InicioEntrevistasMario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa

Escritor y Premio Nobel de Literatura 2010. Entrevistar a don Mario Vargas Llosa, el peruano más universal y Premio Nobel de Literatura 2010, en su piso de Madrid, fue una experiencia única e irrepetible, un verdadero deleite a los sentidos y un ejercicio a la inteligencia y conservación de los valores sin desperdicios.

“Aún no olvido la llamada por teléfono que recibí, a las 5 de la mañana, en New York, diciéndome que yo había ganado el Premio Nobel de Literatura”.

Mario Vargas Llosa

¿Cómo se define don Mario Vargas LLosa?
Dicen que, cuando uno se mira en el espejo, no sabe cómo es su cara, pues porque no lo hace con objetividad. Lo que te puedo decir de mí es que creo que lo más importante que hay en mí, en mi vida y mi vocación, es la literatura, la cual enriquece la vida de las personas. Es, al mismo tiempo que un trabajo, una pasión, una verdadera aventura.

¿Cuándo llega a República Dominicana y empieza a sentir fascinación por el personaje de Trujillo, que lo inspiró para «la Fiesta del Chivo»?
Era el año 1974 y llegué a realizar un documental sobre la televisión francesa. Escuché muchísimas anécdotas y me atrapó la curiosidad. Interrogué muchas personas y, como habían pasado muchos años, la gente hablaba con plena libertad, de ahí nace mi idea de escribir una novela sobre Trujillo. Digamos que me documenté lo más posible para trabajar con plena libertad, siendo lo más fiel posible al espíritu de la época.

¿Usted conserva la mayoría de los amigos de su juventud?
Conservo algunos y otros los he perdido; se van perdiendo los amigos por muchas razones. Una cosa bastante triste es que uno suele perder amigos por la política, la cual debería formar un aspecto de la vida y no tocar otros. Tengo amigos que no piensan como yo y que discrepamos, pero en América Latina es difícil, porque somos muy apasionados en nuestras convicciones que, muchas veces, no toleramos una relación con quien piensa distinto, y eso tristemente me ha hecho perder muchos amigos en el curso de mi vida. Pero sí conservo muchos amigos de niñez y juventud, y esas son las sólidas.

¿Tiene un riTual antes de iniciar a escribir?
Yo tengo una rutina, la cual es caminar una hora diaria. Yo me levanto siempre muy temprano, ahí preparo el trabajo del día y voy organizando las ideas. Esta rutina la sigo 7 días a la semana, 12 meses al año y entonces, generalmente, hasta las 2 de la tarde, y luego en las tardes, trabajo hasta las 6 de la tarde. En las mañanas, la creatividad fluye, obviamente, mucho mejor.

¿Con qué corriente filosófica se identifica?
Pues yo me identifico con el liberalismo. Creo que, si soy algo, es ser un liberal, alguien que cree en la libertad, en la democracia, que cree que es muy importante que el poder esté frenado, fiscalizado por contrapoderes pues, al poder crecer, desaparece la libertad, se convierte en una fuerza aplastante que recorta nuestros derechos.

Don Mario, ¿tiene algún sueño recurrente?
Yo creo que reprimo mis sueños, pues rara vez los recuerdo y todos soñamos. Los míos son de un realismo muy mediocre, ya que los más recurrentes son que subo a trenes que chocan o me hundo en barcos; esos sueños mágicos surrealistas, poéticos, sencillamente no los tengo o simplemente no los recuerdo.

¿Tiene algún miedo irracional?
Tengo miedo a perder las facultades. Lo he visto de cerca y creo que es lo más triste que le podría pasar a una persona.

Una frase de batalla que lo inspire cada día:
Una frase de batalla es una frase de Flaubert, que es un autor que yo admiro mucho y que fue, en cierta forma, la divisa de su vida, y, en cierta forma, se ha convertido en la mía propia: “Escribir es una manera de vivir. Escribir no es sentarse unas horas, no, escribir es una vida dedicada entera y consagrada a esa vocación, a ese trabajo, un trabajo que aprovecha justamente con pulso de la vida, una persona”.

Don Mario, ¿cree en la vida después de la muerte?
Mira, yo no soy creyente y, al mismo tiempo, me cuesta tanto trabajo imaginar que no existe ninguna forma o de continuación de la vida… ¿Cómo negarlo?

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Ben Affleck se sincera sobre su relación con JLo

'Nunca segunda partes fueron buenas', así reza la frase, pero, ¿Qué tanto tiene de cierto? Si le preguntáramos a...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -