InicioEntrevistasPor Dentro: Mónica Ortiz

Por Dentro: Mónica Ortiz

Embajadora del bienestar ecológico

foto Cortesía de la entrevistada

¿Cómo se despierta en Mónica Ortiz esta pasión por conservar nuestros recursos naturales?

Desde pequeña, mis padres me inculcaron lo importante que es estar consciente de todo, desde lo más elemental como es caminar en lugar de usar el vehículo y, cerrar la llave de agua mientras nos cepillamos los dientes. Pero mi verdadera pasión despertó cuando me encontraba estudiando en la universidad. En ese momento había mucha tensión política y ambiental, existían proyectos como la construcción de una cementera en Los Haitises, la tala de los árboles de la avenida Winston Churchill y hasta la construcción de un hotel en Bahía de las Águilas. Como muchos de los jóvenes, me sentí indignada y me involucré en todas las protestas y hasta fui voluntaria en varias organizaciones sin fines de lucro. En paralelo, trabajaba en el área de producción de una empresa de consumo masivo en la que me involucraron en el Equipo de Sostenibilidad y tuve a mi cargo liderar un proyecto de reciclaje para toda la compañía. 

Como amante de la conservación del planeta, ¿cuál entiende que es su misión ambientalista?

Considero que mi misión es promover el eco-bienestar y educar o crear conciencia sobre el cambio climático y cómo podemos mitigarlo. Lo que quiero es darle “reset” al chip de que para ser “eco” debes ser un hippie o ser un extremista. Quiero crear una comunidad de gente curiosa que esté abierta a aprender y a la vez utilizar Monica Goes Green como una plataforma para brindar información sencilla, útil y honesta en relación con un estilo de vida sostenible. 

¿De qué forma logra aportar un granito de arena a la conservación medioambiental?

Intento minimizar mi huella ambiental de varias formas, por ejemplo: soy vegetariana, separo mis residuos aprovechables y los deposito en centros de acopio, separo mis residuos orgánicos para hacer compost, no utilizo fundas plásticas, compro ropa de segunda mano, rechazo el uso de desechables, apoyo marcas con certificaciones ambientales, etc. En fin, uno debe aprender a gatear antes de caminar; siempre le digo a las personas: empieza pequeño, escoge una cosa (como llevar bolsas reutilizables al supermercado o rechazar un sorbete) y enfócate en eso, cuando ya lo haces de forma rutinaria, entonces escoge otra cosa y así sucesivamente. Ser ecoamigable se trata de tomar decisiones conscientes del medio ambiente todos los días, desde los alimentos que ingerimos, hasta la ropa que usamos.

¿Tiene proyectos a futuro que contribuyan al desarrollo de su visión ambientalista?

A futuro quiero realizar proyectos de educación ambiental, tanto en el sector público como el privado, enfocados en educar a nuestras futuras generaciones y comunidades marginadas. Mientras más enseñamos sobre estos temas, más probabilidades tenemos de que todos seamos portavoces del cambio.

Mónica Ortiz Sánchez. Ingeniera Química de profesión con una maestría en Ciencias Ambientales e Hidrología realizada en California State University en la ciudad de Los Ángeles, California. EstÁ certificada como practicante de la sostenibilidad y responsabilidad social (CSR-P) por el Centre for Sustainability and Excellence. Sus estudios junto a charlas y cursos que tambien ha realizado le han permitido entender de forma técnica y científica los efectos que tienen nuestras decisiones diarias en el planeta.

Damaris Pichardo
Periodista, actriz, lectora escudriñadora y creadora de historias.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

El polémico comentario del príncipe Harry sobre Isabel II

Cada vez que el príncipe Harry o Meghan conceden alguna entrevista, caen en la polémica, intencional o no, es...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -