InicioEntrevistas-Portada-Rita Capellán: “La plenitud es alcanzar el equilibrio emocional, físico y espiritual...

Rita Capellán: “La plenitud es alcanzar el equilibrio emocional, físico y espiritual de la vida”

Comprometida.

“La plenitud es alcanzar el equilibrio emocional, físico y espiritual de la vida”

Para percibir su rol de mamá no son necesarias las palabras. Basta conocer a las dos mujeres en que se han convertido sus hijas y el amor con el que la honran. 

texto Leslie Polanco fotos Julio César Peña

El camino de la maternidad nos lleva por muchas etapas. Unas de aprendizaje, algunas de incertidumbre y búsqueda de respuestas, otras de mucha felicidad. Pero llega un momento de plenitud total, cuando nos damos cuenta de que hemos llevado a nuestros hijos por el buen camino, cuando lo aprendido se convierte en sabiduría y entonces se empieza a disfrutar y valorar cada instante. Rita Capellán es una mujer con una enorme vibra positiva. En cuanto a  su rol de mamá no son necesarias las palabras, ya que basta conocer a las dos mujeres en que se han convertido sus hijas y el amor con el que la honran. Nos recibieron para estas hermosas fotos y una agradable conversación con la presencia, por supuesto, de una de las grandes bendiciones que trae ser madre: convertirse en abuela. Ángel Julián y Álvaro le traen la novedad de ayudar en la crianza de varones, una nueva etapa que disfruta con el alma y la experiencia de dar amor incondicional. Conozcamos un poco más a esta mamá y abuela divina que nos dice, y podemos constatar con nuestros propios ojos, que se encuentra en un momento de plenitud, sin dejar de ser el alma libre que describe con sus palabras.

RS: ¿Cómo describirías este momento de tu vida?

Rita Capellán: En este momento de mi vida, me siento plena. Luego de muchos años de aprendizaje, enseñanzas, tropiezos y logros, puedo decir que he encontrado el balance perfecto. Me encuentro disfrutando de la vida a su máximo nivel, viendo a mis hijas siendo felices, a mi familia unida, a mis nietos creciendo, ocupándome de mi salud y viviendo cada momento.


RS: Para ti, ¿Qué es la plenitud?

Rita Capellán: La plenitud es alcanzar el equilibrio emocional, físico y espiritual de la vida. Es cuando nuestro ser interior está alineado y nos encontramos sumergidos en un estado de paz, armonía y con la satisfacción de nuestros objetivos de vida cumplidos. 

“Es importante siempre tomarse un momento para uno mismo, para reforzar nuestra paz interior y estabilidad emocional. es Indispensable encontrar lo que te hace feliz.”


RS: ¿Qué sientes al ver tus hijas ya adultas, convertidas en mujeres de bien?

Rita Capellán: Me siento afortunada. Dios me ha dado el privilegio de ser madre de dos maravillosas hijas. Estoy muy orgullosa y feliz de verlas completando etapas muy interesantes en cada una de sus vidas, pero, sobre todo, formadas en valores y como mujeres de bien. Me siento complacida de haberlas apoyado siempre en sus sueños y lo continuaré haciendo para que forjen sus alas y vuelen alto, conscientes y seguras de que, en mí, no solo tienen un hogar, sino un nido de amor. La Providencia Divina me ha acompañado en este rol y ya estamos viendo los frutos, la cosecha de lo que hemos sembrado.

RS: ¿Cómo describirías a Juliana?

Rita Capellán: La describo como líder y perseguidora de lo justo. Es una excelente madre, esposa y profesional. A pesar de tener dos hijos pequeños, Juliana logra distribuirse para dedicarle tiempo a su familia y cumplir con sus compromisos laborales. Es abogada, criminóloga y docente universitaria. A veces le digo que suelte un poco, ya que es muy metódica y responsable. Sin embargo, sus logros a tan temprana edad son el resultado de mucho trabajo, constancia y preparación. Está involucrada en muchos proyectos y siempre tiene tiempo para más. 


RS: ¿Y a Camila?

Rita Capellán: Camila es el alma noble y creativa de la familia. Siempre está ingeniando una idea nueva y le pone mucho amor a cada cosa que hace. Es muy inteligente y, sobre todo, tiene los pies sobre la tierra y unos valores bien marcados. Tiene muy clara sus metas y lo que quiere lograr en la vida. Ahora emprende un nuevo camino y se dispone a hacer una maestría en negocios y mercadeo en Madrid. Estoy muy orgullosa de ella.


RS: Y si tuvieras que definirte como madre, ¿Qué dirías?

Rita Capellán: Me defino como una madre abnegada. He dejado en segundo plano mis intereses personales para poder siempre estar presente en la vida de mis hijas. Me considero una madre flexible que siempre ha apoyado a sus hijas en cada uno de sus pasos por la vida. Sin embargo, entiendo que soy exigente con hacer lo correcto, la honestidad y los valores

Ser madre es para toda la vida. Es un rol que nunca se acaba, solo se van completando etapas y cada una muy hermosa para ir recordándolas. Cada vez, la vida nos sonríe y se hace más completa, llena de alegrías y momentos inolvidables. Lo importante es que nuestros hijos aprendan a manejarse con equilibrio y a descubrir su vocación de servicio para que sean cada vez mejores personas.

“Para nuestra madre solo tenemos palabras de agradecimiento y admiración. Es el pilar fundamental de nuestra familia y ha sido mi mayor soporte en mi rol de madre, de Ángel Julián y Álvaro. ”  

Juliana, Ángel Julián y Álvaro

“Madre, como dice la cartita que te escribí hace años y aún guardas sobre el espejo de tu tocador, ‘gracias por todo lo que has sabido darme y siempre desear lo mejor para mí’. Desde temprana edad, comprendí que tenerte como madre fue un regalo de Dios dos veces”, Camila.


RS: Hace 2 años, te convertiste en abuela. ¿En qué se diferencian el amor de madre y el de abuela?

Rita Capellán: Al convertirme en abuela de Ángel Julián y Álvaro, he retomado el rol de madre, pero con más madurez, tiempo y experiencia. El amor hacia mis nietos es una extensión de lo que siento por mis hijas, el cual me ha hecho volver atrás y poner en práctica de nuevo todo lo aprendido. Esos dos angelitos han llegado para alegrar mis días y aún más por tratarse de dos varones, los cuales no había tenido la oportunidad de tener. Es una etapa maravillosa y la estoy disfrutando al máximo.


RS: Vienes de una familia grande y muy unida. ¿En qué nos fortalece como individuos contar con el apoyo y la presencia de la familia?

Rita Capellán: Tener una familia numerosa es una bendición. La certeza de contar con el apoyo solidario de cada uno de los miembros de nuestra familia me fortalece como persona y me brinda seguridad. En nuestra familia, nos apoyamos uno al otro incondicionalmente. Ante cualquier adversidad, nos unimos como equipo y salimos adelante juntos. 

Mi familia ha sido mi sostén, mi inspiración y mi gran ejemplo a seguir. Soy de las que piensan que solo existen sociedades fecundas cuando hay familias unidas, trabajadoras, buenas y conscientes de que se educa con el ejemplo. Este el mayor y mejor legado dejado por nuestros inigualables padres, Fernando Capellán y Dilcia Peralta de Capellán, quienes partieron hacia el cielo hace poco tiempo. Tengo unos hermanos excepcionales: Fernando Aníbal, quien es la cabeza y líder de nuestra familia; Dilcia María, mi dulce compañera; y Mercedes Carmen, mi mayor apoyo, llena de sabiduría y temple. Definitivamente, contar con su apoyo es mi fortaleza para seguir adelante en la vida.   


RS: ¿Cuáles sientes que son los retos que tienen las madres hoy? ¿Serán los mismos de antes o han cambiado algunas cosas?

Rita Capellán: Entiendo que los retos que tienen las madres de hoy en día siguen siendo los mismos de antes los cuales consisten en educar en valores y formar personas dignas y profesionales que aporten a la sociedad como ciudadanos íntegros y honestos. Los tiempos van cambiando para bien. Tal vez hoy en día las circunstancias que rodean estos retos sí han variado, sin embargo, la esencia de lo que debemos inculcarles a nuestros hijos sigue siendo la misma.

Hoy en día, nuestros hijos tienen muchas oportunidades, solo les toca aprovecharlas y nosotras, como madres de familia, seguir orientándolos para que sean capaces de formar familias sanas como mejor aporte a la sociedad y así seguir honrando, de generación en generación, a nuestros troncos familiares. Soy fiel creyente de que, si formamos familias inspiradas en valores, dedicadas al trabajo que ennoblece al hombre, ya luego de ahí llegan todas las demás bendiciones.

RS: ¿Qué valores recibiste de tu madre, que inculcaste en tus hijas y te gustaría que tus nietos también llevaran consigo?

Rita Capellán: El valor más importante que nos inculcó mi madre Dilcia Peralta de Capellán fue, sin lugar a dudas, el trabajo honesto y la educación de hogar. Mi madre fue una profesional talentosa, brillante y trabajadora que logró graduarse de Doctora en Farmacia en una época donde las mujeres aún tenían escasas oportunidades profesionales. Entiendo que estos mismos valores he logrado reproducirlos en Juliana y Camila, quienes se han convertido en profesionales en las áreas que las apasionan y lo han realizado en base a mucho esfuerzo, y de manera íntegra y honrada. Ahora Juliana junto a su esposo Ángel, quien también viene de una familia llena de valores y muy trabajadora, tienen el compromiso de inculcar estos valores a Ángel Julián y Álvaro para que lleguen a ser hombres de bien y que aporten a la sociedad. Yo, por mi parte, también educaré a mis nietos de manera divertida y amorosa. Sin embargo, el trabajo duro ahora les toca a ellos (risas). 


RS: ¿Qué hace Rita en un día normal?

Rita Capellán: Me levanto temprano, muchas veces con el beso de mi nieto Ángel Julián quien, antes de ir a la escuelita, pasa a saludarme. Nunca me falta una oración antes de comenzar el día, primero, para agradecerle a Dios por mi familia y, luego, para pedirle a Él y a la Virgen su protección. Mi día a día es una sorpresa a diaria. Planifico mi día cuando me dispongo a tomarme el café de la mañana. Mi agenda es muy diversa y espontánea. Puedo un día pasármela realizando diligencias de trabajo, mientras que otro puedo irme al mar y disfrutarlo junto a mis hermanas. 


RS: ¿De qué manera puede una mujer lograr cumplir con todos sus roles sin olvidarse de ella misma?

Rita Capellán: Siendo humana, auténtica. Sin parecer o querer ser más nada, ni nadie, que uno mismo. El tiempo siempre alcanza para todo, pero hay que darle prioridad a las cosas por su valor; primero la familia, la salud y el trabajo. Es importante siempre tomarse un momento para uno mismo, para reforzar nuestra paz interior y estabilidad emocional. Es indispensable encontrar lo que te hace feliz. Hay que buscar el equilibrio y, sin dudas, la organización es la base del éxito para cumplir con nuestras agendas cotidianas.


RS: ¿Cuál es el mejor consejo que has recibido, relacionado con la mujer y la familia?

Rita Capellán: El mejor consejo lo recibí de mi madre y es que siempre hay que tomar las decisiones sin egoísmo, pero firme en nuestros principios éticos y morales. Esto se traduce a que nosotras, como mujeres dadoras de vida, debemos también ser entes de paz armonía, sabiduría y amor en la familia.


RS: ¿Qué sueños aun te quedan por cumplir?
Rita Capellán: Conocer lo que me resta del mundo. Descubrir otras culturas, otros países y seguir aprendiendo de la vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

El gran debut de Delphine de Bélgica como princesa

Delphine de Bélgica, hija reconocida por Alberto II de Bélgica, ha vivido hoy un día inolvidable y que sin...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -