Inicio Entrevistas -Portada- Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh

Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh

Nina Ricci

Dinámicos.

“La moda Es una actitud para gozar y ser feliz”. Nina Ricci.

Rushemy, de sangre curazoleña, y Lisi, de origen dominicano, llegan a la prestigiosa firma francesa Nina Ricci con toda su pasión caribeña y riqueza cultural, a la dirección creativa de la maison. Durante su visita al país, conversaron en exclusiva con Ritmo Social. He aquí el resultado. Disfrútelo.

fotos Sahira & Geber estilismo Giovanna Vásquez maquillaje Cary Michelle Flaz peinado Elvira Sepúlveda locación Renaissance Santo Domingo Jaragua agradecimientos Champagne Taittinger y United Brands

RUSHEMY BOTTER Y LISI HERREBRUGH, UNA PAREJA QUE ADEMÁS DE COMPARTIR VIDA AMOROSA, DISFRUTAN JUNTOS SU PASIÓN POR LA MODA Y EL TRABAJO EN EQUIPO.

El talento y la creatividad les corre por las venas, y esos fueron los remos que le llevaron al lugar en el que hoy se encuentran: la ya citada dirección de la maison francesa de origen italiano, Nina Ricci, a pesar de ser casi “desconocidos” en el competitivo universo de la moda. Antes de ocupar la curul de la casa de alta costura, Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh solo se les conocía por crear y dirigir su propia firma: Botter Menswear, sello bajo el cual han ganado diversos premios de confección, tales como: Dries van Noten Award, Gran Premio Première Vision en el Festival Internacional de Moda y Fotografía de Hyères, además de ser finalistas en la más reciente edición del Premio LVMH del pasado año.

Sus logros en el fashion world, develan a la perfección el porqué la exclusiva y longeva marca ha depositado su confianza en ellos. Es la entrega, pasión y dinamismo (tanto de personalidad como de sus diseños), lo que le ha permitido a esta joven pareja escalar hasta el nivel actual, desde donde prometen seguir dando lo mejor de sí. Para Rushemy, de origen curazaleño y holandés, y Lisi, que divide su identidad entre dominicana y holandesa, los códigos frescos, femeninos y sutiles que hacen de Nina Ricci una maravillosa oda a la feminidad, son motivos de inspiración.

Ellos aspiran a continuar el refinado estilo que desde siempre ha ofrecido la marca creada por Maria Adélaïde Nielli, la italiana que salpicó de romanticismo, flores y colores los vestidos de su época, saliendo de lo convencional, cuando el dictado de la industria era otra cosa. Nina le enseñó a la mujer una forma diferente de mostrar su femineidad, llevando atuendos únicos, siendo fácil descifrar quién había sido su creadora. Con esas acciones, supo cautivar y conquistar el reino femenino, desde la fundación de su firma, hasta nuestros días.

Este sello nació tras el desahucio de Nina, del taller de costura en el que laboró hasta 1929, año en el que le pidió a su hijo Robert colaboración en base a sus conocimientos de psicología de ventas y análisis de mercadeo. De 1932 a la fecha, este nombre solo ha sabido perfumarse de éxitos, así como sus fragancias han aromatizado y sus piezas vestido a diversas generaciones de mujeres de exigente gusto.

Para avalar nuestra confirmación, es suficiente citar el súbito crecimiento de la maison, convirtiéndose sus creaciones en las favoritas de la élite francesa, de las estrellas del séptimo arte y llegando deprisa a inmiscuirse en el gusto de las acaudaladas féminas estadounidenses. Esto llevó a Nina Ricci de 25 a 450 empleados y de cuatro a 12 atelieres.

Hoy, con esta sintetizada historia, los actuales creativos de Nina Ricci, Lisi Herrebrugh y Rushemy Botter, les hablan en exclusiva a ustedes, nuestros queridos lectores. Pero no será en lectura que descubriremos los dotes artísticos de esta pareja, sino en las pasarelas de la Precolección Otoño-Invierno 2019, en donde podremos ver el toque vanguardista e innovador, que imprimen en cada una de sus piezas. Sin más preámbulos, disfrute de una conversación amena con los nuevos creativos de la maison de Nina Ricci.

RS: ¿Cómo se iniciaron Lisi Herrebrugh y Rushemy Botter en el mundo de la moda?

LHRB: Los dos estudiamos moda, Lisi siempre estuvo más interesada en la parte técnica y quería aprender sobre las construcciones y formas de una prenda, mientras que yo (Rushemy) estaba más interesado en los detalles y el diseño de una prenda y me encantaba trabajar con colores. Durante nuestros estudios, aprendimos cómo trabajar juntos y cómo complementarnos en nuestro trabajo. Así que nos encantó ayudarnos mutuamente en ciertas cosas, y realmente nos lo tomamos muy en serio. Cuando Lisi se graduó, se mudó a Amberes y allí comenzó realmente el proceso: comenzamos a participar en competencias y tuvimos nuestra primera visión de la industria de la moda.

RS: ¿Qué es la moda para ustedes?

LHRB: La moda, para nosotros, es una forma de expresar nuestro ser a través de nuestras prendas y diseños; funciona casi como un diario. Puedes ver en nuestras colecciones cómo nos sentimos acerca de ciertas cosas, desde la forma en que elegimos los colores, hasta nuestras selecciones de telas.Pero siempre hay que tener una facilidad para ello, nunca forzado. Así que con todo lo que diseñamos, siempre se harán las preguntas: “¿Es cómodo? ¿Quieres usarlo?, porque no creemos en la confección de prendas insoportables. Al final del día, queremos hacer que las personas se sientan felices cuando usan nuestra ropa.

“LA MODA ES ALGO MÁS QUE MODA. ES UNA ACTITUD PARA GOZAR Y SER FELIZ”, ASÍ REFLEXIONABA LA CREATIVA MARIA ADÉLAÏDE NIELLI, QUIEN DIO ORIGEN AL GRAN NOMBRE DE 87 AÑOS. UNA IDEOLOGÍA QUE SUS NUEVOS TALENTOS HAN COMPARTIDO DESDE SIEMPRE.

RS: ¿Cómo y cuándo se conocieron?

LHRB: Nos conocimos hace 12 años, Rushemy y mi hermano son mejores amigos, y nos veíamos de vez en cuando. Pero realmente comenzamos a hablar cuando nos veíamos más a menudo en el autobús a la escuela.

RS: Ustedes son pareja, pero ¿cómo es posible que trabajen juntos?

LHRB: Se siente muy natural para nosotros. Ambos tenemos nuestras responsabilidades y diferentes roles en la empresa, por lo que nunca estamos consintiéndonos en el área de trabajo. Ambos estamos esforzándonos duro por lo mismo, con nuestras cabezas apuntando en la misma dirección y esto nos hace fuertes juntos.

RS: ¿Por qué moda masculina?

LHRB: Pensamos que es muy emocionante, hay mucho que explorar y tantos límites que se deben empujar. La ropa de hombre tiene muchas reglas y nos encanta trabajar dentro de las reglas, esto nos hace muy creativos.

RS: ¿Cómo describirían sus estilos?

LHRB: Colorido, audaz, elegante y fácil.

RS: ¿Qué sintieron cuando Nina Ricci les seleccionó para ser los directores creativos de la casa?

LHRB: Cuando llegaron, no podíamos creer lo que escuchaban nuestros oídos. Esto es algo con lo que hemos soñado y soñado; esto solo sucedía en nuestros sueños.Estábamos muy emocionados y llenos de energía, listos para trabajar y conocer al equipo.

RS: ¿Qué es diferente en Nina Ricci después de su llegada a la casa?

