InicioWhispersMeghan Markle y sus orígenes humildes en una carta al Senado

Meghan Markle y sus orígenes humildes en una carta al Senado

«Comencé a trabajar en la tienda de yogur congelado local a la edad de 13 años. Serví mesas, cuidé niños y trabajé por turnos para cubrir gastos. Trabajé toda mi vida y ahorré cuando y donde pude, pero incluso eso era un lujo, porque por lo general se trataba de llegar a fin de mes y tener lo suficiente para pagar el alquiler y poner gasolina en mi auto». De esta forma tan emotiva inicia Meghan Markle una carta que ha enviado al Senado de Estados Unidos. Su objetivo: hablar de la conciliación familiar, algo que ha servido para recordarnos su infancia y sus orígenes humildes: «Me crie comiendo ensaladas a 5 dólares y sabía que era una afortunada por lo duro que trabajaban mis padres para mí».

«La madre o el padre que trabaja se enfrenta al conflicto de estar presente en la vida de su hijo o recibir un pago. Son 20 o 30 años, incluso más, décadas de dedicar tiempo, cuerpo y energía sin fin, no solo a la búsqueda del sueño americano, sino simplemente al sueño de la estabilidad», continúa.

Meghan
Meghan Markle and her mother Doria Radlan in Toronto, Canada.

La duquesa se mostró apasionada en su petición, diciendo que “ninguna familia debería tener que elegir entre ganarse la vida y tener la libertad de cuidar a su hijo”.

En la misiva además señaló las desigualdades que enfrentan los padres estadounidenses y subraya: “Estados Unidos, en marcado contraste, no garantiza a ninguna persona a nivel federal un solo día de licencia paga”.

Al referirse al nacimiento de su segunda hija, Lilibet, en junio, expresó que ella y el príncipe Harry pudieron estar en casa con su recién nacida durante los primeros días. Sin embargo, reconoció que a miles de padres en todo Estados Unidos no se les da la misma oportunidad que tienen de elegir entre “el conflicto de estar presente o recibir un pago”.

“En junio, mi esposo y yo dimos la bienvenida a nuestra segunda hija. Como cualquier padre, estábamos muy contentos. Como muchos padres, estábamos abrumados. Como pocos padres, no nos enfrentamos a la dura realidad de pasar esos primeros meses críticos con nuestro bebé o de volver al trabajo. Sabíamos que podíamos llevarla a casa y, en esa etapa vital (y sagrada), dedicarlo todo a nuestros hijos y a nuestra familia. Sabíamos que al hacerlo no tendríamos que tomar decisiones imposibles sobre el cuidado de los niños, el trabajo y la atención médica que tantas personas tienen que tomar todos los días. Ninguna familia debería enfrentarse a estas decisiones. Ninguna familia debería tener que elegir entre ganarse la vida y tener la libertad de cuidar de su hijo”.

Al concluir la carta, Meghan dijo que cree que la licencia de paternidad paga debería ser un “derecho nacional” y que se debe crear un programa para promulgar un “programa sólido de licencia paga para todos los estadounidenses que esté garantizado, accesible y alentado sin estigma ni penalización”.

“En nombre de mi familia, Archie y Lili y Harry, les agradezco por considerar esta carta, y en nombre de todas las familias, les pido que se aseguren de que este momento trascendental no se pierda”, concluyó.

Es muy probable que la familia real no se encuentre muy contenta con esta carta dirigida al congreso, porque como bien recordemos, los miembros de la familia no se involucran en política.

Sue Helen Rodríguez
Periodista, amante del mundo digital, de la cultura y la lectura.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Ben Affleck se sincera sobre su relación con JLo

'Nunca segunda partes fueron buenas', así reza la frase, pero, ¿Qué tanto tiene de cierto? Si le preguntáramos a...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -