InicioEntrevistas-Portada-Nathalie Peña-Comas: La magia y el encanto de su dulce voz

Nathalie Peña-Comas: La magia y el encanto de su dulce voz

SOLEMNE.

“En el canto, veo algo místico y espiritual, casi como sanar, y la música a la que me dedico me permite conectar con este propósito: es música para el alma”.

fotos Eduardo Holguin estilismo Joselo Franjul maquillaje Eliotte Casimiro peluquería Max Paulino vestuario Jenny Polanco, Tapiruj y BCBGMAXAZRIA accesorios Daniel Espinosa y Piú by Misura agradecimientos Ignacio Peñalver, Casas del XVI

¡Orgullo nuestro, ella es marca país! Laureada en los escenarios más importantes del mundo, por transmitir los sentimientos más recónditos a través de su voz y poder llegar a cada uno de los corazones que le escuchan. Nathalie Peña-Comas se define como un ser que aspira a aportar belleza al mundo a través de la música, esa que entiende como algo místico y espiritual, capaz de sanar el alma. Su pasión por las melodías e instrumentos clásicos, lo lleva muy adentro, y desde pequeña. Su perseverancia, talento y disciplina le han permitido gozar de sus logros con plenitud y humildad, pero, sobre todo, agradecida con Dios por su don, su voz y sus bendiciones.

“La voz es un poderoso instrumento de expresión con el que se puede llegar a los corazones de los que te escuchan”.

Sus inicios

RS: ¿Cómo fue la infancia de Nathalie Peña-Comas?

NPC: ¡Fue muy divertida! Recuerdo haber jugado mucho con mis hermanas y amiguitos cuando pequeña. También recuerdo una infancia muy activa entre ensayos de coro, prácticas orquestales, clases de ballet, teatro, pintura, tenis y natación. Esto, sumado a las responsabilidades del colegio, ocuparon nuestras agendas desde la infancia hasta la adolescencia.

RS: ¿Cuándo empieza a escribirse la historia de la música en su vida?

NPC: A la edad de ocho años, mi mamá nos llevó a mi hermana melliza, Evelyn, y a mí a presentarnos a unas pruebas de admisión convocadas por la Escuela Elemental de Música Elila Mena. Recuerdo haber cantado una canción que me gustaba mucho, algo desafinada (Risas). Tenía buen ritmo y buena audición, y felizmente fui admitida.

Una vez terminada la etapa de iniciación musical, procedimos al aprendizaje de instrumentos: flauta traversa y piano. También, tocábamos en la orquesta y cantábamos en el coro de la escuela de música, del colegio donde estudiábamos y, posteriormente, del Conservatorio Nacional de Música.

Su voz, una bendición

RS: ¿Qué significa, para usted, su voz?

NPC: Describirlo como “herramienta de trabajo” sería no reconocer toda la belleza y la magia que envuelve el canto. En este sentido, la voz es un poderoso instrumento de expresión con el que se puede llegar a los corazones de los que te escuchan. Es casi milagroso. En el canto, veo algo místico y espiritual, casi como sanar, y la música a la que me dedico me permite conectar con este propósito: es música para el alma.

RS: ¿Cómo descubre la formación de cantante lírica?

NPC: A la edad de 14 años, asistía a unos talleres de canto que organizaba la “Ópera de las Américas” en el país, impartidos por reputados maestros internacionales. Esto me animó a estudiar la carrera de canto lírico en el conservatorio. Tres meses después de haber comenzado las clases de canto, la maestra con la que estudiaba me dijo que yo no reunía las condiciones para el “bel canto”. Así que abandoné la idea de cantar y me dediqué por completo al estudio del piano. Años después, ya como estudiante de término de la carrera de piano en la Universidad de Música y Artes Escénicas de Viena, Austria, decidí presentarme a las pruebas de admisión para canto solista, convocadas por la misma universidad. Me preparé durante casi dos años para esa prueba y recuerdo que, de 170 candidatos, provenientes de diversas partes del mundo, que se presentaron ese año al examen, quedé entre los 16 seleccionados para ingresar a la carrera de canto solista (Konzerbach).

RS: ¿Alguna anécdota sobre su primera vez en el escenario?

NPC: Probablemente haya sido alguna presentación escolar, pero no recuerdo en particular esa primera vez.

RS: ¿A quién admira?

NPC: Admiro mucho a las grandes divas del ayer: Monserrat Caballé, Renata Tebaldi y Renata Scotto. Su destreza, belleza vocal y derroches artísticos siempre las colocaron al servicio de la música. En sus tonos y entrega musical se puede sentir sinceridad, dulzura y pureza, sin ningún otro deseo más que el de transmitir. Desde mi punto de vista, esto es ser una verdadera Diva.

RS: ¿Es difícil poder armonizar la carrera de cantante con la vida personal?

NPC: De hecho, es más fácil de lo que se piensa, siempre y cuando se esté dispuesto a abandonar ciertos hábitos que puedan impedir el buen funcionamiento de nuestro instrumento, la voz, que es muy sensible: hablar pausado, en bajo volumen, no ingerir bebidas a temperaturas extremas ni alimentos muy condimentados, practicar deporte, dormir 8 horas diarias, no hablar mucho durante los días anteriores a los shows y estudiar, estudiar, estudiar y estudiar. Fuera de esto, es una “vida normal”.

Le preocupa…

RS: ¿Qué situaciones que ocurren en el mundo le preocupan?

NPC: Probablemente sean las mismas que mantienen a toda la humanidad sumergida en la incertidumbre: el COVID-19 y sus inevitables secuelas sanitarias y económicas. En nuestro caso, las artes y el espectáculo han recibido un golpe inmisericorde, alejando a los artistas de su principal misión: la expresión. La idea de cuándo volveremos a tener la oportunidad de tener contacto con el público en un concierto presencial a gran escala es impredecible.

Las alternativas de conciertos virtuales han servido de aliciente en estos 7 meses de pausa involuntaria. Algunos teatros europeos, tímidamente, han reabierto sus puertas y cierran intermitentemente, según el comportamiento del virus en las ciudades. La Ópera Metropolitana de Nueva York reabrirá sus puertas en otoño del próximo año.

Sin embargo, alimentamos la esperanza de que habrá tiempos mejores y que, paulatinamente, desarrollaremos nuevas alternativas para reactivar las presentaciones con asistencia de público. De hecho, tuvimos la honrosa oportunidad de realizar, junto al maestro Elioenai Medina, el primer concierto con presencia de público en el país desde que inició la pandemia, un recital producido por el Ministerio de Cultura de la República Dominicana, que respetó el distanciamiento físico. Todos lo agradecimos profundamente.

Nathalie Peña-Comas

RS: Naces en un país donde se toca la güira y la tambora, ¿cómo surgió la idea de trabajar una producción con música popular?

NPC: Son producto de la búsqueda de crear una propuesta diferente, a través de la combinación de géneros musicales. Tiene sus adeptos y sus detractores, pero algo es seguro: logra el objetivo didáctico de acercar este estilo de canto al público general que, probablemente, de otra manera no hubiese tenido acceso a él y que felizmente, en varios casos, ha despertado interés genuino por la música clásica y la ópera. La idea se inspiró tras una exitosa presentación durante los Premios Soberano 2014, con producción de René Brea, en la que participé junto a Raulín Rodríguez, interpretando el popular tema “Esta Noche”, momento musical valorado como el mejor segmento de esta entrega y uno de los más memorables en la historia de los premios.

Por mi parte, me divierto mucho combinando estilos y géneros musicales, y aprendo mucho de todos ellos. Otro aspecto sumamente importante es que crea un acercamiento entre todos los artistas, sin importar el género musical al que pertenecen y crece la estima y el respeto entre todos.

