Inicio Entrevistas -Portada- Robin S. Bernstein celebra en familia la Navidad

Robin S. Bernstein celebra en familia la Navidad

Robin S. Bernstein

Embajadora de los Estados Unidos en República Dominicana

Robin S. Bernstein

fotos Cirilo Olivares, estilismo Joselo Franjul, vestuario Eddy Rambaldy, Melkis Díaz y Michelle Reynoso peinado Alicia Alemany maquillaje MilyMotaMakeup

Como destellos de luz brillaban las sonrisas de la familia Bernstein, al recibir en la residencia de la Embajada de los Estados Unidos en República Dominicana la época más hermosa y festiva del año, la Navidad. Fuimos testigos de la complicidad que existe entre ellos, pero lo mejor de todo, fue vislumbrar la ternura y el cariño que se profesan. Robin Bernstein, embajadora norteamericana, su esposo Richard Bernstein y sus hijas Ariel, Alexandra y Julia nos hicieron partícipes de la indeleble tradición familiar que celebran por las festividades navideñas. La emisaria compartió con nosotros detalles de su vida, los momentos más especiales que ha vivido en nuestro país y un esperanzador mensaje dirigido a todos los dominicanos.

¿Cómo se definiría a sí misma? 

Me defino como una persona compasiva y una palabra que me define es “colaboración”. Como embajadora, me he enfocado en construir puentes y conectar a las personas que pueden marcar la diferencia aquí en la República Dominicana. Realmente, creo que nuestros dos países son más fuertes juntos y ser alguien que puede unir a la gente me ha permitido buscar nuevas formas de acercarnos aún más.

¿Qué anécdotas podría destacar de su estancia como embajadora de los Estados Unidos en la República Dominicana? 

Mi designación como Embajadora de los Estados Unidos en la República Dominicana ha sido realmente una experiencia maravillosa.  Ha sido una oportunidad increíble y he disfrutado cada minuto. La experiencia ha sido irrepetible y ha superado mis expectativas.  Tener la oportunidad de construir y hacer crecer nuestra relación bilateral, y desarrollar tantos lazos especiales con la República Dominicana es algo verdaderamente único. Estoy muy orgullosa de la iniciativa que estamos tratando de proyectar en la promoción de estilos de vida saludables y exitosos para los jóvenes atletas dominicanos a través de nuestro programa “SAFE”. En realidad, se originó a partir de mi experiencia personal con un joven jugador de béisbol, cuya pierna fue amputada a causa de un «buscón» de mala reputación, pero es igualmente importante que todos los niños estén Sanos, Asegurados, Formados y Exitosos (SAFE). También, me gustaría destacar el trabajo transcendental que hemos hecho con Vitamin Angels para llevar vitaminas prenatales a las madres embarazadas dominicanas más vulnerables. Igualmente, agradezco por la relación que hemos construido con la industria de la moda dominicana.  Tener la experiencia de compartir con tanta gente talentosa, especialmente como lo hicimos con Jenny Polanco. Hemos visto cómo la industria de la moda se ha activado para mostrar su apoyo durante la pandemia, con nuestro proyecto RD Fashion SOS. Algunos de mis recuerdos más memorables son el resultado de mi interacción con la comunidad dominicana de béisbol y el honor de visitar los seis estadios para hacer los primeros lanzamientos para ellos. 

 ¿Cuáles han sido los atractivos que más le han gustado de nuestro país?  

Hemos viajado por todo el país, visitando a la gente y disfrutando de la cultura y el medio ambiente. Desde las playas de Samaná y Punta Cana, hasta el monumento de Santiago, Altos de Chavón, Bahía de las Águilas y Dajabón, El Morro en Montecristi, el sendero del cacao, las montañas de Constanza y Bonao, tantos lugares increíbles. Es un país maravilloso, pero tengo que decir que lo que más he disfrutado es su gente. La calidez del pueblo dominicano y la energía con la que me han recibido a mí y a mi familia ha sido verdaderamente gratificante. 

Si tuviese que hablar de los dominicanos en el extranjero, ¿qué cualidades destacaría de nuestra gente? 

Los dominicanos son divertidos, enérgicos y ambiciosos. La cultura es vibrante, ya sea en la moda, la música, las artes, los deportes o la innovación. He bailado bachata con los estudiantes del proyecto Dream en Cabarete, y he visto las innovaciones de jóvenes líderes y mujeres empresarias. El futuro y el potencial de la República Dominicana es infinito y los Estados Unidos está aquí para asistir y ayudar como el socio número uno del país, mientras continuamos fortaleciendo nuestra increíble relación bilateral en el interés de ambos pueblos.

Estamos inmersos en la magia de la Navidad. ¿Qué significado tiene en su vida esta época y cómo suele disfrutarla?  

Para mí, las fiestas se tratan sobre la fe y la familia.  Este es un tiempo para que mi familia esté junta y también para celebrar.  Nos encanta decorar la casa para las fiestas, pasar tiempo juntos en familia y estar agradecidos. Como familia judía, celebramos el Hannukah, también llamado “el Festival de las Luces”, durante esta temporada. Estoy feliz de tener a mi familia aquí conmigo, en la República Dominicana en estas fiestas.

Este año, hemos tenido varios retos, tanto personales como a nivel mundial. Todos hemos estado enfrentando obstáculos con esta pandemia, pero, también, nos unimos para apoyarnos unos a otros.  La República Dominicana se ha convertido en mi segundo hogar, por lo que estoy eternamente agradecida. Me siento realmente feliz de celebrar este fin de año aquí, en este hermoso país.

Robin S. Bernstein

Envíele un mensaje al pueblo dominicano, con motivo de la Navidad.

Mientras reflexiono sobre mi tiempo aquí, la República Dominicana siempre estará presente en mi corazón. El pueblo de dominicano se ha convertido en mi familia.  Conforme celebramos y reflexionamos sobre todo lo que ha sucedido, y todo lo que hemos logrado durante mi tiempo aquí, estoy verdaderamente agradecida de haber podido servir en este país. Al pueblo dominicano, que recuerde que juntos somos más fuertes y que los Estados Unidos siempre estará ahí para ustedes.