InicioWhispersModa sin relieve: La creación de Christian Dior

Moda sin relieve: La creación de Christian Dior

1947 fue un año crucial para la moda. Los años anteriores habían estado caracterizados por la sobriedad de las líneas, el ambiente de escasez posterior a la Segunda Guerra Mundial y durante la misma habían marcado este estilo. Sin embargo, cuando Christian Dior presentó su nueva colección se inauguró un nuevo concepto de la moda femenina, en la que las líneas se adaptaban al cuerpo de la mujer, estrechando la cintura y dotando a las faldas de volumen.

De este modo, la alta costura se vio revitalizada, en especial resurge la moda en Francia y se convierte en un símbolo la ostentación, siempre en constante perfeccionamiento y búsqueda de la novedad.

Traje bar, New Look.
Imagen de shakko en Wikimedia Commons
bajo licencia cc

En 1947, la primera colección de un nuevo modisto, Christian Dior, se opuso a este avance producido de forma natural ante las necesidades impuestas por la situación de guerra prolongada. Dior intuyó que las mujeres querían olvidar rápidamente las angustias y privaciones padecidas durante la guerra y volver a vestirse como princesas: todavía hoy, el estilo favorito de cualquier burguesa se encuentra representado por iconos como Grace Kelly, una princesa con cintura de avispa, twin set con collar de perlas y aire aristocrático.

De repente, los hombros anchos, los peinados y sombreros voluminosos y las suelas anchas de los zapatos dejaron de estar de moda, y, para conseguir la silueta sofisticada que proponía Dior, renacieron las guêpieres “corseletes para conseguir el apreciado talle de avispa” y los cancanes de tul, mientras que los zapatos de tacón de aguja hicieron furor. La falda, alargada unos 20 centímetros, descendía hasta el tobillo y se realzaba por medio de rellenos en las caderas.

Los periodistas americanos bautizaron como New Look la propuesta de Dior. En realidad, los mayores reproches recibidos por el New Look señalaban que la extraordinaria línea de Dior simbolizaba también un retorno ilusorio al mundo anterior a la catástrofe. Sobre todo en los trajes de noche, que con sus bustiers sin espaldas emballenadas y sus faldas amplias sostenidas por volantes de tafetán y tules de crin, parecían volver sus ojos a las mujeres del siglo XIX: uno de los más célebres modelos de aquella mítica primera colección de Dior tenía una falda plisada de 14 metros, es decir, como una crinolina.

Por encima de todo, Christian Dior contribuyó poderosamente a relanzar el prestigio de la Alta Costura parisina, y su casa ha sido una de las más importantes de la segunda mitad del siglo XX. En sólo diez años, Dior atesoró una consideración de leyenda. A su muerte, otra futura leyenda heredó aquel prestigio: Yves Saint Laurent, que tenía entonces 22 años.

Christian Dior


En los años 50 la moda estuvo enfocada a la silueta muy marcada en la cintura, con piernas largas y busto relativamente pequeño que quedaba acentuado con el corsé. El vestido negro por la rodilla se convirtió en un imprescindible, creando un clásico, el estilo cóctel. Los complementos adquirieron una relevancia especial: cabeza cubierta por sombrero, guantes, normalmente, blancos, y altos zapatos de tacón. A veces, el velo de rejilla sobre el rostro fue muy usado. El maquillaje se convirtió en otro gran aliado de la ropa. Suaves tonos de maquillaje empolvado, con labios muy perfilados, grandes pestañas, cejas finas y delineadas, eran el estilo predilecto por las damas de la época.

Sue Helen Rodríguez
Periodista, amante del mundo digital, de la cultura y la lectura.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -