InicioWhispersLa forma de tu cara podría dictar cómo envejecerás

La forma de tu cara podría dictar cómo envejecerás

Las figuras geométricas están en todas partes, y no son la excepción cuando hablamos de nuestro cuerpo, específicamente, nuestro rostro. Estas figuras tienen una manera inaudita de predecir ciertos aspectos en cuanto al estado físico de las partes del cuerpo. El rostro puede tener distintas formas: triangular, ovalado, redondo y cuadrado. Y, lo más interesante, es que cada una de estas puede dictar cómo envejecerás. 

Aquí, con ayuda de la facialista Yvette Pons, una de las mayores expertas en envejecimiento cutáneo, te explicamos sobre los diversos factores que influyen en el envejecimiento según tu tipo de rostro. 

image 5

Rostro alargado o triangular: 

Aquellos que tienen una estructura facial triangular o alargada, con facciones estrechas y pequeñas, son personas que se caracterizan por tener «poco pómulo y poca musculatura», explica Yvette. En estos casos, la piel se va volviendo más delgada con los años.  En este tipo de rostro aparecen más líneas de expresión. «La tendencia es hacia un envejecimiento prematuro por delgadez de piel y por musculatura muy tensionada», señala.

El cuidado y la hidratación son indispensables para este tipo de estructura facial. Se puede mejorar la musculatura con masajes y tratamientos para tonificar. Es importante seguir una dieta rica en calcio para fortalecer los huesos.

image 11

Rostro redondo: 

Los rostros redondos suelen corresponder, según explica Yvette, a personas «muy tranquilas» que nacen con un «sistema vascular muy lento», lo cual conlleva un «metabolismo muy lento». «Esto se traduce en colores de piel muy blancos, que se queman con mucha facilidad», y una temperatura «más bien fría». Lo cual significa que estas personas, con los años, engordan con facilidad. 

“Para cuidar el envejecimiento de esta estructura facial es primordial seguir una buena alimentación y ejercicios”,  aunque también se puede recurrir a drenajes linfáticos, una buena rutina de cosmética y tratamientos reafirmantes.

image 8

Rostro ovalado: 

Este tipo de rostros se caracterizan por «pómulos muy desarrollados, prominentes y muy bonitos; labios carnosos, gruesos y rosados; ojos rasgados o muy abiertos; y un color de piel rosado o rojizo». Estas personas destacan además por tener una piel que se deshidrata con mayor facilidad, con un sistema linfático sobrecargado. 

«La mejor manera de mejorar el envejecimiento es el drenaje linfático y vigilar la alimentación y el sobrepeso», asegura Pons. «Aprender a hacer un buen drenaje es imprescindible, acompañado de una buena hidratación, con principios activos de vitaminas y minerales para los tejidos. 

image 9

Rostro cuadrado: 

Las personas que tienen este tipo de rostro «tienden a tener un color de piel amarillo-verdoso y suelen ser pieles grasas con puntos negros. Tienen falta de oxigenación por asfixia, exceso de grasa y falta de luminosidad», asegura Yvette Pons. Son pieles que se broncean con facilidad pero que también se hiperpigmentan con facilidad. En cuanto al envejecimiento, «tenéis muy buena base muscular, pero vuestra piel pierde el colágeno muy fácilmente y se va despegando de la musculatura».

La fabricación de colágeno es baja, por eso la piel se desvitaliza. ¿La solución? Controlar el estrés. «Es el principal enemigo del envejecimiento de la piel que genera flacidez y descolgamiento», dice Yvette Pons.

image 10

Y tú, ¿ya sabes cuál es tu tipo de rostro?

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Realizan premiere de “La Tercera Edad”, nueva comedia de...

Con la presencia de la Alcaldesa de Santo Domingo, Carolina Mejía, de la directora de la DGCINE, Marianna Vargas...

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -