InicioRitmo PersonalRitmo Del ArteMary Rosa Jiménez, una fotógrafa que multiplica la belleza

Mary Rosa Jiménez, una fotógrafa que multiplica la belleza

Mary Rosa Jiménez ejerce la fotografía como arte, desde hace varios años, y de manera exclusiva. París ha jugado un papel esencial en su destino profesional y personal, desarrolló su vocación, formó su especialidad, privilegió la residencia definitiva junto a su compañero de vida…

Si la capital de Francia es una ciudad que seduce a los fotógrafos, por el esplendor de sus monumentos y su contexto histórico, el carácter singular de sus calles y el encanto del Sena, la tipología humana de sus barrios y una infinidad de detalles insólitos, la sensibilidad artística de Mary Rosa no ha resistido a esta riqueza. Primero, joven mujer enamorada de la belleza y de la moda, sus fotos “reportaron” las pasarelas… Luego, las vitrinas parisinas la conquistaron y se han convertido en visión mayor desde fotografías tan insólitas como irresistibles.

Ahora bien, la citadina no ha olvidado sus orígenes caribeños y la fascinación por el agua, sabiendo compartir temas y volviendo a menudo al lar natal. No pocos espectadores y admiradores de sus tomas anhelaban la edición de un libro que las reuniese. Mary Rosa Jiménez, pensando que el momento había venido, se lanzó…
Y, trabajado durante muchos meses, encabezado por el título real-simbólico “Reflexiones”, un hermoso volumen acaba de ponerse en circulación en el Centro de la Imagen, con una exposición de fotografías impactantes en tamaño y calidad. Es un placer descubrir originales de imágenes, y otras inéditas, a la vez fieles en técnica y distintas en motivos.

Un libro impresionante

Carlos Acero, codirector del Centro de la Imagen, un experto que no se distingue por su indulgencia, expresó públicamente que era el más bello libro de fotografía dominicana… Compartimos su elogio. Con su portada dura, páginas cosidas y no pegadas, decenas de fotografías desplegándose en una o dos páginas, es un logro bibliográfico, precioso, a conservar, además de un tamaño que permite hojearlo sin dejar que repose, ¡adorno de una mesa de café!
Los pies de fotos, a menudo citas de fotógrafos o escritores, demuestran el aval cultural de la autora, sin embargo tan modesta al respecto.

Los textos están perfectos, con el máximo y mínimo necesario: son las fotos, ofrecidas a la mirada, que importan. Mary Rosa escribió la introducción motivadora, Marianne de Tolentino el texto de base. De Carlos Acero, Soledad Álvarez, Freddy Ginebra, tres ensayos breves ilustran, en apreciación y comentario, sus respectivas personalidades.

“Reflexiones” fue diseñado, impreso y producido en Francia.

Toques críticos

Casi parafraseando al famoso fotógrafo Henri Cartier-Bresson, diríamos que, en la fotografía de Mary Rosa Jiménez, la impulsión espontánea de una atención visual constante, se apodera del instante y de la permanencia. El “instante” y la permanencia se funden en la fascinación que, sobre el ojo fotográfico de Mary Rosa, ejercen París y, en algunas ocasiones, Nueva York. Evidentemente, otros temas y enfoques han sido captados e interpretados por Mary Rosa Jiménez, pero, según el título lo indica, aquí ella nos propone “Reflexiones”. Son “sus” reflejos, con las transparencias superpuestas y los efectos misteriosos de una realidad transformada: calles y edificios, cielo y ambiente, objetos y atuendos, rostros y cuerpos, gente y gestos. Mary Rosa ha captado hasta el alma de la ciudad, al través de infinitas vitrinas.

Por cierto, nos asombran las imágenes tomadas de las típicas geometrías arquitectónicas urbanas, vueltas inmateriales, porque la artista las supo enfocar a su modo especial y espacial. En fin, las fotografías de la artista “riman” en una poesía visual, omnipresente y maravillosamente improvisada como tal…
Así, la exposición presenta una gran muestra testimonial –no se necesitan muchas obras para conformar una gran exposición–, a la vez testimonio de los innumerables atractivos de las vitrinas, y testimonio de la honda sensibilidad de la fotógrafa.
A Mary Rosa Jiménez le encanta el surrealismo en la pintura… a nosotros nos deleita la suprarrealidad en la fotografía de Mary Rosa.

Dice Mary Rosa Jiménez

“En las vitrinas se sumaban todos los elementos: lo expuesto en ellas, todo que sucedía en este momento y lo que existía a mis espaldas: personas caminando, carros pasando, edificios, cielos, nubes, sombras, luces. Todo se convertía para mí en un juego creativo y divertido, donde los movimientos y posiciones que tomaba frente a la superficie refractiva y a la luz, se conjugaban para crear imágenes donde lo real e irreal muchas veces se confundían”.

Artículo anteriorP.S. Its Fancy: Raylin Díaz en 2022
Artículo siguiente20/12/2021
Marianne Tolentino
Decana de la crítica de arte en nuestro país y una de las analistas de arte más reconocidas a nivel nacional
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Rosalía y Bad Bunny en el playlist de Barack...

El ex presidente de los Estados Unidos, ha sorprendido con la elección de su playlist de verano. "Break my...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -