Nuno Barra

TALENTOSO.

Nuno Barra

“Vista Alegre siempre ha sido la vajilla preferida de las casas reales y gustos exquisitos”.

fotos Diago Ramos Moreira locación Hotel Vista Alegre en Oporto, Portugal agradecimientos Doña Mary de Guzmán y Ana María Guzmán, de Trellis Home Decor.

«Es un privilegio dirigir la marca país que más enorgullece a Portugal como es Vista Alegre, una tradición que data de 1824 cuando fue fundada la casa fabricante de porcelana por José Ferreira Pinto Basto. Desde ese entonces, fue el encargado de la vajilla del rey de Portugal, y a partir de ahí la casa fue creciendo, convirtiéndose en la casa fabricante de las vajillas de monarcas, presidentes y diseñadores del mundo, pero más que nada, el reflejo directo del ‘made in Portugal’ que más atesoramos los portugueses.

“Estamos hablando de una industria de lujo y estas van a existir siempre; entonces, el futuro está ahí, no es algo predecible, pero si vamos a precisar de vajillas para comer, de piezas para decorar la casa, de piezas de arte, solo hay que hacerlo bien y con corazón”.

Viajamos a la maravillosa ciudad de Oporto, en Portugal, para conocer la magia y las manos que crean y dan forma a las vajillas y cristales más hermosos y más cotizados, como son los de la Casa Vista Alegre, cuyos inicios datan del 1824 cuando el entonces rey João I comisionó a esta casa toda la vajilla del palacio, ganándose de inmediato la admiración de las cortes de Europa, presidentes y grandes diseñadores del mundo. Visitamos a Portugal atendiendo a una elegante invitación de doña Mary de Guzmán y su hija Ana María Guzmán, quienes acertadamente representan esta afamada casa en el país, dando cátedras de ser las mejores embajadoras de la exquisitez y la elegancia que podría tener esta casa fabricante de porcelana en nuestro país.

Fueron días hermosos, de fados, visitas al santuario de Fátima, recorrer los puertos de marineros y, sobre todo, llenarnos de la magia que impregna de nostalgia la hermosa Portugal. Tuvimos como anfitrión a su director general Nuno Barra, un apuesto caballero que nos sirvió de guía y nos permitió conocer de cerca la historia de la familia Pinto Basto, que, en sus inicios, adquirieron una granja en Oporto, para dar paso a museos, iglesias, factorías fabricantes de cristales, vajillas excepcionales de una calidad insuperable. Los descendientes de la familia Pinto Basto supieron, en su momento, asumir la transición para que nuevos bríos y una multinacional siguiese con el trabajo que ellos habían iniciado dos siglos atrás. Espero disfruten este hermoso homenaje a las tradiciones y las cosas bellas que nos exaltan los sentidos… Muito obrigado!

RS: ¿Cuáles son sus funciones específicas dentro del Grupo Vista Alegre?

Nuno Barra: Soy el responsable del marketing del diseño del producto y de las ventas en Portugal, y también, soy administrador.

RS: ¿Qué línea llevan ustedes para saber lo que luego será vendible en el mercado, y de qué se guían?

NB: Bueno, es una hoja de información muy extensa; hablamos de las ferias para ver lo que pasa, no solo en la porcelana, ya que hay muchas ganancias, muchas industrias; por ejemplo: está la moda, esta es cada vez más importante y tiene un impacto creciente en todo. Imagínate las lozas, las vajillas… entonces la inversión en la decoración, las lozas se cambian mucho, por lo que tenemos que ir acoplados a todo eso, porque tenemos tiendas donde trabajamos junto a los clientes.

RS: ¿Cuáles son los valores primordiales del Grupo Vista Alegre?

NB: Los valores son un poco transversales. La calidad es una cuestión fundamental para nosotros, al igual que la innovación; todo lo que hacemos tiene que ser algo nuevo, no hacemos cosas por hacerlas y ya. Las vajillas tienen una decoración que es difícil de hacer y se hace combinaciones de diseños. Intentamos trabajar con los mejores diseñadores de la actualidad para trascender de nuevo y eso es un esfuerzo grande, por ejemplo, hacer unos vasos… Pero el detalle está en ver qué es lo que quieren, cada creación tiene que tener algo diferente. Entonces, esta es una empresa de una larga trayectoria y con una gran devoción a la cultura desde sus inicios, y eso es muy importante, no solo con el diseño, las artes plásticas, los pintores, los arquitectos, las escultores, en realidad, la cultura es muy importante para nosotros.

