InicioEntrevistasManuel Pozo Perelló

Manuel Pozo Perelló

TRADICIÓN

Cada una de las tazas, no importa la hora o el día tiene una historia que contar. Su aroma te invita a saborearlo, su sustancia te calienta y anima.  Consumirlo puede evocar recuerdos, amores, desamores, historias de soledad o compañía, en ocasiones risas, lágrimas, tristezas y alegrías. Induban y Café Santo Domingo son esa marca país que hace que, en las mañanas, tardes y noches, el café se vuelva tu íntimo amigo.

Induban, una empresa marca país ¿cómo inicia este negocio familiar, y qué recuerdos le trae de su infancia?

Induban inicia como idea de mi abuelo, Manuel de Jesús Perelló Baéz – don Masú, hace más de 75 años, en su natal Baní.  De ahí, nuestro nombre Industrias Banilejas, INDUBAN.  La empresa nace como comercializadora de café verde. Poco a poco, con su habilidad natural en los negocios y una ética para el trabajo a toda prueba, mi abuelo logra desarrollar una gran comercializadora, convirtiéndola luego en exportadora de café, oro dominicano reconocido en Estados Unidos y Europa.  

A través de todos estos años, con la integración de toda la familia y con el gran aporte de mi tío Rafael, así como un equipo de colaboradores de su total confianza, se desarrollan factorías en todos los centros productores del café, a lo largo y ancho del país.

Al poco tiempo, se desarrolla el negocio del café tostado y a partir de ahí, nace nuestro Café Santo Domingo, el cual, poco a poco, llega a constituirse como el café de preferencia en los hogares dominicanos. Hoy, es una de las marcas de café más consumidas en América y que más identifican a la dominicanidad dentro y fuera de la República Dominicana.

Manuel Perelló

Me acuerdo que, en las vacaciones escolares, durante mi infancia, mi trabajo era ayudar diariamente en la carga de café a las guaguas. Tengo muchos gratos recuerdos, como cuando nuestro abuelo, todos los días, a las 7:00 am, nos daba una lección de vida, hablándonos de algún tema de café o una anécdota de su vida empresarial. Nos aleccionaba y orientaba de una forma estricta, casi rígida y con ejemplos de su vida.

Al lado de mi tío Rafael, me desarrollo en el área de compras de café verde y ventas de café tostado, proceso que me permite recorrer todo el país, escuchar a clientes y consumidores, y conocer la importancia de nuestro café en la mesa diaria de la familia dominicana.

Sabor que empieza en el aroma, ¿qué cree que hace especial al café Santo Domingo?

Café Santo Domingo es lo mejor de lo nuestro. Eso es lo que lo hace especial. No solo es resultado de nuestro mejor esfuerzo, ni de la más avanzada tecnología disponible, ni los más estrictos controles de calidad o la consistencia  de cada producto. Cada libra, media libra u onza, lleva lo mejor de lo nuestro. Es más que un slogan: es nuestra cultura y pasión, nuestro amor por el café. Poner toda nuestra energía, pensamiento y acción dirigida a fortalecer la relación, vínculo y confianza creada, a través del tiempo, mediante una taza de café.    

Cada vez que tomamos Café Santo Domingo, tenemos este momento de comunión con nosotros mismos, nuestros seres queridos o nuestros compañeros de trabajo. Creemos firmemente que ayudamos a construir un mejor mundo, un mejor presente, al hacer un excelente café.

Como empresa familiar y marca país, ¿cuál entiende que es esa obligación o, más bien, compromiso que tiene con los dominicanos?

En Induban y Café Santo Domingo, nos debemos al pueblo dominicano. No es compromiso ni obligación, somos dominicanos.  El café es nuestra razón de ser, nuestro ADN, nuestra sangre. Somos café y somos dominicanos. Somos el café dominicano y llevamos un pedacito de nuestra querida Quisqueya a cada lugar del mundo donde llega nuestra marca.

¿Qué es lo que más disfruta de tomarse su café en las mañanas o cualquier hora del día?

Lo que disfruto más es lo que representa en diferentes momentos del día. Una taza de café es como el amanecer en el nuevo día, da el punto de partida, el inicio y la energía del quehacer para enfrentar los retos de la vida, cada día. A media mañana, es el momento de aclarar el enfoque, de revisar y replantear el acontecer. Luego del almuerzo, la pausa para compartir con seres queridos y amistades.  A media tarde, es la energía necesaria para terminar con los deberes, planear el siguiente día. En la noche, es el momento de reflexión y de evaluar lo acontecido.

¿Cuáles son tres cualidades que  definen al café Santo Domingo?

Consistencia en el tiempo, durante 75 años, porque el Café Santo Domingo de hoy es igual al de ayer y será igual al de mañana.

Confianza, porque siempre estará ahí para acompañar la vida de nuestra gente, en sus alegrías y dificultades, asistir con su calorcito, sabor y aroma, en todo tipo de situaciones que nos depare la vida. Ánimo para seguir y esperanza para confiar en un mejor mañana.

Pasión, porque cada taza del Café Santo Domingo nos despierta una serie de sentimientos, sensaciones y vivencias, como ningún otra bebida o alimento.

¿Cómo trabajan su café? ¿Qué variedades cultivan? ¿Cuáles son los procesos? 

Lamentablemente, la cosecha nacional no alcanza para cumplir con la demanda creciente del consumo nacional. Hace cerca de 10 años, la producción ha disminuido por diversas razones fuera de control y hemos tratado, por todos los medios, de revertir esta tendencia, trabajando de manera incansable, con diferentes programas directos de asistencia y acompañamiento con el sector público. Así, la demanda nacional exige que, a pesar de comprar casi la totalidad de la cosecha nacional, nos veamos en la necesidad de importar una serie de cafés de diferentes orígenes para poder cumplir nuestro compromiso con los consumidores dominicanos. 

Dos operaciones agrícolas, una en Hato Mayor, con café conilon, y otra en Rancho Arriba con café arábico, muestran y establecen nuestro compromiso con la producción nacional.  Adicionalmente, en Rancho Arriba, tenemos un jardín varietal con al menos 9 variedades de café arabigo resistentes a plagas y enfermedades, desarrolladas en reconocidos países productores de café.  Muchas semillas y plantas de estas las hemos compartido, así como su tecnología, con los productores nacionales. 

¿Cómo entiende que ha evolucionado, desde 1945, la marca Induban en cuanto a la producción local y distribución internacional del producto?¿Qué tradiciones se conservan?

Induban y nuestro Café Santo Domingo, han vivido una adaptación permanente a través de estos 75 años. Mi abuelo y mi tío lo entendían. Sabían que el cambio es la base de permanecer y trascender.  

Lo que no es negociable son los principios de nuestra misión: Mantener el legado de más de 75 años y, al mismo tiempo, conservar la frescura conceptual de nuestras marcas para ser deseadas y consumidas, entendiendo las expectativas del tiempo, los retos globales, la nueva competencia y, especialmente, un nuevo consumidor más exigente. Ese es el marco de referencia, en donde se define el quehacer de Induban hoy, y el crecimiento y desarrollo de Café Santo Domingo hacia el futuro.

Café líder en República Dominicana,  ¿qué se siente ser parte de este proyecto e institución tan grande?

Felicidad, mucha alegría sin duda alguna.  Orgullo, sin presunción ni vanagloria.   Estamos felices de esta iniciativa, y de poder participar y colaborar con ella. Agradecemos al presidente de la República por esa deferencia hacia nuestro quehacer y a todo el pueblo dominicano por permitirnos ser parte de su familia, de su mesa, de sus sueños.

Para nosotros es un gran compromiso y estamos seguros de poder contribuir con la proyección de nuestra querida República Dominicana en el mundo entero.

¿Cuál entiende ha sido la clave para permanecer en el mercado?

Bifocalidad.  Me explico: A veces, las empresas se pierden en la búsqueda de beneficios a corto plazo. Así, sacrifican la permanencia, el largo plazo. Mis antecesores nos enseñaron que siempre se debe tener la doble visión: una a corto plazo, para poder continuar sin tropezarnos, y una visión a largo plazo, para poder tener claro hacia a donde queremos ir. 

¿Qué cantidad de café se exporta y cuáles son sus destinos?

Exportamos cerca de 1 millón de libras de café anuales y tenemos diferentes destinos, como Norteamérica, el resto del Caribe y países europeos.  

Destaca una apertura de un Storefront en Amazon Estados Unidos, donde vendemos directamente a consumidores, a través de esta plataforma de e-commerce.

Cuidar el medioambiente es una necesidad para nuestro bienestar, ¿Cuál es la responsabilidad social que tiene Induban con el mundo?

Ese es un tema vital y que nos ocupa en resolver a todos, empresarios, consumidores y el gobierno. Nuestra empresa posee estándares europeos ambientales. Poseemos certificaciones UTZ y Rain Forest Alliance en nuestras fincas, que garantizan equilibio medioambiental. En nuestros coffee shops, Santo Domingo Cafés, utilizamos  diversos productos consumibles biodegradables.  

Hacemos grandes aportes con las grandes fijaciones de CO2, a través de nuestras amplias plantaciones. Protegemos cuencas naturales, como la Cuenca del Suardí en San José de Ocoa.

Pero todo es poco. Estamos en la búsqueda constante de que todo lo que hagamos sea con una visión medioambiental.  Sin ésta, no avanzamos..

Patricia Acosta
Comunicador Social y Periodista Entendí desde muy pequeña el poder que tiene la palabra, mejor aún, plasmarla con sentimiento para transmitir las emociones del arte. Quiero ser más humana, sonreír más, ser agradecida y ser mejor persona.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -