Inicio Entrevistas Internacional Marc Randolph y Reed Hastings: Los creadores de Netflix

Marc Randolph y Reed Hastings: Los creadores de Netflix

Marc Randolph y Reed Hastings

Dos visionarios que tenían el futuro en sus manos y transformaron la industria del entretenimiento con sus contenidos en Netflix a nivel mundial. 

fotos: Ernesto S. Ruscio, Tommaso Boddi, Amy Sussman, David M. Benett

INNOVADORES.

Hombres que se adelantaron a los tiempos y, con su visión futurista, cambiaron la forma en la cual las personas podrían entretenerse desde la comodidad de sus hogares o cualquier lugar el que estuvieran presentes, por medio de un celular, tablet o computadora. Las nuevas generaciones se adaptan rápidamente a los cambios que han generado la tecnología en los diversos ámbitos de la sociedad con los que se enlazan. Por lo tanto, la gigantesca plataforma de streaming, Netflix, líder en el mundo, ha logrado cautivar a millones de espectadores que están suscritos a sus servicios y disfrutan del contenido audiovisual que les brindan, en un formato dinámico y atractivo.


Recientemente, se celebró la 27º edición de los Screen Actors Guild Awards (SAG), donde el mayor galardón, “Mejor elenco”, lo obtuvo una producción de Netflix, titulada El juicio de los 7 de Chicago, lo que la lleva a competir con industrias tradicionales del cine en importantes premiaciones. Se ha establecido que esta empresa trabaja arduamente en busca de su primer Oscar, en la categoría de “Mejor película”.


Cada mes, la popular plataforma estrena series y filmes que atrapan a la audiencia con un contenido novedoso y a la par con la realidad actual. Es por ello que no es extraño ver, en sus producciones, temáticas sociales.


El 29 de agosto de 1998, dos mentes creativas apostaron a la implementación de una iniciativa que ofrecía el servicio de alquiler de películas a domicilio con una tarifa fija, cuya sede se ubica en California. Se trataba de Marc Randolph y Reed Hastings, los co-fundadores de Netflix. Así, surgió lo que hoy conocemos como la más poderosa industria del streaming, que fue sometida a un largo proceso de reinvención, logrando llegar a una audiencia cerca de 193 millones de suscriptores en más de 190 países.


Pero, detrás de todo este éxito que ha tenido la compañía, hay un trasfondo que involucra a sus creadores y es que las cosas no han continuado como iniciaron en principio, debido a que uno de ellos, que para aquel momento ocupaba la posición de director ejecutivo, tuvo que abandonar el cargo ya que no era considerado “capaz” de llevar a cabo ciertas tareas propias de un líder. Fue su mismo compañero y ahora CEO de Netflix, Reed Hastings, quien le puso los puntos claros a su socio.

“Competimos con otras industrias haciendo un gran contenido, tratando de complacer a la gente”.


Esto llevó al propio Marc a decir: “Soy la cara invisible de Netflix. Reed estaba preocupado. Veía mi incapacidad para tomar decisiones difíciles, mi incapacidad de pensar estratégicamente hacia dónde debía ir la compañía”, asegura.

Por lo tanto, pocas huellas de él se registraron en esta firma de series y cintas online, en lo que concierne a sus aportes que debían contribuir a su proceso evolutivo.

Aunque no se puede negar que Randolph ostenta la audacia de crear desde cero una empresa bastándose de una idea, al final entendió que no era lo suficientemente bueno para desarrollar ese negocio con miras al futuro. Fue por ello que, en 1999, decidió dimitir de su posición como CEO de Netflix, cargo que actualmente ocupa Hastings.

No obstante, Reed ha sabido liderar este emporio del entretenimiento con unas reglas muy particulares que, desde su óptica, han beneficiado enormemente al avance exponencial de esta empresa. “Valorar a la gente por encima del proceso, potenciar la innovación sobre la eficiencia y darle a sus empleados contexto, no control”, afirma.


Este modelo de gestión lo justifica alegando que se le debe dar importancia al capital humano, porque es más factible pagar buenos salarios que contratar reemplazos, al asumir que los mejores talentos deciden quedarse en la empresa o buscar otro empleo. Además, informó que, debido a la pandemia, muchas producciones originales que estaban pautadas para el año pasado fueron suspendidas o postergadas, pero sí tuvo un “golpe de suerte” para Netflix, ya que el encierro generó un aumento de suscriptores a la plataforma en 2020.