RS: ¿Cómo puede manejar la actuación con el canto lírico?

NPC: El cerebro del cantante opera a toda capacidad durante un performance de ópera, muchos son los puntos que hay que atender mientras se canta: la música, las letras, afinación, técnica, las emociones de la escena, la dirección del maestro de orquesta, las intervenciones del coro, y el diálogo actoral y musical con todos los artistas en escena. ¡No hay espacio para distracción! Cuando asumo un nuevo personaje, trato de estudiarlo como si fuera un personaje de una obra de teatro (sin canto), su psicología, emociones, virtudes, etcétera, para así recrear un personaje real y convincente. Paralelamente, trabajo la parte vocal y, al unirlos, se enriquece la interpretación.

RS:  Siempre quiso ser cantante, pero ¿cuándo se decide por el canto lírico?

NPC: Relativamente tarde, a los 23 años. Pero la preparación y experiencia musical que había acumulado previamente, permitieron un avance acelerado y en corto tiempo de estudio. Debuté en el personaje de Zerlina, papel secundario en la ópera Don Giovanni de W. A. Mozart, en una producción para el Teatro del Palacio de Schönbrunn, en Viena. Durante mi época de estudios, tuve la oportunidad de formar parte del Coro de la Ópera Estatal de Viena y participé en dos ediciones del prestigioso Festival de Salzburgo. Allí, tuve el honor de trabajar con leyendas de la música clásica, como los maestros Riccardo Muti, Daniel Barenboim, Zubin Mehta, Nikolaus Harnoncourt, Valéry Gergiev y Peter Eötvös, y con el famoso actor franco-ruso Gerard Depardieu, junto a la Orquesta Filarmónica de Viena. Fueron momentos extraordinarios que atesoro en el corazón.

RS: ¿Cuándo dijo: “lo he logrado”?

NPC: Agradezco cada mañana las bendiciones que hemos recibido hasta el momento: poder cantar como solista junto a importantes agrupaciones como la Orquesta Filarmónica Estatal de Rusia, la Orquesta de la Radio y Televisión Nacional de Belarús, la Orquesta Sinfónica de Târgu Mureș, en Rumanía, la Orquesta Sinfónica Nacional de la República Dominicana, la Orquesta Vienna Concert – Verein, de Austria, entre otras; haber cantado el exigente rol protagónico de Violetta en la ópera La Traviata el año pasado en el Teatro Nacional, gracias a la invitación del Maestro José Antonio Molina y Fidel López; y mi debut en la emblemática Sala Dorada del Teatro Musikverein, sede de los conciertos de “Año Nuevo” de la Orquesta Filarmónica de Viena, cantando como solista en la IX Sinfonía de Beethoven, son hermosos sueños del corazón alcanzados. Pero, sin dudas, aún quedan muchos sueños más por cumplir.

RS: ¿Pensó que, en algún momento, no funcionaría?

NPC: Muchas veces, sobre todo en los inicios. Venir de una cultura caribeña sin tradición operística, aunque hemos tenido lumbreras internacionales, como los maestros Francisco Casanova y Eduardo Brito, arrojaba pocas probabilidades. No obstante, la disciplina, el amor y el compromiso con la música, la fe y el trabajo constante fueron fuente de inspiración y fortaleza que alimentaron la confianza en que sí se puede, no importa de dónde vengas.

RS: ¿Cuáles son los retos más grandes a los que se ha tenido que enfrentar para lograr llegar dónde está?

NPC: Aprovechar oportunidades es algo crucial en la vida del artista. Siempre he sido arriesgada. He tenido que aprender repertorios difíciles, en cuestiones de días, por algunas ofertas de trabajo que entendía era una lástima rechazar. Memorizar una “Violetta” (Protagónico en La Traviata) en solo dos semanas, para reemplazar a una colega que estaba enferma en Viena, fue muy retador, al igual que preparar La Contessa de Las Bodas de Fígaro en tres semanas, para iniciar ensayos para un importante festival en Austria fue algo muy extremo. Ahora que lo pienso, ¡es una locura! Pero son retos que asumo consciente de mis capacidades vocales y cuento con la supervisión de mi amiga y maestra Irina Gavrilovici.

