Inicio Columnistas P.S. It's Fancy P.S. It’s Fancy l Introducing to D.R. : Port De Bras

P.S. It’s Fancy l Introducing to D.R. : Port De Bras

Editorial.

Un ventanal enorme que se anteponía a una arbolada cuyas copas se presentaban en distintas tonalidades de verde, que se hacían más o menos intensas con el sol, y una barra seductora, conformaron, sin darse cuenta, el escenario de inspiración de lo que podría ser el “Second Act” de una visionaria venezolana que antes había tenido una línea de trajes de baño. Ella fue a una clase de “barré” mezclada con yoga y salió con una colección en mente. El ballet, o más bien, la preparación de las bailarinas, la motivó a incursionar nueva vez en el diseño, ahora de una especie de ropa deportiva lo suficientemente segura y lanzada como para atreverse a lucirla fuera del gimnasio o estudio de ejercicios. Esa feminidad masculina que da el ballet, sus movimientos delicados pero acompañados de disciplina y fuerza, se dejan ver en el nombre “Port de Bras”, que se refiere a uno de los movimientos de esta danza, al igual que en cada trazo. Esto, unido al balance de las energías del yoga y a su interpretación de lujo, donde se valora el trabajo manual, porque cada pieza es realmente hecha a mano, única en su estilo, con valor social, cultural y sentimental, es rara y distinta, y lo reconoce. Que sienta lo que sentía quien la hizo mientras la hacía y quien la lleva, mientras la viste. Consciente de los materiales y el desecho que vendría con el uso y la fabricación de las piezas, y que educa tanto a quienes están delante como a quienes están detrás. Esa marca irreverente, disruptiva en el mundo del ejercicio, consciente y humana es la que introducimos en estas páginas.   

P.S. It’s Fancy.

Introducing to D.R.

Port De Bras

¿Te consideras una dama de varios sombreros? Quizás algunos de ellos los compartas con Clarissa Egaña, al igual que toda mujer que va con el movimiento elegante e inesperado del día. Ese es el propósito de la abogada y diseñadora venezolana con su firma de moda: responder a cada una de estos posibles eventos con prendas que se presten para todo, iniciando por los ejercicios. Es así como nace bajo la tendencia del athleisure: “ropa informal diseñada para usarse tanto para hacer ejercicio como para uso general”. Con “Emana Technology”, tecnología privilegiada en sus telas, cada diseño se construye con material que mejora la circulación de la piel,

protege de los rayos UV, gran parte de su gama es eco-friendly y poliamida biodegradable y anticelulítico, además de ser dri-fit y no absorber toxinas, asegurando así la posibilidad de llevarlas puestas hasta la noche. Desde su presentación en la Semana de la Moda de Nueva York hace menos de una década, la historia de Port de Bras, al igual que lo que representa su nombre, como inspiración detrás de cada diseño, es una que se está acondicionando, circulando con el tiempo, moviéndose de manera sutil y femenina a favor de los pequeños y grandes sueños de cada mujer en el mundo.

“No somos marca, somos movimiento. Con nuestra conciencia despierta sobre la sustentabilidad en la moda y la vida, y el propósito de promover de manera respetuosa las decisiones más saludables, impulsamos a la mujer a ser la versión más poderosa de si misma”, Clarissa Egaña.