Inicio Ritmo Personal El Chef es En la cocina con el arquitecto Ramón Emilio Jiménez

En la cocina con el arquitecto Ramón Emilio Jiménez

Ramón Emilio Jiménez

Conocer su cocina fue una experiencia indudablemente bonita y enriquecedora. Su diseño es maravilloso. 

Ramón Emilio Jiménez

Fotos: Luis Valdez

Para muchas personas, la cocina es su lugar sagrado en el que solo puede entrar quien es merecedor. El destacado arquitecto dominicano Ramón Emilio Jiménez nos abrió las puertas de su casa para mostrarnos el espectacular ejemplar que él mismo diseñó. 

Este ingenioso diseñador de interiores siempre se ha caracterizado por su gran originalidad al momento de crear. Es capaz de transformar un espacio común y corriente en uno con personalidad, vida y elegancia. Su cocina es prueba de ello. Probablemente, al momento de idear su diseño,  Jiménez andaba buscando demostrar lo cómodo que puede ser estar allí todo el día.

Ramón Emilio Jiménez

Mientras preparaba su rica pasta y el humo se escapaba al techo, nos dimos cuenta de cómo la luz natural jugaba un papel protagónico en este escenario. Las paredes de ladrillo, indudablemente, dan un toque de fuerza, mientras que las de cerámica blanca nos dejan saber que se puede jugar con diferentes texturas, siempre y cuando el resultado sea agradable a los sentidos. 

No obstante, cuando nuestro chef especial agregaba cada ingrediente de la receta, era imposible no darnos cuenta de cómo los colores tierra aportaban encanto a todos los objetos a su alrededor. Esa armonía que aportan es verdaderamente increíble. Sin duda, Ramón Emilio Jiménez ideó una joya de diseño para uno de los espacios más especiales de su hogar. Es evidente el mimo con el que eligió cada detalle. 

Fusilli de Tomate Pesto

INGREDIENTES

• 2 paquetes de tomates cherry, cortados por la mitad.

•1/4 taza de aceite de oliva Aubocassa.

• Sal y pimienta al gusto.

• Piñones tostados.

• 2 paquetes de albahaca.

• 1/3 taza de parmesano.

PREPARACIÓN 

• Poner los tomates al sartén caliente con un poco de aceite de oliva y dejar que se cocinen. 

• Mezclar la albahaca, el aceite de oliva, el parmesano y las nueces en una procesadora, para luego mezclar con los tomates en el sartén. 

• Apagar el fuego y agregar la pasta ya lista, y el secreto más importante: Agregar 3 cucharadas del agua de la pasta para suavizar.