Inicio Entrevistas Visionario En exclusiva: María Conchita Arcalá & Ray Fernández

En exclusiva: María Conchita Arcalá & Ray Fernández

0
En exclusiva: María Conchita Arcalá & Ray Fernández

EN EXCLUSIVA.

Nos comparten su historia de amor

«somos el resultado de mucho crecimiento, mucha terapia y muchas oraciones»

Entrevista: Natalia Nachón Fotos: Julio César Peña

Una relación sólida tiene sus secretos, los de Ray y María Conchita son, más bien, testimonios de lo que sucede cuando se tiene a Dios como centro y el resultado de haber entendido que el amor es una pasión comprometida que se alimenta y se trabaja todos los días. A ella la vemos y leemos muy a menudo en las redes sociales, hablando sobre esenciales para mujer. También escribe sobre sus hijas, su familia y, de manera muy especial, sobre “El esposo”, su compañero de vida, de manera tan transparente que es fácil para nosotros sentirnos que también somos parte de su historia. Hace poco, dejó colgado el pseudónimo de «Peccata Minuta«, para ser completamente María Conchita Arcalá”, y hoy es a la mujer de “ingenuidad e inocencia cautivadora” (como la describe su esposo) y al hombre de principios, objetivos y pasos muy determinantes del que se enamoró, Ray Fernández, los que tenemos por primera vez en una entrevista en conjunto, desde el corazón de su relación: su hogar, para compartirnos desde cero lo que son como equipo, con sus altas, medias y todo el entretanto, de una manera tan cómica y honesta como solo ellos saben hacerlo, dejándonos muy claro que no existe en el mundo nada más real que esto.

¿Qué percepción tienen sobre el amor y el compromiso?

El amor es un conjunto de muchas cosas. Digamos que es una fórmula compuesta por muchos factores, entre ellos el respeto mutuo, la fidelidad, la admiración, la química, la complicidad, la fe, el apoyo y las risas. 

¿Dónde y cuándo (fecha exacta) se conocieron?

Nos conocimos un domingo 16 de noviembre, en Praia. Ray andaba con uno de mis amigos y, según él, cuando nos presentaron, dijo: “esa es.” Yo no me recuerdo mucho, pues estaba encima de un sillón, bailando. 

¿Cuál fue la primera impresión que tuvieron uno sobre el otro y qué tan acertados o errados estaban?

Ray: Bueno, yo andaba en busca de una muchachita buena para casarme. Algo de ella me llamó la atención y me encantó, no sé si ingenuidad o inocencia, o una combinación de ambas cosas, pero me volvió loco a primera vista y no me equivoqué. Definitivamente, esa era la mía. 

¿Quién dio el primer paso y cuál fue?

María Conchita: Ray se la buscó, en buen dominicano. Mi amigo no quería coordinar la salida pues entendía que él no tenía buenas intenciones. Duró dos semanas en convencerlo, hasta que lo logró. Yo no pensaba salir esa noche. Había ido al gimnasio y no quería tener que arreglarme el cabello (en serio, ese era el factor decisivo), pero me animé y salimos en grupo. Yo pensaba que Ray andaba atrás de una de mis amigas. Él era súper tímido pero me puso tema y, hablando y hablando, le comenté que iba al concierto de Julio Iglesias, Jr. Él me dijo que iba también y quedó de buscarme con el grupo. Se apareció solo en mi casa y ahí fue que caí en qué andaba el asunto. 

¿Quién es más flirty y quién es más tímido? 

En teoría, Ray es más tímido pero, en asuntos de conquista, él fue que se lanzó primero.

Existe entre ustedes, como en muchas otras parejas, una diferencia de edad de unos 10 años que en la adultez no se marca ni interfiere, pero, ¿cómo manejaron esto (si es que tuvieron que manejarlo) en la adolescencia, cuando iniciaron el noviazgo? 

Cuando comenzamos a salir, él omitió que me llevaba diez años. Primero eran dos y luego le fue subiendo peaje hasta que, como a las dos semanas creo que fue, me admitió la verdad. Yo pensé que a mi mamá le iba a dar una cosa mala. Por suerte, nos compenetramos muy bien y no se sintió. 

María Conchita, ¿cómo se lo contaste a tú madre? 

Tengo muchos primos, todos conocían a Ray. Entonces, se lo dije desde un inicio pues o se lo decía yo, o se enteraba por uno de ellos, lo cual sería peor. Ella, desde el día uno, me dijo: “yo lo tengo que conocer” y convocó una cena. Esa noche estaba cayendo un diluvio y yo cruzando los dedos para que se cancelara. Pues no, éramos casi la única mesa esa noche, en Mitos, un restaurante bellísimo de la época. Mi mamá le dijo que yo era una Cacata y casi la ahorco. Al sol de hoy se lo agradezco. Cuando Ray le dice que lo tengo loco, ella le dice “yo te lo dije muy claro el primer día.” 

¿En qué momento de la relación supieron que “esta era su persona”? 

Desde el inicio, la relación fue muy formal, pero creo que era lo mucho que hablábamos. Nos daban las 6 a.m. hablando por teléfono casi todos los días. 

Ya que estamos hablando de esto, ¿Cómo fue “the proposal”, tanto para ser novios como para matrimonio? 

María Conchita: Para ser novios fue muy cómico. Ray me quería robar un beso y le dije que no, que yo no besaba personas que no fueran mi novio. Entonces, ahí me pidió amores (según él, eso fue un logro, pues a los 29 años nadie anda pidiendo amores). Todavía cuenta que eso le encanto de mí.

El proposal de matrimonio fue súper dulce y cómico también. Él me dijo, de la nada, sentados tranquilos, que si me casaría con él. Yo le digo: “solo si prometes ir tú al súper.” Ahí me puso el anillo y me dijo: “entonces, sí.” Y para el record, él fue al súper los primero diez años. Al cumplirse los diez, me dijo que el acuerdo había expirado. 

Tengo entendido que ambos son cristianos. ¿Cómo se refleja esa base religiosa en el día a día de su vida de pareja y qué tan importante ha sido a lo largo de los años? 

Ese ha sido el éxito de este matrimonio. Desde novios, vamos juntos los domingos a misa y, desde el primer día de casados, oramos todas las noches los dos juntos, antes de dormir, y al nacer nuestras hijas las fuimos incorporando. 

Todas las decisiones importantes las tomamos poniendo a Dios primero, todo lo ponemos en oración. Tenemos muchos testimonios que solamente el que tiene fe puede entender. 

Hablemos del punto de convergencia de ustedes dos. ¿En que difieren al máximo, y en qué son muy parecidos? ¿Quién es quién en esta relación? 

María Conchita: Primero, aclarar que el que manda es Ray Fernández. Yo relajo con mi hija mayor que él es mi dictador favorito. Diferimos en cosas puntuales, tipo “yo amo las redes y a él no le encantan”. Pero, honestamente, nos gustan muchas cosas en común, las cuales influyen en cómo va el día a día. Ejemplo: A ambos nos encantan la playa, las aventuras, comer rico y estar en familia los cuatro. 

¿A qué se dedica cada uno? ¿Creen que esta misma dinámica de pareja que tienen en casa la podrían extrapolar a un escenario laboral, en algún proyecto que emprendieran en conjunto? 

Ray tiene una empresa que presta servicios al sector de la construcción y es socio en otra empresa dedicada a la logística y transporte de mercancía. 

Yo tengo una agencia digital y trabajo con marcas dirigidas a la mujer. Entiendo que, de ser necesario, pudiéramos trabajar juntos si los roles de cada quien están bien definidos. Ambos somos de opiniones firmes y nos conocemos nuestras áreas. Sería ver cómo cada uno aporta sus destrezas y listo. 

¿Cómo transformó la llegada de sus hijas esta relación? ¿Fue diferente cuando llegó Amalia a cuando llegó Emilia? 

María Conchita: Tuvimos a Amalia muy temprano en la relación. Su llegada le puso pausa a los domingos de descanso que tanto disfrutamos. A Ray, en lo personal, le trasformó positivamente su vida.

Cuando llegó Emilia fue diferente. Primero, porque ambos estábamos más maduros (y más cansados), y sabíamos que no iba a haber un tercero. Entonces, nos propusimos disfrutar cada etapa al máximo. 

Por lo que podemos ver en el Instagram de Ray, sus hijas son “Daddy’s Girls”. ¿Cómo es la química entre ustedes? Y en casa, ¿Quién hace de policía bueno y quién de policía malo? 

Mis hijas adoran a su papá. Es un apoyador, él les habla y las escucha, aparte de complacerles demasiado. Usualmente, yo soy la que tiene que recordar las cosas no divertidas, pero somos muy de trabajar en equipo y de no desautorizarnos, generalmente nos turnamos. Pero, por lo regular, con Amalia prefiero yo ser la fuerte y dejarlo a él que sea más permisivo, pues ella es más flexible conmigo y me lo deja pasar más rápido. 

María Conchita, de todos los pasos y aprendizajes que te ha dado la vida, sobre todo en el amor, ¿cuáles son los más vitales, esos que más anhelas compartir con tus hijas cuando llegue el momento de elegir? 

Creo que esa respuesta tiene contenido para un libro. Lo más importante: no asumas, no juzgues, no pienses lo peor. Trabaja la relación todos los días, varias veces al día. Y, como dice Peter Garrido, “sean novios por siempre”. 

¿Qué reservan y qué no de las redes sociales?

Ambos mostramos nuestras vulnerabilidades por las redes, como muestra de agradecimiento a Dios por todo lo que nos da. Queremos dar testimonio y ayudar a que otros conozcan de Él. Hay intimidades que no compartimos pero, por lo general, somos muy abiertos. Nuestro trabajo es lo que más guardamos, pues la discreción es clave del éxito. 

¿Cuál ha sido la clave? ¿Qué es eso que, a pesar de las adversidades, pandemias o circunstancias, siempre les ha ayudado a continuar y fortalecerse como pareja? 

En nuestro caso ha sido la perseverancia, la capacidad de cambiar y crecer, con la sabiduría de saber cuándo buscar ayuda, sin darnos por vencidos. Siempre seguimos luchando por dar un poco más, por ser mejores personas, tanto individual como uno para el otro. 

Si hoy tuvieran que describir o introducir al otro, ¿Qué tan parecido o diferente sería el discurso de aquel primer día? 

Total y absolutamente distintos. Éramos dos niños loquitos cuando nos conocimos. Hoy, somos el resultado de mucho crecimiento, mucha terapia y muchas oraciones.

¿Qué tanto creen saben sobre el otro?

Comida Favorita:

Ray: MC ama un buen mexicano.

MC: Ray es loco con una carne o mariscos.

La ropa que más le gusta verte puesta: 

Ray: Ella es bella tanto en pijamas como arreglada con tacones para date night. 

MC: Ray en camisa blanca y jeans me mata.

Pet peeve: 

Ray: Ella detesta que le hagan cosquillas.

MC: Que le usen algo y no lo pongan exactamente donde estaba.

Momento del día: La noche, luego de dormir a las niñas, contarnos nuestro día y reflexionar sobre lo aprendido, contarnos anécdotas de las niñas que el otro se haya perdido.

CONFESIONES ÍNTIMAS

Apodos

Ray a María Conchita: Mama, Mi Carajita

María Conchita a Ray: Mi Amore.

Primer beso: Cuando me pidió amores.

Una canción: “Tú De Qué Vas”, Franco De Vita.

Día de aniversario de novios: 14 de diciembre.

Día de aniversario de bodas: 3 de julio

Un momento favorito de ambos: Cuando nació nuestra primera hija, una mirada de complicidad que al sol de hoy ambos recordamos.

¿Quién eligió el nombre de sus hijas? María Conchita.

Las redes sociales son: Una herramienta para quienes la sepan utilizar.