LHRB: Bueno, acabamos de llegar y no estamos seguros de cómo era antes de nosotros, todo lo que sabemos es que tenemos un gran equipo, que está muy dispuesto a que la casa recobre vida y todos estamos trabajando unidos hacia la misma dirección. En nuestra primera precolección que acaba de terminar y se compartirá con los compradores durante la semana de la moda en la sala de exposición, y al mismo tiempo, estamos trabajando muy duro para nuestro primer show en marzo.

RS: ¿Qué veremos en su colección otoño-invierno 2019-2020?

LHRB: No podemos darte ningún detalle sobre nuestros diseños para Nina Ricci, pero para Botter, definitivamente, volverás a encontrar nuestras inspiraciones caribeñas en términos de color y vestimenta. Trabajaremos con formas escultóricas más grandes y las haremos funcionales. La colección está muy reflejada en nuestra situación en este momento, nos mudamos a París y comprendemos las formas de una antigua casa francesa, con toda su experiencia y artesanía, y nos enfrentamos a esto como etiqueta de partida.

RS: ¿Podrían contarnos sobre B O T T E R, cómo nació?

LHRB: Botter fue presentado justo después de la graduación de Rushemy. Pero en realidad, hemos empezado a trabajar en ello dos años antes, fue en el tercer año de la Academia de Rushemys que ganamos una competencia en Nueva York y fuimos hasta allá, para presentar la colección durante NYFW. A partir de ese momento, notamos que necesitábamos tener un correo electrónico profesional.

Recibimos solicitudes para prestar las prendas para rodajes en revistas y manejamos todo esto además de la Academia. Con su colección Graduation, él ganó varios premios, como el Dries van Noten y el premio Ann Demeulenmeester. Con este premio, rentamos una sala de exposición en París para exhibir la colección, desde allí comenzamos a vender nuestras colecciones en las increíbles tiendas Multibrand de todo el mundo.

RS: También ganaron un premio Première Vision… ¿qué significa para ustedes?

LHRB: Bueno, el Gran premio de Hyères significa el mundo para nosotros. Entramos en esta competencia teniendo en cuenta a todos los grandes diseñadores que lo ganaron antes, pero logramos un gran éxito. No esperábamos ganar, fue una experiencia increíble, estar en la lista corta, significa que podrías ir a Hyères y presentar la colección en pasarela.

Fue una experiencia mágica para nosotros, no solo porque ganamos, sino porque conocimos a muchas personas talentosas que luchan por un lugar en la industria de la moda como nosotros. Teniendo todos las mismas luchas y sueños. Pero ganar este premio nos abre muchas puertas.

RS: ¿Cuál es el mejor premio para un artista del diseño textil?

LHRB: Ganar el festival de Hyères, porque siento que no tienen que probar nada como organización, han ayudado a tantas personas talentosas en la dirección correcta que casi no se trata de dinero… se trata de lo que sucede después y de todos los contactos que surgen a través de este.

RS: ¿Cómo es la vida entre Nina y B O T T E R?

LHRB: Al principio, la mayor parte del tiempo estábamos en Nina Ricci porque sentíamos que necesitábamos tiempo para conocer al equipo y a la compañía. Pero, por supuesto, existe una estructura equilibrada en la que estamos un cierto tiempo en Botter y Nina Ricci, para poder hacer que ambas colecciones se realicen con la ayuda de nuestros grandes equipos.

RS: Sabemos que están filmando un documental en el país. ¿Por qué República Dominicana?

LHRB: Realmente no podemos decir nada sobre el propósito de la película y el hecho de por qué la estamos filmando… (risas).

POR LAS VENAS DE LISI HERREBRUGH CORRE SANGRE   DOMINICANA. SU MADRE ORIUNDA DE MOCA LE ENSEÑÓ DESDE SIEMPRE EL AMOR POR SU TIERRA Y APRENDIÓ DE NUESTRA IDIOSINCRACIA VISITANDO EL PAÍS CADA VERANO.

RS: ¿Casual o artístico?

LHRB: Para nosotros: casual; para nuestros diseños: artístico.

RS: Ambos vienen del Caribe; ¿influye esta área en sus diseños?

LHRB: Sí, nuestra marca de ADN se basa en esto, pero nunca es forzada, simplemente es lo que somos. Nuestras raíces caribeñas hacen que nuestro enfoque hacia la moda sea un poco diferente. Nos encanta explorar la elegancia del hombre, porque sentimos que el hombre caribeño es más consciente de su elegancia y eso nos parece muy hermoso. Por eso nos encanta diseñar prendas que se adapten a este tipo de estilo, ya que de esta elección dependerá el concepto y la colección, la selección de telas y el color.

RS: ¿Dónde encuentran inspiración?

LHRB: Podemos encontrarla en todas partes, no necesitamos ningún viaje inspirador ni ese tipo de cosas. Lo encontramos por todas partes a nuestro alrededor y también dentro de nosotros. Rushemy es de Curazao y mi madre (Lisi), es de la República Dominicana, por lo que los dos crecimos con dos culturas y nuestros papás son holandeses. Recordamos pequeñas cosas de las reuniones familiares y miramos mucho en las calles a las personas reales que tienen que ser creativas con lo que tienen. Encontramos belleza en las cosas de todos los días e intentamos transformar esto y convertirlo en una idea diseñada.

RS: ¿Qué opinan sobre la contaminación en la industria de la moda?

LHRB: Creemos que es algo horrible, es el lado oscuro de la moda. Todos deberíamos estar tratando de mejorar esto, y también hacemos nuestra parte.Elegir cuidadosamente nuestras telas y tomar buenas decisiones acerca de dónde producir y tomar la decisión, de no producir en exceso, incluso hace que el producto sea más caro para nosotros. Y sentimos la necesidad de llamar la atención sobre este asunto solo para que la gente lo piense y no lo vea como algo normal. Hay otras opciones.

RS: ¿Cómo es la vida de Lisi y Rushemy en este momento, en términos profesionales?

LHRB: Bueno, nuestras vidas cambiaron mucho repentinamente y, por lo tanto, necesitamos estructurar nuestro tiempo más que nunca. Así que tenemos que elegir cuidadosamente nuestros momentos para Botter y Nina Ricci, ya no hay mucho tiempo libre para nosotros. Tenemos un gran equipo que depende de nuestras decisiones, por lo que cada detalle debe seguir evolucionando. A nosotros, personalmente, nos gusta esta estructura, todavía es un proceso de aprendizaje, pero estamos mejorando.

RS: ¿Cómo disfrutan la vida?

LHRB: Disfrutamos la vida todos los días; estamos muy agradecidos por todo lo que nos está sucediendo y por todas las personas excelentes que estamos conociendo. Estamos disfrutando de París en este momento, conociendo la ciudad y admirando todas las hermosas calles y edificios. Pero cuando tenemos un poco más de tiempo, también disfrutamos visitando nuestras familias en Holanda y el Caribe, es como caer en un baño caliente. No hablar de moda por un momento y estar rodeado de amigos que no saben nada sobre la industria de la moda es muy refrescante.

THE NINA RICCI BOUTIQUE IN PARIS (Photo by Frederic Pitchal/Sygma/Sygma via Getty Images)

La esencia de Nina

“Apuesta a la elegancia y minuciosidad”.

La perfumería ha sido una de las grandes fortalezas de la firma, sino la más grande. El más icónico: “El aire del tiempo” de 1948. Un aroma que roció generaciones y generaciones, siendo el perfume francés más representativo de su época y el más vendido de todos los tiempos. L’air du temps (nombre en francés), no solo tiene un rico aroma, sino un escultural frasco que fue reconocido en 1999 como el “Frasco del siglo”.

Más allá del romanticismo de este nombre y lo “banal” de la moda, su directora entendía perfectamente que lo importante al vestir es ser feliz, y acabada la II Guerra Mundial, la casa repara en la importancia de recuperar la alegría y pasión de las damas por la alta costura, por lo que organizan en el Louvre, la exposición “El teatro de la moda”.