Inicio Whispers Marguerite Littman, inspiración del personaje Holly Golightly y amiga de Diana

Marguerite Littman, inspiración del personaje Holly Golightly y amiga de Diana

Marguerite Littman

Fallecida hace unas semanas a los 90 años, Marguerite Littman fue pionera en la lucha contra el sida al igual que su amiga Diana de Gales. La socialité Marguerite Littman fue otra de las musas en las que el novelista Truman Capote se fijó para crear esa especie de Frankenstein de neoyorquinas chispeantes que es Holly Golightly. De ella tomó su habla sureña y esa facilidad para llenar una habitación de gente interesante como, en el caso de Littman, Manolo BlahnikAndy Warhol, la princesa Diana de Gales o la actriz Brooke Hayward.

¿Quién fue Marguerite Littman?

Nació en Monroe, Luisiana, en una de las familias más conocidas del lugar. Marguerite emprendió una nueva vida en la que poco a poco se fue haciendo de un especial círculo social en el que se decía ‘conocía a todo mundo’, esto sin abandonar sus cualidades de mujer sureña. El acento de Marguerite era tan particular que Elizabeth Taylor intentó replicarlo en su personaje de Maggie en Cat on a Hot Tin Roof.

Recaudando fondos llegó a conocer a la Princesa Diana. Esta conexión no fue extraña, considerando que Marguerite vivió 30 años en Londres con su tercer marido, Mark Littman. Su primer marido fue el co-editor del New Yorker, Harry McNab Brown, pero solo estuvo con él durante tres años. A lo largo de nueve años, Marguerite fue objeto de los famosos retratos de Andy Warhol, que iba documentando con ella el paso del tiempo.

Un día Littman recibió una llamada de Diana de Gales. “He tenido una idea maravillosa. Voy a regalarte todos mis vestidos”, recordaba en una ocasión que le dijo la princesa. “Al principio no entendí bien lo que quería decir. Pensé: dios mío, ¿tan mal me visto?”.

La generosa idea resultaría en una subasta de caridad en la famosa casa Christie’s de Nueva York en julio de 1997. La fastuosa noche reunió 3.25 millones de dólares, de los cuales la mitad se irían a la caridad de Marguerite. Lo que nadie imaginaba es que un mes después, la Princesa perdería la vida en un terrible accidente.