Inicio Entrevistas -Portada- Ricardo Arjona: «Soy un pedacito de Guatemala que va por todas partes...

Ricardo Arjona: «Soy un pedacito de Guatemala que va por todas partes del mundo»

EN PORTADA.

AGUERRIDO.

Ricardo Arjona

«Soy un pedacito de Guatemala que va por todas partes del mundo»

Una vez más, República Dominicana se rinde ante las armoniosas melodías de esta eminencia musical de Latinoamérica, que nos invita a formar parte de su grandiosa aventura en CIRCO SOLEDAD este próximo 10 de febrero en el Estadio Quisqueya.

entrevista: Milagros De Jesús / fotos: Gerardo Mora, NurPhoto, Johnny Louis y suministradas por ED Live DR.
Sus canciones son como un portal que te llevan a un mundo de todo, pero a la vez… de nada. Él nos contagia con su espíritu guerrillero a través de sus composiciones, cuyas letras metafóricas evocan un pensamiento crítico, hasta del amor. Arjona se caracteriza por su rebeldía, su caridad, su enigmaticidad bohemia, pero sobre todo, por ser un titiritero magistral del accionar humano en la música.
Al escucharlo nos envuelve en la esencia misma de su arte: simple y compleja. Durante décadas nos ha robado suspiros, sonrisas y lágrimas, hasta el punto de provocarnos en el alma una incertidumbre desafiante entre el amor y el odio. Su filosofía de vida se fundamenta en su arte dadivoso sin fines de aplausos.

“Debo decir que soy un agradecido y bendigo la coincidencia, pero también debo decir que si no existiera uno solo que coincidiera con lo que hago, seguiría haciéndolo de la misma manera”.

Este poeta musical, desde sus incios, ha sabido manterner cautivos a todos los amantes de sus piezas musicales con su repertorio de grandes éxitos, que hasta el momento cuenta con quince álbumes de estudio, diecisiete álbumes recopilatorios, dos álbumes en vivo, cincuenta y dos sencillos y cinco sencillos promocionales, lo que lo convierte, sin duda alguna, en una de las figuras más prominentes de la industria de la música en América Latina.
Asimismo, por su arduo trabajo ha sido reconocido con galardones en diversas premiaciones. Uno muy emotivo fue el “Premio a la excelencia” en Premios Lo Nuestro celebrados en el 2015. El día de ayer arribó a sus 54 años de edad, por lo que Ritmo Social festeja con regocijo la vida y trayectoria de este gran artista amado por esta tierra y el mundo.

RS: ¿Cuál es la razón por la que usted considera que “Circo Soledad” es el mejor disco de toda su carrera?
RICARDO ARJONA: Quizás porque este circo me queda más cerca que el resto. Quizás porque las canciones fluyeron y, cuando esto pasó, el espejo me mostraba un tipo que se parecía más al Arjona de mis primeros discos. Quizás porque coincidí con los mejores músicos, o quizás solo, porque estas canciones me gustaron más. Los discos son un 
disparate del destino que se hacen cómplices con el tiempo que vive el autor y lo que quiere cantar el cantante. Como yo habito los tres: el músico, el cantante y el autor, no me queda más que dejarle al tiempo el atrevimiento de seguir diciendo que lo siento así, a pesar de que en el camino deje pedazos de mí en los títulos de mis primeros trabajos.

RS: ¿Cómo se siente al saber que tiene alrededor del mundo miles de fanáticos que aman su música?
RICARDO ARJONA: Debo decir que soy un agradecido y bendigo la coincidencia, pero también debo decir que si no existiera uno solo que coincidiera con lo que hago, seguiría haciéndolo de la misma manera.
RS: La mayoría de sus canciones van dirigidas a la mujer. ¿Cuál es su postura ante tantos casos de violencia en contra de esta que se registran en Latinoamérica?
RICARDO ARJONA: Se escuchan las voces de muchos en relación a este tema, pero ninguno de ellos habitó los lugares donde se agredió a una mujer, excepto él y ella. Quiere decir entonces que de nada sirven los sermones cursis en este sentido y que solo queda una cosa, y es que la mujer debe de hacerse escuchar inmediatamente ante esto. Si deja pasar un día, una semana, un mes o una vida… es tan culpable como el agresor.

El próximo 10 de febrero Miles de corazones convergerán en un mismo escenario para latir en unísono al interpretar junto a su ídolo musical sus más recientes y grandes éxitos.

RS: ¿Podría decirnos cuál es la canción de su repertorio musical con la que más se identifica?
RICARDO ARJONA: Depende de la luz. Depende del momento y de que cometa algún resbalón narciso que me haga escuchar mi música una tarde loca.
RS: ¿Cuáles han sido las cosas más difíciles con las que ha tenido que lidiar durante su trayectoria?
RICARDO ARJONA: La industria.

RS: Treinta y tres años ininterrumpidos de carrera artística… ¿Imaginó alguna vez en su vida que se catapultaría como uno de los cantautores latinoamericanos más prominentes de la historia?
RICARDO ARJONA: Yo solo estoy empezando, aprendiendo. Esos calificativos son peores que las canas y las arrugas. Me dan miedo.
RS: Sabemos que siente una gran devoción por su país natal, Guatemala. ¿Cuál es la mejor forma de tener presente a su tierra aún estando fuera de ella por compromisos de trabajo?
RICARDO ARJONA: Yo soy un pedacito de Guatemala que va por todas partes. Ese es mi aporte.
RS: Actualmente, ¿cómo describiría su relación familiar?
RICARDO ARJONA: Felizmente confusa.
RS: En noviembre del año pasado usted le dio una sorpresa a una niña llamada Verónica que, lamentablemente, padece de cáncer. ¿Qué significado tuvo para su persona ese emotivo encuentro y qué sintió al ver tanta felicidad reflejada en su rostro?
RICARDO ARJONA: Es cuando dar se convierte en recibir. Si lo entendiéramos, lo haríamos más a menudo.
RS: La industria de la música ha evolucionado con el devenir de los tiempos. ¿Cómo ha logrado mantenerse en el gusto del público con los mismos géneros con los que marcó sus inicios?
RICARDO ARJONA: Es lo único que sé hacer y me gusta. No hago trajes a la medida.

“República Dominicana es una fiesta. ¡Ojo! No ignoro sus problemas sociales, su historia ni sus vaivenes políticos, pero siempre hay una sonrisa y una curva de mujer; Siempre las ganas de vivir, siempre un cuerpo que se mueve al ritmo de cualquier cosa”.

RS: ¿Qué podemos esperar los dominicanos de su concierto en febrero próximo y cuáles son sus expectativas con esta presentación?
RICARDO ARJONA: República Dominicana es una fiesta. ¡Ojo! No ignoro sus problemas sociales, su historia ni sus vaivenes políticos, pero siempre hay una sonrisa y una curva de mujer; siempre las ganas de vivir, siempre un cuerpo que se mueve al ritmo de cualquier cosa. Ustedes seguramente lo notan poco, pero los que nacimos lejos del Caribe, y lo lamentamos todos los días, no nos queda de otra que el contagio. CIRCO SOLEDAD es nuestra fiesta puesta al servicio de la fiesta de ustedes… algo bueno tiene que resultar.

RS: ¿Cómo define al público dominicano, ya que en su presentación del año 2015 abarrotó el Palacio de los Deportes en cuatro ocasiones?
RICARDO ARJONA: No lo defino. Lo disfruto.
RS: Luego de tantos éxitos, ¿qué siente que le hace falta por realizar en esta vida?
RICARDO ARJONA: Algo que no se llama éxito, pero que se siente rico: y es seguir haciendo esto mientras me quede vida.