InicioEntrevistas-Portada-Elias Atallah, Arturo Polanco & Juvenal Piña

Elias Atallah, Arturo Polanco & Juvenal Piña

Fotos: César Sánchez

INNOVADORES

El inicio de su trayectoria se remonta a sus años de escuela, en séptimo curso, cuando se forma una amistad que les ha llevado a vivir grandes aventuras y a incursionar en los negocios juntos; una hermandad que ha dado como resultado dos de los más imponentes restaurantes del momento, Maraca y Larimar, cuya propuesta evoca lo distintivo de los sabores caribeños e invita a los comensales a vivir una experiencia con carácter, única en su clase.

Su relación los ha llevado a recorrer un largo camino, y su sinergia en los negocios los ha mantenido como socios durante casi una década. Pero es en diciembre de 2019 cuando asumen el desafío de su primer restaurante: Maraca, una propuesta gastronómica novedosa que dio un giro a lo que es el fine dining en la Ciudad Colonial, y de cuya experiencia nace Larimar, un nuevo concepto de restaurante inspirado en aquella piedra preciosa nacional, esa que encierra en su interior un pedacito de mar.

Larimar

RITMO SOCIAL: ¿Cómo nace la idea de su primer proyecto?

JUVENAL PIÑA: Somos amigos desde muy pequeños y es nuestro tercer proyecto juntos, queríamos crear una experiencia diferente e innovadora.

ARTURO POLANCO: En 2016 nosotros abrimos una discoteca, nuestro primer proyecto de la sociedad. Antes de eso cada quien había emprendido, pero solo. Entonces nuestro primer proyecto fue ese en 2016, una discoteca; fue idea de Juvy, ya él tenía una discoteca en la zona colonial que se llamaba Mojiganga, entonces ya él venía con un conocimiento de ese mundo y decidimos embarcarnos en un proyecto similar, pero juntos. 

ELIAS ATALLAH: Nosotros nos graduamos juntos del colegio, entonces tenemos ya una relación desde hace mucho tiempo, y Juvy nos presentó el proyecto y por ahí arrancó la sociedad. 

RS: ¿Por qué incursionaron en la industria de la gastronomía?

AP: Duramos con una discoteca desde 2016 hasta 2018, cuando vendimos, el mundo de discotecas es algo muy de moda; es un mundo donde cuando abre algo novedoso el público se va al otro negocio. Entonces nos gustó mucho el mundo del entretenimiento y algo que iba más o menos de la mano era un restaurante, y aunque ninguno de nosotros sabía nada de gastronomía, nos gustaba la idea. Buscamos y vimos más de tres o cuatro locales antes de Maraca, nos gustó la zona colonial porque le vimos esa oportunidad a la Ciudad Colonial, le hacía falta algo con carácter, algo a ese nivel; así que nos decidimos por ese local que ya, volviendo atrás, Juvy lo había visto cuando tenía (la discoteca) Mojiganga y se había acordado de ese local, porque en la zona vimos otros locales. 

Maraca abre en diciembre de 2019, cumple ahora cuatro años. Ya siete años trabajando juntos, hubo un proceso de una obra por ahí en el proceso de abrir la discoteca, que se inaugura en junio del 2016, en temas de negocios. 

JP: Siempre nos ha interesado el mundo de la hospitalidad, entendíamos que podíamos aportar dentro del mismo y brindar esto al mundo.

Larimar

RS: Abren Maraca en la Ciudad Colonial, ¿Cuál fue la propuesta distintiva de este restaurante en una zona llena de opciones culinarias nacionales e internacionales?

JP: Maraca nació del compromiso de comprobar que los dominicanos podemos brindar, en pleno casco histórico como nuestra Ciudad Colonial, una oferta contemporánea armoniosa con su entorno y del mejor nivel.

EA: La propuesta distintiva de Maraca es que, aparte de ser un restaurante de alta cocina, es un restaurante conceptual que se encarga de elevar los cinco sentidos

RS: ¿En qué se basa el diseño culinario de Maracas?

JP: Se basa esencialmente en celebrar la cocina y cultura dominicana. Brindamos algo distinto a lo tradicional. Incluyendo ingredientes o técnicas propias de la gastronomía criolla, transformados con creatividad, incluyendo la presentación de los alimentos: colorida, atractiva y tropical.

RS: ¿Cómo ha sido la aceptación del público?

AP: El público es lo más importante para nosotros, nuestra meta es que cada persona se sienta como en casa, donde él siempre quiera volver, una garantía de calidad en materia de servicio, ambiente y gastronomía, agradecemos a todas las personas que nos han visitado y siempre trabajamos para que su próxima experiencia sea mejor.

RS: ¿Qué les lleva a abrir un nuevo restaurante?

JP: Lo que nos lleva a abrir este nuevo concepto no es sólo la oportunidad de ofrecer comida de alto nivel, sino también la oportunidad de ofrecer una experiencia única. Queremos que las personas sientan que están participando en algo especial y que están siendo transportados a un mundo diferente, donde la comida se convierte en una parte importante de una experiencia más grande. Creemos que nuestro nuevo concepto es una oportunidad para ofrecer algo innovador en el mercado, y estamos emocionados de poder compartirla.

RS: Dejando de lado la gastronomía, ¿cuál dirían que es el elemento que diferencia a Maraca y Larimar de otros restaurantes?

JP: Lo que diferencia a Maraca y Larimar es su enfoque conceptual y la atención al detalle en cada aspecto de la experiencia de quien visita. Desde la arquitectura y el diseño de interiores, hasta la música y el servicio, todo se ha pensado cuidadosamente para crear una experiencia cohesiva y única. Cada elemento del restaurante se relaciona con el concepto y tiene un propósito en la creación de la atmósfera y la narrativa general. Este enfoque holístico es lo que permite a Maraca y Larimar ofrecer una experiencia inolvidable.

RS: Se conocen desde sus años de formación escolar. Más que amigos, hoy se tratan como hermanos. Después de casi una década trabajando juntos, ¿cómo ha sido la experiencia?

EA: Ha sido una experiencia increíble. Trabajar con amigos puede ser un reto, pero nosotros hemos logrado encontrar la fórmula perfecta para que nuestro trabajo sea armonioso y nuestras relaciones personales no se vean afectadas. Cada uno de nosotros tiene habilidades y fortalezas diferentes, lo que nos permite complementarnos y abordar cada proyecto de manera integral. Además, hemos aprendido a confiar el uno en el otro y a respetar nuestras opiniones y decisiones.

RS: ¿Cómo se dividen el trabajo entre Maraca y Larimar?

AP: Ahora mismo, la verdad, es que estamos más en Larimar, pero siempre tratamos de que Maraca no dure uno o dos días sin que nosotros demos la vuelta. Nos turnamos siempre, Juvy y yo vivimos en la Zona Colonial; Elias vive aquí en Piantini, así que para ponernos de acuerdo no ha habido ningún problema.

RS: De la Ciudad Colonial a Piantini, en el mismo corazón del Distrito Nacional, ¿cómo aplican lo aprendido con Maraca para diseñar la propuesta de Larimar?

AP: El tema del menú es uno totalmente diferente. En términos de servicio, a diferencia de Maraca, que fue nuestro primer restaurante y tuvimos muchas más dificultades para abrir, ya con la apertura de Larimar nosotros tuvimos unos cuatro o cinco meses donde los empleados que trabajan aquí ahora estuvieron metidos en todo el servicio de Maraca; ya que más o menos es una operación bastante parecida, los pusimos allí para irse entrenando en temas de logística, ya que aunque son dos experiencias muy diferentes, la logística de un restaurante es la misma. 

Entonces, los muchachos ya se venían preparando desde Maraca. Trajimos de allá para acá a varios gerentes, que son cabeza aquí en el negocio. Y es esa experiencia que ya tienes en Maraca, ese servicio que ya tenemos diseñado, el que queremos traer para Larimar. 

Larimar

RS: ¿En qué se inspira esta nueva propuesta gastronómica?

JP: Lo que hemos aprendido con Maraca ha sido invaluable en la creación de la propuesta de Larimar. Sabemos que un buen equipo es esencial para lograr grandes cosas, y hemos trabajado arduamente para reunir a personas talentosas y apasionadas que compartan nuestra visión.  

AP: Esta es una propuesta más ligera. En Maraca hay un sazón caribeño, que tiende a ser un poco más cargado, pero Larimar tiene platos más sencillos, más tradicionales, por así decirlo. Pero esta es una propuesta tan grande, que no nos quisimos limitar a un solo tipo de comida por lo que igual incluimos una pizza, un sushi, las opciones del mar, entre otras; porque es un espacio para más de doscientas personas.

EA: Larimar se inspira en ofrecer algo verdaderamente único y excepcional, al igual que la piedra preciosa que lleva su nombre, queremos destacar lo que nos hace únicos. Nos enfocamos en el mar, la playa y todo lo que eso conlleva: compartir momentos en familia y amigos. Aunque nuestro enfoque es tener los mejores productos locales como internacionales, nos aseguramos de ofrecer una selección cuidadosamente curada de platos que celebren los sabores frescos y vibrantes de nuestra isla.

RS: Más allá de su nombre, ¿cómo encaja nuestra piedra preciosa, el Larimar, en el concepto de diseño del restaurante?

AP: Ya nosotros tenemos Maraca; y Maraca se caracteriza porque se siente dominicano, se siente caribeño, y queríamos traer otra propuesta pero seguir con esa misma línea, y qué más dominicano que una piedra endémica, una piedra que solo se encuentra aquí. Y la idea fue esa, utilizar esa piedra, ese color, ese mundo marino. Y más de donde viene la piedra, del sur, con esas playas azul turquesa, entonces por ahí desarrollamos lo que es el concepto de lo que queríamos hacer con el segundo restaurante. 

RS: ¿Cuál ha sido el reto más grande al embarcarse en el proyecto Larimar?

JP: Yo creo que el proyecto en sí ha sido bastante retador. Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos de ofrecer una experiencia única y placentera a nuestros clientes, por lo que trabajamos duro todos los días para asegurarnos de que cada detalle este perfectamente cuidado. En ambos restaurantes, nuestro objetivo sigue siendo el mismo: crear una experiencia culinaria emocionante y memorable para nuestros comensales.

RS: ¿Tienen planes de iniciar algún otro proyecto juntos, sea gastronómico o de alguna otra categoría?

AP: El objetivo principal ahora mismo es que esto arranque, que se establezca, como pasó con Maraca, y entonces ya después vemos cuales van a ser los próximos pasos. 

Juvenal Piña

Confesiones íntimas 

Juvy Pina

Lo más divertido de trabajar juntos: Trabajar juntos, ya que somos mejores amigos, nos entendemos, siempre trabajamos con una meta en común, aunque seamos tres cabezas diferentes, nos sentimos conectados. 

Tus platos favoritos: Tiradito de pescado blanco, Bucatini y la tarta vasca

Un lugar en el mundo: República Dominicana

Una figura/personaje que los inspire: Mis padres

Una fragancia: El aroma de las olas y la brisa del mar

Un sueño loco que quieran cumplir: Poder seguir creando proyectos donde muchas familias dominicanas puedan formar parte de estos.

Una frase que les ha marcado: «Lo único imposible es aquello que no intentas».

Un género musical: Jazz

La tierra o el mar: El mar

El campo o la ciudad: La ciudad

Suerte en el amor o éxito en los negocios: Yo creo que van de la mano.

Arturo Polanco

Confesiones íntimas 

Larimar

Lo más divertido de trabajar juntos: Continuar cosechando esa amistad que tenemos desde hace más de 20 años.

Tus platos favoritos: Concón de pato, de Maraca; y lubina a la espalda de Larimar

Una figura/personaje que te inspire: Mis padres

Una fragancia: Penhaligon’s, Mister Sam

Un sueño loco que quieran cumplir: El sueño es siempre seguir ofreciendo espacios donde el comensal viva una experiencia de principio a fin.

Una frase que les ha marcado: “El único modo de hacer un gran trabajo es amando lo que haces.”

Un género musical: House Music

La tierra o el mar: El mar

El campo o la ciudad: La ciudad

Suerte en el amor o éxito en los negocios: Los dos, creo que no hay uno sin el otro.

Elías Atallah

Confesiones íntimas 

Larimar

Lo más divertido de trabajar juntos: Trabajar con amigos

Tus platos favoritos: Todas las pastas, especialmente las que tenemos en Larimar, porque las hacemos desde cero.

Un lugar en el mundo: República Dominicana

Una figura/personaje que los inspire: Mis padres

Una fragancia: Aventus Creed

Un sueño loco que quieran cumplir: Que los restaurantes dominicanos entren en el top 50 de los mejores del mundo.

Una frase que te ha marcado: “Si caminas solo llegarás más rápido, pero si caminas acompañado llegarás más lejos”

Un género musical: Hip hop

La tierra o el mar: La tierra

El campo o la ciudad: La ciudad

Suerte en el amor o éxito en los negocios: Ambos

Ebel Echavarría
Ebel Echavarría
Periodista formando en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Amante del arte, la cultura, el cine, la música y la literatura. Amo contar historias y conocer personas con una visión y misión en la vida. Soy extrovertidamente introvertido.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Met Gala 2024: el despertar de la moda en...

Como cada primer lunes de mayo, las escaleras del Metropolitan Museum of Art vieron desfilar a decenas de estrellas...

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -