Inicio Entrevistas Nabila Brache & Joel De La Rosa

Nabila Brache & Joel De La Rosa

Entrevista Especial.

Nabila Brache & Joel De La Rosa

Una pareja en la moda

fotos Dominik Panasiuk

idioma es una etiqueta de moda multidisciplinaria con base en New York. Se nutre de la investigación en cine, música, poesía e historia para proponer un punto de vista único a través de la cultura latinoamericana. Es el empredimiento de los jóvenes dominicanos: Joel De La Rosa y Nabila Brache, la lanzaron en 2019 como una manera muy particular de traducir conceptos a un lenguaje visual, mientras se crea un diálogo más allá de la ropa. “La primera letra en idioma se coloca al revés para simbolizar nuestra actitud hacia la moda”.

¿Cómo se conocieron? Nos conocimos en Output, un club nocturno en Brooklyn, hace dos años. La unión vino por amigos en común. Esa noche compartimos que ya los dos teníamos varios años viviendo en la ciudad y estábamos sorprendidos de que no nos habíamos conocido anteriormente ya que nos gustaba ir a los mismos lugares y teníamos una pasión en común.

Joel, naciste en Nueva York, pero creciste en la República Dominicana. ¿Dónde están tus raíces? ¿De dónde es tu familia?

Mi madre nació en Brooklyn y mi padre en Santo Domingo. Siempre me siento extranjero. Cuando estoy en Nueva York soy dominicano y, en Santo Domingo, soy norteamericano.  Pienso que la nacionalidad es una elección cultural y no un hecho geográfico. Nací en Nueva York, pero soy dominicano.

Nabila, ¿Por qué emigraste a Nueva York para perseguir un sueño?

Emigré a Nueva York para estar más expuesta a la moda, con oportunidades de aprender de distintos aspectos de la industria. Para mí, Nueva York siempre fue donde me imaginé viviendo. A mí me trae satisfacción hacer una carrera aquí, al igual que grandes diseñadores como Oscar de La Renta y Marc Jacobs.

Ambos han encontrado en la moda su llamado de vida, pero ¿Cómo y cuáles fueron los caminos que cada uno tuvo que seguir para encontrarla? ¿En qué momento se dieron cuenta de que eso era lo de ustedes? ¿Algún familiar hace moda?

J: Yo ni sabía que existía el mundo de la moda hasta que llegué, a los 18 o 19 años. Recuerdo que Ángelo Beato, Director Creativo de LEBLANC, me enseñó la página MR PORTER. Me encontraba los productos bellísimos. Ángelo y yo mirábamos esta página por horas, analizando cada detalle. Antes de esto, yo era bien pasivo con mi carrera y futuro, pero, finalmente, encontré algo que de verdad me interesaba. Después, llegué a conocer más canales de información, como SHOWStudio, y fui educándome más y más. Me gradué de Administración de Empresas, pero mi Universidad de Modas fue el internet.

N: Me di cuenta de que me gustaba la moda porque, desde pequeña, me encantaba ayudar a mi hermana y a mi mamá a elegir sus atuendos. Igual, en mi tiempo libre, me la pasaba diseñando ropa que soñaba con hacer. Cuando vino el momento para elegir una carrera, estuve dudosa. No sabía si elegir Diseño de Modas porque me sentía insegura de si podría tener éxito y tenía la voz de mi papá en la cabeza, diciéndome lo importante que era saber de negocios en la vida. Pero, también sabía que, si no estudiaba moda, no iba ser feliz. Al final, me fui por Fashion Merchandising.

El propósito del nombre es que queremos crear un idioma visual. Nosotros vemos a “idioma” como una plataforma cultural, no queremos limitarnos. Para nuestra creatividad, es importante tener espacio y libertad. Nos vemos diseñando otras categorías, no solo ready-to-wear. Tenemos planeado hasta diseñar muebles, en un futuro.

Nabila Brache & Joel De La Rosa

Siendo una marca emergente de la era digital, ¿Qué concepto de negocio manejan?

Como marca emergente, pensamos que la flexibilidad y la complejidad interna son las oportunidades que tenemos. Estamos conscientes de que la industria de la moda está evolucionando constantemente y tener la capacidad de evolucionar a ese paso es la clave para llevar a idioma donde queremos. Nos podemos adaptar fácilmente a cambios, junto a Rafael Gómez, un gran amigo que es nuestro socio y nos ayuda con la parte empresarial del proyecto. Estamos estableciendo una empresa con valores, abriéndonos puertas para un crecimiento sostenible. La creatividad es crucial para el balance en un negocio artístico como el de nosotros y va de la mano con cómo manejamos las operaciones.

¿Cómo se reflejan sus personalidades en la firma y cómo esta se refleja en ustedes?

Se refleja más nuestra identidad que nuestra personalidad. Tu identidad es algo que tú mismo elijes, tiene que ver con tus valores y moralidad, mientras que tu personalidad es la manera en que retratas tu identidad. Pensamos que hay dos tipos de directores creativos: los que recrean sus alrededores y los que crean su propio mundo. Los que crean su propio mundo son los poetas. Nosotros intentamos crear nuestro propio mundo y así se reflejan nuestras identidades, ya que somos nosotros quienes lo creamos.

¿Qué papel juega en “idioma” la cultura dominicana?

Es muy importante para nosotros. Creo que siempre va a estar presente en nuestras colecciones, de una forma u otra. Pero tampoco nos consideramos nacionalistas, tenemos una visión global. Nos interesa traer la cultura latina en un contexto de moda de alto nivel, pero en forma inclusiva. Por más que amemos nuestro país, todas las culturas pueden influir en nuestros diseños.

Nabila Brache & Joel De La Rosa

¿Qué dirían que los hace únicos?

Nos vemos más como una plataforma cultural que una marca de moda. Hacemos moda con el propósito de no solo generar cultura, sino también compartirla, siempre tomando en cuenta el tiempo en el que estamos, para que el mensaje sea relevante. Si nuestro trabajo empuja a aprender e investigar más a alguien, eso nos haría muy felices.

¿Cuál es el lineamiento para la selección de materiales y técnicas para trabajar?¿Cómo entra lo de “multidisciplinario” en el día a día?

Muchas veces, tratamos de seleccionar materiales no convencionales. Recuerdo que cuando nos acercamos a sastres con la idea de hacer una chacabana en canvas, muchas veces dudaban si era funcional. Se lo encuentran extraño. Nosotros pensamos que, cuando nos dicen que no es porque lo que estamos creando es interesante, nos empuja a querer ejecutarlo más. La moda siempre es multidisciplinaria, abarca mucho. Cualquier marca que esté consciente del mercado presente, entiende que no sólo puedes pensar en la ropa, hay otras disciplinas que forman parte del proyecto.

Como pareja y business partners, ¿Cómo se transforma su relación dentro y fuera del estudio? ¿Qué tanto cambian los roles?

Para nosotros, todo es igual, dentro o fuera. Lo vemos como parte de nuestras vidas. No tenemos una vida personal separada de nuestro trabajo, todo es la misma vida.

Nabila Brache & Joel De La Rosa

¿Cuál ha sido, hasta ahora, el mayor reto y la mayor ventaja de trabajar con una pareja?

Tenemos muchos retos, pero no creo que tenga que ver con el hecho de que seamos una pareja.  Cogemos el trabajo en serio. La mayor ventaja de trabajar juntos es que hay un respeto y una confianza total.

Cuando ambos son directores creativos, ¿Cuál es el límite de cada uno?

Compartimos ideas constantemente. Usualmente, Joel empieza con un concepto y luego Nabila da su opinión y ayuda a concretizar. Pero eso puede cambiar para otra colección. El producto final es una combinación de nuestra creatividad. Nosotros somos “dreamers”, en nuestra mente no tenemos límites.

Cuando la intención es traducir conceptos en un lenguaje visual ¿Cómo es el proceso creativo?

La traducción es una manera de percibir cosas. Nosotros enseñamos nuestro punto de vista. Empezamos con referencias específicas, puede ser cine, arquitectura, pintura, música, etc… Para “Medicina De Amor”, nosotros hicimos una yuxtaposición de nuestros intereses, pero, para la próxima colección, solo escogimos un filme como referencia principal, para explorar la moralidad de la tecnología. Nosotros experimentamos con el proceso creativo, no pensamos trabajar igual cada colección. Incluso tratamos de que mejore el proceso creativo, siempre afinando, para llegar a nuevos territorios.

¿Por qué explorar el encuentro de una película soviética de los años 70 y un álbum de bachata para su primera colección, “Medicina de Amor”? A propósito, ¿Cómo transformar música en piezas de vestir?

Escogimos estas referencias tan diferentes porque era una yuxtaposición de nuestros intereses, pero también vimos una conexión entre ellos. La bachata es conocida como música de amargue y la película fue basada en un poeta llamado Sayat-Nova, que sintió mucho dolor y agonía a través de su vida. Estos sentimientos están presentes en la colección. Se tomó en cuenta en la fotografía, también, para que las imágenes transmitieran ese dolor. La película la escogimos no solo por las imágenes, que son sumamente fuertes, sino por lo que Sayat-Nova simboliza: la fraternidad entre naciones. Eso hizo la película relevante para hoy.

Otros temas que pasaron a formar parte de la creación de las piezas fue el tema de la inmigración del dominicano a Nueva York y, dentro de eso, el machismo. Vemos cómo, en el cover del álbum de “Medicina De Amor”, es un retrato del cantante llorando que, para la época, fue una imagen muy audaz, ya que la República Dominicana es un país machista. Estas referencias nos dieron la oportunidad de explorar temas políticos y sociales.

El tema de la “i” invertida me habla de emociones y de romper moldes. ¿Cuáles son estos sentimientos que se mueven en cada sketch?

La tecnología avanza tan rápido que estrecha la imaginación. Muchas personas no pueden ni imaginarse que sería lo próximo. Entonces, no estamos de acuerdo con que ya todo existe. Tenemos una visión romántica del futuro. Nuestra postura es que nada va por encima de la creatividad.

La tecnología juega un papel importante en la colección en la que están trabajando ahora. ¿Qué determina esto? ¿Qué podrían adelantarnos? ¿Cuándo la lanzan? y ¿Cuáles fragmentos de “World on a Wire” se verán más representados en sus diseños?

En esta colección, nosotros queremos explorar simulaciones de la realidad y reflexionar sobre la moralidad de la tecnología. Tenemos en mente trabajar con materiales sintéticos y repensar técnicas tradicionales para llegar a nuestra idea del futuro. La colección estará lista para este verano.

¿Cuál sería el siguiente paso?

Para nosotros, es siempre seguir trabajando, tratar de mejorar siempre.