todas.

Fotos: Greg Photography, Jerameel Naim y Fuente Externa


REPORTAJE ESPECIAL.

Una vez escuchamos la palabra “dulce”, en nuestro cerebro se activan señales neuronales de recompensa y placer, vinculadas a la liberación de dopamina. Por tal motivo, las personas tienden a volverse adictas a estos manjares que comienzan por deleitar los paladares y terminan eclipsándonos por completo.


Cuando degustamos un aperitivo de este tipo, la vida se llena de los colores de un arcoíris, logrando que todo lo que nos rodea se vea diferente. Alegrar a las personas es la filosofía de los alimentos acaramelados. No crean que pretendemos causarles un coma diabético, pero es que no podemos negar el poder cautivante que ejercen sobre quienes los degustan en cualquier momento del día, siendo capaces de llevarnos a la gloria.

Pastel alegórico a Alicia en el país de las maravillas, creación de Nicole Goyco.


Según se registra en la historia, hace más de 7,000 mil años, en Mesopotamia y el Antiguo Egipto se elaboraban panes de miel redondos, espolvoreados con ajonjolí, mientras que en la Antigua Grecia los nacimientos se celebraban con pasteles. Los confeccionados en Atenas tenían gran fama, ya que eran cocinados con harina, queso y aceite. Sin embargo, fue en el Imperio Romano, hacia el siglo IV a.C., cuando se identificó por primera vez la diferencia entre el panadero y pastelero, introduciendo de esta forma el oficio de los pastillariorum.


Sin embargo, cabe destacar que a los árabes se les adjudica el haber popularizado los dulces de azúcar cristalizado con frutos secos. No obstante, con el descubrimiento del cacao, hubo toda una revolución al momento de preparar platillos dulces. La fusión del chocolate y el azúcar en la Edad Media favoreció el surgimiento de tiendas similares a las pastelerías y confiterías actuales.

El arte de la pastelería
Pie de coco, elaborado por Laura Amalia Fernández.


Desde ahí hasta nuestros días, el proceso evolutivo del arte de la pastelería ha tenido un repunte tremendo, debido a que, para los festejos, es una tradición que esté presente un pastel, ocupando así una posición privilegiada en los emblemáticos eventos sociales, entre ellos: fiestas, cumpleaños, bodas y bautizos, en fin, un sinnúmero de actividades en las que una tarta cobra gran protagonismo por su diseño, colorido y sabor.


En lo que concierne a la República Dominicana, esta disciplina culinaria ha cobrado prominencia por la alta demanda de bizcochos que se elaboran aquí y se caracterizan por su vasta calidad en su masa y la creatividad que impera en sus decoraciones, convirtiéndose en una idílica obra de arte para degustar.

Blondies, creación de Laura Amalia Fernández.


No hay dudas de que, en nuestro país, el consumir postres se ha vuelto una doctrina cautivante. Es por esto que existen jóvenes que se han encaminado a esta ola de comestibles dulces, para alegrar las almas de sus comensales, quienes se decantan por deleitar sus paladares con las exquisiteces que elaboran, ya sea galletas, brownies, tiramisú, flan, pasteles y una infinidad de delicias.


El emprendimiento en la pastelería dominicana tiene nuevos rostros. Hoy, les mostramos a dos de ellos que se han destacado en esta actividad gastronómica, logrando así captar a un gran público por la sabrosura que destilan sus creaciones y que los hacen delirar por doquier.


Nicole Goyco

Arte de la pastelería


Se aventuró en el mundo de la pastelería en el 2014 con su marca Bake Posh. “Decidí empezar este negocio con la idea de una experiencia, tanto para el paladar como visual, para el cliente. Con los años, mi negocio ha progresado y se ha expandido por las redes sociales y la reputación que ha creado, el servicio que se brinda y la calidad del producto”, sostiene.


Sus inicios en esta especialidad se remontan a cuando, de niña, su madre le hacía bizcochos, desde ahí se encendió en ella esa chispa por querer endulzarle la vida a las personas, mediante su apasionante vocación de dar rienda suelta a su imaginación para crear lo que más disfruta: formar parte de los momentos más memorables de sus clientes en cada bocado.


Nicole nos reveló el secreto de sus recetas y es justamente la atención a los detalles, la pasión y el amor en cada pieza que entrega. “Ver la cara de felicidad de mis clientes simplemente me llena de satisfacción y alegría”, asegura.


Laura Amalia Fernández

El arte de la pastelería


“Lo que más amo de mi trabajo es crear, ver a mis clientes disfrutar sus postres y que estos lleguen a ser parte de momentos especiales en sus vidas. Y, hace pocos años, descubrí que enseñar también es una gran pasión para mí” nos confiesa “La Baker” (su nombre artístico en la industria pastelera dominicana).


Caramella Bakery y La Baker Cookies son las dos marcas que ha impulsado y con las que ha cosechado los frutos de su ardua labor de confeccionar postres que conectan con los sentimientos positivos y hasta el confort del paladar de sus clientes.


En cuanto a su proyecto de enseñanza “Girls Baking Camp”, expresa que: “Es muy bonito para mí transmitirles mi pasión por la repostería y hasta conectar con esa niña Baker que fui y que tanto disfruté ser, allí es donde está el verdadero sentido de lo que me mueve todos los días para trabajar en esto que hago” .

Milagros De Jesús
Periodista, locutora y maestra de ceremonias. Amante de la escritura creativa y de las buenas historias.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -