Inicio Entrevistas Reportajes De Raquel a Raquel: Profesionalidad, estilo y amor por el servicio a...

De Raquel a Raquel: Profesionalidad, estilo y amor por el servicio a los demás

Raquel

La vocación de servicio es una de las características que distinguen a estas dos damas que, desde distintas posiciones en el mundo de la política, representan a la mujer dominicana honesta y centrada.

Tanto Raquel Peña, vicepresidenta electa, como Raquel Arbaje, primera dama de la República, se enfrentan al gran reto de desempeñar sus funciones en medio de la crisis sanitaria actual. 

Raquel Arbaje

La autenticidad, sencillez y discreción forman parte del estilo de Arbaje, quien creció en el seno de una familia emprendedora, que inició con una pequeña tienda de zapatos en la Avenida Duarte. 

Raquel

Empresaria y escritora de literatura infantil, Raquel, de ascendencia libanesa, siempre ha mostrado preocupación por los problemas sociales y desde el Despacho de la Primera Dama, manejará los fondos públicos de una manera distinta, mucho más modesta, con menor gasto en la nómina y sin protagonismo. 

Raquel Peña

Conocida en Santiago, su ciudad natal, como una importante empresaria y académica, su elección como compañera de boleta de Luis Abinader, fue una sorpresa, pero, sin dudas, los valores que exhibe esta dama que conoce el esfuerzo del trabajo duro, fueron el motivo principal de su escogencia. 

La responsabilidad siempre ha estado presente en su vida laboral, al rotar por las distintas áreas de las empresas de su familia y la vocación de servicio, la descubrió de forma paralela a los negocios cuando, en el año 2000, se formó como profesora de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. 

Raquel

La imagen de Raquel siempre ha sido pulcra. Su vestimenta denota optimismo y un estilo mucho más relajado. Los colores básicos como el beige, blanco, azul y negro forman parte fundamental de su clóset.

Sin dudas, ambas damas, que comparten el mismo nombre por pura casualidad, son digna representación de la mujer empresaria, elegante y de la sofisticación que debe exhibir una dama que desea proyectar sus ideales.

‘’La elegancia es más cuestión de personalidad que de la ropa que uno utiliza’’. Jean Paul Gaultier