RS: ¿A cuáles mercados ustedes llegan o pretenden llegar?

NB: Bueno, la marca tiene una presencia global, pero hay varios lugares en el mundo que entendemos que no debemos escatimar esfuerzos para incrementar la presencia. En la India, por ejemplo, estamos apostando fuerte, así como en México y Asia.

RS: ¿Cuáles son los logros más importantes que usted considera ha tenido Vista Alegre desde su gestión?

NB: La notoriedad de la marca ante muchos mercados, el reconocimiento de la calidad de sus piezas y la dedicación con la que uno hace las cosas que parecen simples, pero no lo son.

RS: ¿Qué se ha preservado todavía desde 1824 cuando la familia Basto Pinto inició este negocio? ¿Qué han hecho para mantener esa tradición?


NB: Nosotros intentamos preservar lo más característico de la firma, porque si preguntas a un cliente qué es Vista Alegre para él, su respuesta significa ser los puntos que preservamos mucho, sobre todo la calidad, debido a que la calidad tiene un impacto muy grande sobre el precio, ya que muchas veces hemos tenido que destruir creaciones, porque no tienen la debida calidad, y nosotros tenemos que cuidar el proceso. Otra forma es la intervención manual. Todos esos trabajos que has visto vienen de un proceso muy difícil y muy costoso, pero lo preservamos porque es la esencia de Vista Alegre.

RS: ¿En qué se inspiran los colores y las vajillas del Grupo Vista Alegre?

NB: Las tendencias de la moda. El comportamiento del cliente va cambiando mucho, también un poco de todo lo que pasa en la sociedad; influye mucho los diseñadores que hoy trabajan estos productos, pero mañana trabajan en edificios… entonces, vamos acompañados de ellos. Cuestionamos qué va a pasar en el futuro, cuáles son sus proyectos, por lo que después de eso apostamos mucho al trabajo a mano en colores más naturales y, además, se debe actualizar constantemente la logística del marketing.

RS: ¿Cómo llegó usted al Grupo Vista Alegre?

NB: Yo soy del marketing, toda mi vida he trabajado en ello, yo también duré mucho tiempo como consultor de marketing estratégico. Entonces, después fui al grupo que compró Vista Alegre, pues me han preguntando que si quería venir aquí para hacer la reestructuración de la marca y terminé aceptando la propuesta. Sí, ha sido un reto porque Vista Alegre es la marca más conocida en Portugal.

RS: ¿Cómo usted se considera ahora?

NB: Es difícil. La dificultad radica en que los retos de marketing y del desarrollo de productos son tan grandes hoy, que te da muy poco tiempo para hacerlo todo, entonces hay que hacer un equilibrio.

RS:¿Cómo definiría usted al Grupo Vista Alegre en una sola palabra?

NB: Extraordinario.

RS: ¿Cómo enfrentan ustedes los retos para los nuevos tiempos?

NB: Estamos hablando de una industria de lujo y estas van a existir siempre; entonces, el futuro está ahí, no es algo predecible, pero si vamos a precisar de vajillas para comer, de piezas para decorar la casa, de piezas de arte, solo hay que hacerlo bien y con corazón. Otra cosa es que dentro del equipo de gestión de la empresa hay personas que están solo dedicadas a pensar cómo producir mejor, cómo hacerlo de una forma eficiente, cuáles son las innovaciones que tenemos que acompañar para adaptar a la empresa.

Si miras a la empresa hoy, te darás cuenta que es una de las más desarrolladas y modernas de la industria, porque todo está muy organizado, las reglas son claras para todos… el producto, al final, tiene las reglas que están definidas desde el principio, pero el mundo va cambiando y uno siempre tiene que estar a la par de ello. Desde mi punto de vista, tenemos personas trabajando con la innovación.

RS: ¿Cuál es su pieza o diseño favorito?

NB: Tengo dos cosas que me gustan mucho, aunque todo lo que tengo es para usar diariamente: tengo una vajilla de cruz negra y otra de onix con dorado, y en verano prefiero las vajillas que fabricamos de Oscar de la Renta.

RS: De todo este tiempo que usted tiene aquí, ¿de qué se siente más orgulloso?

NB: Me siento muy orgulloso de haber recuperado un poco la marca, porque cuando compramos la empresa en el 2009, tenía muchos problemas financieros, aunque es una empresa muy conocida aquí en Portugal, ya que si se le preguntas a 100 personas, 98 de ellas dirán que la conocen, pero aún así estaba muy clásica, muy rezagada en el tiempo. El desarrollo del producto era muy frágil y las personas más jóvenes perdían un poco la relación con la marca, debido a que no se identificaban con ella. Entonces se realizó un trabajo de estudio de mercado para entender lo que pasaba, el posicionamiento de las otras marcas, lo que los consumidores querían o lo que era el futuro del consumo, y después de ahí se ha logrado desarrollar el producto.

Otra cosa que caracteriza a Vista Alegre es la cantidad de cosas que se hacen aquí, porque si vas al mercado, encontrarás compañías que son especializadas en hostelería solamente. Aquí hacemos esculturas, pinturas a mano, piezas de diseños especiales, vajillas, decoración, etc. Por eso digo que es un mundo de cosas complementadas, que te permiten mostrar al cliente que tienes algo valioso.

Y recuperar todo eso fue un desafío de una vida, lo que considero que ha sido algo muy interesante en mi vida.
Nosotros somos la empresa dentro de la industria que más premios gana todos los años. Generalmente, ganamos entre 12 o 15 premios, tanto dentro del ámbito nacional como internacional, y también obtenemos dos tipos de galardones: uno es el de productos, porque trabajamos con los mejores diseñadores y artistas de la actualidad, entonces los productos son muy conocidos, y el otro es por la comunicación, ya que informamos mucho a través de las redes sociales sobre la innovación de nuestras creaciones. Recientemente, obtuvimos ocho reconocimientos por la excelencia de nuestros productos.

RS: ¿Qué importancia tienen para Vista Alegre las colaboraciones con otras marcas?

NB: Nos ha ido muy bien con las colaboraciones porque se hacen con un fin estratégico. Por ejemplo, se trabajó con Oscar de la Renta porque es una firma que se asemeja mucho a lo que es Vista Alegre y, al final, el objetivo era tener notoriedad en Estados Unidos y América Latina.

‘No solo con el diseño, las artes plásticas, los pintores, los arquitectos, los escultores, en realidad, la cultura es muy importante para nosotros”.

RS: ¿Hasta qué punto ustedes le dan permisibilidad al diseñador para que haga un producto?

NB: A veces los periodistas me preguntan cuál es la intervención de la marca cuando se trabaja con un diseñador ajeno a la empresa… y es que, en realidad, nosotros trabajamos juntos y se hacen los trabajamos en conjunto, exponemos las ideas de ambas partes, tanto, que a veces la relación con los diseñadores se torna un poco difícil, pero siempre tratamos de encontrar la solución aunque el proceso es crucial. Y desde el principio es bueno conocer y analizar las marcas que quieren trabajar con nosotros en un momento dado.


Otro dato importante a destacar sobre el Grupo Vista Alegre es que hemos construido residencias a diseñadores, donde se reciben a jóvenes talentosos que proceden de diferentes países, como: Brasil, Corea, Alemania, entre otros. Ellos viven aquí de tres a seis meses para ellos trabajar y reciben unas instrucciones sobre los productos que queremos, que en esencia son: hostelería, una colección de jarras o floreros, centros de mesa y las vajillas. Casi siempre ellos tienen sus propios proyectos y nosotros los analizamos. Esas colaboraciones son muy buenas porque los chicos vienen con ideas frescas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

»Las cosas por limpiar», el crudo relato de Stephanie...

Maid o las cosas por limpiar, es el título de la nueva serie de Netflix que retrata la vida...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -