InicioEntrevistasMaternidad y crianza responsable

Maternidad y crianza responsable

La maternidad, en cualquier etapa de la vida, viene cargada de desafíos, aventuras y la adquisición de nuevos conocimientos, esos que solo nacen de la experiencia. Es una fase que, una vez en ella, durará toda una vida; una etapa llena de emociones, altibajos, alegrías y tristezas; y un hermoso proceso de vida para el cual, con frecuencia, no se está del todo preparada.

Es por esto que, para esta edición, hemos conversado con Eileen Glass Angeles, coach familiar especializada en crianza responsable, con quien abordamos temas relacionados el embarazo, la maternidad y aquellos lazos invisibles que van dando forma a la hermosa y mágica relación que se teje entre madres e hijos, especialmente aquella que se crea en el proceso de formación de los más pequeños en el hogar.

El embarazo y la construcción de vínculos afectivos

Crianza responsable

Es en el embarazo donde todo comienza; es aquí donde inicia el proceso de construir vínculos con el bebé que, posteriormente, se convertirán en esos lazos que dan forma a la relación madre-hijo. Es una etapa de vital importancia en la preparación de las futuras madres, donde nuestra experta recomienda “buscar información sobre el desarrollo del bebé, las necesidades básicas y mejores prácticas de cuidado infantil.”

Y son estos vínculos los que ayudarán a las futuras madres a ir definiendo un acercamiento a lo que será la crianza en el seno del hogar. “El vínculo con el bebé comienza a formarse durante el embarazo. Algunas formas de fortalecer este vínculo incluyen hablarle al bebé, cantarle, acariciar el vientre y responder a sus movimientos. También se puede crear un ambiente tranquilo y relajado para el bebé, evitando el estrés excesivo y cuidando la propia salud durante el embarazo. Establecer rutinas de autocuidado y descanso adecuado también es importante, ya que contribuye al bienestar emocional de la madre y, por ende, al vínculo con el bebé”, argumenta. 

La lactancia es otra etapa que se puede aprovechar para continuar construyendo y fortaleciendo los vínculos afectivos madre-hijo. Aquí las nuevas madres encuentran una vía para conectar de una manera más íntima, creando un vínculo profundo entre la madre y el bebé. “Durante la lactancia, se establece un contacto físico cercano y se liberan hormonas, como la oxitocina, que fortalecen el vínculo afectivo. Además, la lactancia también permite una comunicación no verbal entre la madre y el bebé, creando un lazo emocional único.”

Lo anterior, agregado a los múltiples beneficios que ofrece este hermoso proceso, tanto para la madre como para el bebé. “Para el bebé, la leche materna proporciona una nutrición óptima, ya que contiene todos los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable. También fortalece el sistema inmunológico del bebé, ayudando a prevenir enfermedades y reducir el riesgo de infecciones (…) Para la madre, la lactancia materna ayuda a recuperarse del parto, reduce el riesgo de hemorragias y contribuye a la pérdida de peso postparto”, nos cuenta.

Eileen, madre, esposa y profesional, es una mujer que se ha embarcado en la increíble aventura que es la maternidad, una experiencia que para ella significa “ser testigo del milagro del crecimiento y desarrollo de mis hijos, y de mi misma. De verlos convertirse en mejores seres humanos independientes y capaces de experimentar el amor incondicional”, una experiencia de vida que comparte y en base a la cual ha evolucionado como persona y como profesional; una aventura que le ha llevado a incursionar en una nueva formas de crianza; una basada en el amor, la empatía, el respeto y el aprendizaje constante. 

Para ella, una crianza respetuosa consiste en “ponerse en el lugar del niño, comprender y respetar sus sentimientos, y acompañarlo emocionalmente en su desarrollo”, agrega. Adicionalmente, explica que una crianza respetuosa significa establecer límites claros con consecuencias naturales y lógicas, sin tener que recurrir a premios y/o castigos. 

Agrega, además, que es un proceso donde se debe promover la educación emocional para ayudar a los más pequeños a hacer frente a la frustración y gestionar adecuadamente sus emociones. 

Entre los principales desafíos que enfrenta la crianza responsable, señala que “enfrentamos diversos retos en la crianza de hoy. Uno de ellos es el desafío de adaptar nuestros enfoques y patrones de crianza a la realidad actual. Necesitamos actualizar nuestros conocimientos y reeducarnos para poder criar de manera más consciente e intencional.” Mientras tanto, recomienda a las madres encontrar su centro de apoyo y seguir su propio camino, celebrando logros, sean estos grandes o pequeños, y recordando siempre que como cada familia, cada madre es única.

“Mi consejo para las madres es que confíen en sus instintos y se permitan ser imperfectas y reales. La maternidad es un viaje lleno de desafíos, pero también de alegrías.”

Eileen Glass Angeles
Ebel Echavarría
Ebel Echavarría
Periodista formando en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Amante del arte, la cultura, el cine, la música y la literatura. Amo contar historias de personas que inspiran, personas con una visión y misión en la vida. Soy extrovertidamente introvertido.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

William, príncipe de Wales, celebra su 42 cumpleaños en...

Este viernes 21 de junio se celebró el 42 cumpleaños del príncipe William de Wales, el heredero al trono...

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -