InicioColumnistasP.S. It's FancyShowcase: El Reloj de Pulsera

Showcase: El Reloj de Pulsera

P.S. IT’S FANCY.

 

Como toda gran creación, el origen del reloj de pulsera fue justamente el cielo. Los pilotos le llevaban de bolsillo durante sus vuelos, donde eran indicadores de las distancias y horas de combustible que disponían para poder continuar en el aire.

Por motivos prácticos, los pilotos comenzaron a amarrarse este tipo de reloj en los brazos hasta que el pionero de la aviación, el brasileño Alberto Santos-Dumont, pidió a su amigo y relojero parisino Louis Cartier, tercera generación de artesanos plateros y joyeros; que le fabricara un reloj que pudiera llevar en la muñeca.

Fue así cómo nació uno de los primeros modelos que existieron para caballeros, el Cartier Santos, en honor en ambos. Aquel diseño cuadrado, pequeño, sencillo, tuvo tanto éxito y tal demanda que Cartier empezó a comercializarlo en 1908.

A partir de la fecha, la casa continuó explorando con los diseños, las formas y las texturas, al igual que otras tantas firmas que hoy son referencia para el mundo de la relojería masculina.

Cómo llevarlo: el uso correcto de este accesorio

Como todo accesorio, cuando se trata de relojes de pulsera, el estilo particular, las preferencias, desarrollan un papel casi protagonista. Sin embargo, temas como el material de la correa, el lado de la muñeca en el que debe llevarse, e incluso los diámetros, cuentan con reglas.

Tradicionalmente, los relojes se llevan en la muñeca opuesta a la mano con la que se escribe y que usamos con regularidad, para dejarla libre. Los materiales de la correa, varían de acuerdo a los escenarios.Por lo general, las gomas son para deportes, las correas metálicas para un día a día más desenfadado, mientras que las correas de cuero y los relojes de forma rectangular, serán siempre sinónimo de elegancia.

Y en cuanto al tamaño… si eres de muñeca pequeña (por debajo de 15 cm) debes evitar los relojes con esfera de diámetro superior a 40 mm; mientras que si superas los 20 cm de diámetro, debes optar por relojes con un mínimo de 42 mm.

«La mayor función de las manecillas no es marcarnos la hora, es enseñarnos a ir siempre hacia adelante», Sam Levenson.

EDITORIAL.

La Real Academia Española le define como la magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro. Según la «Encyclopædia Britannica» es un continuo que carece de dimensiones espaciales.

Para Einstein, el tiempo transcurre más lento en una nave espacial que viaje a una velocidad cercana a la de la luz, en comparación con el tiempo percibido por una persona que permaneciera inmóvil con respecto a la nave; mientras que para otros físicos el tiempo solo existe en nuestra mente.

Lo cierto es que, en este proceso de investigación, he podido confirmar y coincidir que, de todas esas posesiones tan poco nuestras, el tiempo, con sus tantas interpretaciones; es probablemente la más imprescindible para el hombre.

Es fundamento de nuestras vivencias, esperanza para nuestros planes y hasta terapeuta de nuestras más profundas heridas. Y esto último me lo explicó de una manera especial un amigo poeta hace unos días, «las únicas agujas capaces de coser las perforaciones del alma, son las del reloj». Quizás tiene razón, quizás no, eso lo sabremos en el futuro; mientras tanto, ponemos en escaparate (showcase), al instrumento que le mide.

Natalia Nachon
Entrevistadora, Escritora sobre Estilo de Vida & Columnista de Moda y Belleza en un espacio heterogéneo, elegante y creativo; donde el amplio mundo de la "mode" es el gran protagonista #PSITSFANCY.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Lilibet Diana, incluida en línea de sucesión

Han pasado casi dos meses desde el nacimiento de Lilibet Diana, hija de Meghan Markle y el príncipe Harry...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -