P.S. IT’S FANCY.

«Ese día me levante supertemprano, tomé mi café de todas las mañana y me empecé a preparar. Tenía ya elegido un vestido en colores azul que me compré en New York para esta ocasión. Me lo puse con un collar de Nina Ricci de los 80 que adquirí en París en los mismos tonos y los combiné con unos zapatos transparentes. Como cartera, me hice una esa mañana con un pañuelo rosado de Hermès. No suelo usar el pelo suelto, pero a último minuto decidí que sí. Salí del departamento en Washington Square Park donde siempre me quedo en NY, que para mí es como mi segunda casa, porque aquí viví casi toda la década de mis 20, hice ahí mi carrera en Diseño de Moda en Parsons y mi máster en Global Fashion Management en FIT; y me dirigí al desfile. El show fue en Battery Park, dentro del parque, en una especie de cápsula de vidrio. Llegué temprano. Me encontré con varias amigas de la industria y, luego de conversar un rato con ellas, llegó Carolina Herrera, quien estaba sentada para ver el desfile como un espectador más». Agus Cattaneo. (@iamaguscattaneo)

 

EDITORIAL.

Todavía guardo en mi memoria la imagen exacta de mis compañeros de clases prestando total atención a lo que el profesor de Sociología nos explicaba sobre cómo la tecnología iría transparentando barreras geográficas, transformando procesos e interconectando el mundo. No ha pasado una década desde entonces, y aunque etiquetarlo como un “beneficio”, todavía trae sus debates; algunos nos lo disfrutamos al máximo. De manera especial, en temporadas de Fashion Week, cuando por responsabilidades editoriales estás en oficina y amigas de la industria, con quienes has conectado de manera especial también por alguna plataforma virtual, lo recopilan de manera tan detallada, que sientes que la del asiento de al lado eras tú. Por eso, esta edición es un “Take Over/Front Row” de Agus Cattaneo. Ella es mitad argentina, mitad italiana pero reside en París. Ha sido profesora de moda y lujo en FIT en NY, Polimoda en Florencia, Chavón en nuestro país y ahora IFA e Istituto Marangoni en París, además de profesional speaker y directora creativa para la ONG Aid to Artisans y el Banco Mundial donde trabajó en Lesotho, África. Con ella viviremos de cerca los estampados, volúmenes y tonos vibrantes que caracterizaron la propuesta de Carolina Herrera bajo la dirección creativa de Wes Gordon, para Primavera-Verano 2020, desde una óptica muy personal.