RS: ¿En qué cree Nathalie Peña-Comas?

NPC: En el Creador, el amor incondicional, la bondad, el amor de una madre, la belleza, la lealtad, la honestidad, la sinceridad y en el poder transformador de la música.

RS: ¿Qué entiende le ha aportado personalmente su carrera artística a su vida?

NPC: Conocimiento, disciplina, viajes a lugares mágicos, grandes amigos, anécdotas, experiencias memorables, grandes retos, hermosa música, belleza, plenitud, alegrías, glorias, sacrificios, tristezas y angustias. Doy gracias por tanto aprendizaje: la música me volvió humana.

RS: La cultura es la conciencia colectiva de la continuidad de la historia, es conocimiento. ¿Nos podrías contar de qué se trata el “Proyecto Ópera y Turismo Cultural” para la República Dominicana? ¿Cómo surge la idea? ¿Cuál es tu participación?

NPC: Es un proyecto que nace por el deseo de mostrar la riqueza cultural y la diversidad de nuestra gente y su talento. La República Dominicana goza de reconocimiento internacional por sus hermosas playas, y en menor escala por su cultura, con excepción del merengue y la bachata. Poder combinar el arte clásico, la ópera, con imágenes de nuestros monumentos y edificaciones, destacando su importancia, representa un atractivo para el turista que desea conocer el país al que viaja, más que un descanso en las playas más bellas del Caribe. Realizamos los primeros audiovisuales y ya estamos en preproducción de los próximos proyectos. Esto lo desarrollamos en calidad de Embajadora para la Promoción de la Cultura.

RS: Creemos que el año 2017 estará marcado como uno de los mejores de tu vida, uno de retos superados, logros alcanzados, y recibes tu primera Nominación al Latin Grammy en la categoría de música clásica. ¿Qué sintió al estar nominada a uno de los galardones más importantes de Latinoamérica, sumándole ser la primera dominicana en la categoría?

NPC: Sin duda alguna, un momento sin par, de gran júbilo y agradecimiento. Nuestro álbum Alta Gracia, que rinde honor a nuestra madre Espiritual, nos concedió la oportunidad de tan prestigiosa nominación (Primera Artista Clásica Femenina del país en recibirla) que nos compromete aún más con la calidad.

RS: En ese mismo año, trabajó y publicó 3 álbumes musicales: Alta Gracia (enero), Una Mujer (abril) y Souvenir Latino by Spirituosi (mayo), en los que se encuentran las colaboraciones de grandes artistas de la música, entre ellos Maridalia Hernández, Plácido Domingo Jr., Raulín Rodríguez y Danny Rivera, ¿qué se llevó de cada uno de ellos?

NPC: Un montón de cosas muy valiosas, pero el mayor de los aprendizajes: su humildad. Son grandes en escena porque son seres humanos humildes y servidores de la música: verdaderos artistas. Trabajar junto a ellos fue una de las más bellas y significativas experiencias que me ha regalado esta carrera.

RS: Junto a sus hermanas, forma parte de una agrupación musical que lleva por nombre: Ensamble Spirituosi. ¿Cuándo surge la idea? ¿Por qué Ensamble Spirituosi?

NPC: Spirituosi surge de un deseo de difundir la música clásica, tradicional y folklórica latinoamericana y caribeña, presentada en un formato diferente de guitarra, violoncello, flauta, contrabajo y voz. Es un proyecto semi-familiar, pues lo conforman mis dos hermanas, artistas y orgullo de nuestro país, Evelyn y Nicole Peña-Comas, flautista y violonchelista, respectivamente, mi cuñado y virtuoso guitarrista francés Damien Lancelle, junto a dos extraordinarios colegas músicos del Perú: Gonzalo Manrique (guitarra) y Rubén Sánchez (contrabajo). Juntos, hemos obtenido grandes logros, llevando nuestra música a excelsos escenarios, como el Teatro de los Niños Cantores de Viena y, en la misma ciudad, la prestigiosa Sala Mozart del Konzerthaus. Además, fuimos galardonados con el premio Soberano al “Concierto Clásico del Año” en el 2015, mientras que, en el 2018, obtuvimos tres Medallas de Oro en los premios “Global Music Awards”, en la ciudad de Los Ángeles y, ese mismo año, nuestro álbum Souvenir Latino formó parte del playlist de la Radio BBC 3 de Londres.

RS: En el 2019, fue designada “Embajadora de Buena Voluntad para la Promoción Cultural de República Dominicana”, ¿qué pasó por su mente en ese momento?

NPC: ¡Todos los aportes que se pueden realizar al país desde esta posición! Es un alto honor haber recibido esta designación, la que agradezco profundamente. El compromiso con mi país queda por siempre sellado.

RS: El tenor Andrea Bocelli es uno de los cantantes más admirados y respetados. Tuvo la oportunidad de cantar junto a él, una de las sorpresas que con más orgullo hemos recibido, ¿lo imaginaste tú en un momento de tu vida?

NPC: Lo soñé muchas veces, durante 20 años y de manera sincera. Dios nos concedió esa gracia. Fue uno de los momentos más especiales que jamás haya vivido en escena, cantar junto a esta leyenda viviente, al igual que cuando tuve el honor de participar junto al extraordinario tenor mexicano Ramón Vargas, por invitación del Maestro José Antonio Molina, mi mentor, y la Orquesta Sinfónica Nacional, en ocasión del 46º Aniversario del Teatro Nacional Eduardo Brito.

RS: Para terminar, ¿cuáles son los proyectos actuales, y a futuro, de Nathalie Peña-Comas?

NPC: Actualmente, estamos terminando un nuevo álbum con música clásica, de compositores latinoamericanos, producción que realizamos junto a mis hermanas Nicole y Evelyn. También, estamos preparando algunos proyectos para navidad, que pronto compartiremos, y cerraremos el año en Italia, cantando una gala de “Año Nuevo”, en el Teatro Nuevo Giovanni da Udine. Para el 2021, seguiremos desarrollando nuestro proyecto de Ópera y Turismo Cultura, recitales y más proyectos educativos con nuestra Fundación Musical Trébol. En agenda también tenemos programados conciertos en Asia, por primera vez, Austria, República Dominicana y Rusia.

CONFESIONES

Un color: Blanco.

Un país: República Dominicana.

La felicidad es… Hacer lo que nos apasiona.

¿Café o té? Café.

Pasatiempo: Silencio.

Filosofía de vida: “Menos, es más.”

Cantante favorito: Luciano Pavarotti.

Canción: Amor de Conuco – Juan Luis Guerra

¿Amanecer o atardecer? Amanecer.

Una palabra que defina su vida: Perseverancia.

El recuerdo más valioso de su infancia: El canto de mi mamá.

Un miedo que tenga que vencer: Decir que no.

Un libro: Cualquiera que me aporte.

Comida favorita: La yuca, en todas sus versiones.

Un lugar en el mundo donde desconectar: Jarabacoa.

Si mira al futuro, ¿qué ve? Esperanza.

República Dominica es… el lugar donde Dios duerme.

Patricia Acosta
Comunicador Social y Periodista Entendí desde muy pequeña el poder que tiene la palabra, mejor aún, plasmarla con sentimiento para transmitir las emociones del arte. Quiero ser más humana, sonreír más, ser agradecida y ser mejor persona.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Sorprendente el cambio físico de Jared Leto para House...

Desde hace meses el título de House of Gucci ha acaparado los principales titulares de medios y redes sociales,...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -