Inicio Columnistas P.S. It's Fancy Showcase: Los Broches

Showcase: Los Broches

P.S. It’s Fancy.

screen-shot-2016-09-29-at-5-32-31-pmbroches2
¿Pensabas que era un efecto “Antique”? No, realmente los broches son uno de los accesorios más antiguos que existen. De hecho, se piensa que sus primeras manifestaciones surgieron en los años 27 A.C. cuando eran utilizados para sujetar la vestimenta de aquellos tiempos (tipo “fíbula”: todo tipo de piezas metálicas utilizadas en la antigüedad para unir o sujetar alguna prenda de vestir) y bajo la rama de la “joyería funcional”, porque a la vez cumplían una función estética-decorativa; que también indicaba alto nivel social.
broches32La Edad Media y el Renacimiento fueron dos períodos históricos donde el broche y la joyería, en general, lograron un gran desarrollo, esto gracias a la inclusión de la plata y piedras preciosas en la elaboración de estas piezas. Sin embargo, fue durante el Romanticismo que la orfebrería comenzó a tener gran auge, y con ella los broches. Fue también durante estos años, como consecuencia del apogeo, que otros niveles sociales también procuraron tener acceso a estas piezas, viéndose en la necesidad de crear y/o adquirir los suyos con materiales menos costosos y de inferior calidad, pudiendo ser este el nacimiento de la bisutería.
El siglo XIX también fue muy importante para la historia de los broches, en él se fundaron: Tiffany & Co, Cartier SA y Bvlgari; y el prendedor se hizo muy popular, se empezó a utilizar en la zona del escote, como detalle decorativo, ya que los escotes de aquella época, eran de cuello alto.
Desde 1900 en adelante, la diversidad fue en aumento y la aparición de distintos movimientos artísticos como el “Art Nouveau”, dejaron también su huella en el estilo y diseño de los broches y, poco a poco, las mujeres se atrevieron a llevarlos no sólo en sus escotes, sino también en otras partes de los vestidos, los abrigos y los chales; y así continuó hasta la actualidad… lo cierto es que cuando se trata de lugares dónde llevarlo, no existen arbitrariedades, puede ir tanto del lado derecho como del izquierdo; sobre la solapa de un abrigo hasta las esquinas de la bufanda.
screen-shot-2016-09-29-at-5-59-51-pm

Editorial

natalia-nachon-corregida

Siempre he sido amante de los detalles. Me resulta fascinante conocer los orígenes de las partes del todo que conforma, adorna y da sentido a nuestro día a día, y con esto, por supuesto, me refiero a la moda y a sus piezas capaces de transformar un “outfit” con solo estar presentes… y me pregunto: ¿Será que los seres humanos nos hemos olvidado de que también tenemos esa capacidad? Y no solo hablo de la posibilidad de cambiar entornos y transformar situaciones, sino también a darnos el permiso de reinventarnos y marcar la diferencia, sin alterar nuestra esencia, tal y como lo hacen los broches. Últimamente he decidido sacar del baúl de las herencias, joyas que por lo cíclico de esta industria, se encuentran otra vez en su momento de oro y ver cómo los prendedores, a pesar de sus distintas formas, materiales e inspiraciones, conserva su base (teniendo al imperdible como método de fijación), me ha despertado de la necesidad de colocarlo en el escaparate (showcase) y escuchar qué nos cuenta…
firma-nachon