InicioEntrevistasLos escándalos más estrepitosos de la monarquía británica

Los escándalos más estrepitosos de la monarquía británica

Fotos: Mark Cuhbert, Grosby Group y Fuente externa

La realeza británica y sus miembros no han escapado a ciertos infortunios que los ha puesto en el ojo del huracán por afectar negativamente su reputación. Y es que los royals, no están supuestos a cometer acciones que infrinjan las directrices impuestas por la monarquía, pero vamos, que a pesar de ostentar un título nobiliario ellos son seres humanos y errar es algo natural.

Han sido innumerables las ocasiones en que la reina Isabel II ha tenido que agachar la cabeza por la vergüenza causada por alguna mala decisión tomada por sus seres queridos, pero como todo pasa y se olvida, la «dama de hierro» de Reino Unido ha demostrado tener el coraje suficiente para sobrepasar cualquier adversidad y seguir hacia delante con su frente bien en alto.  

Los escándalos en la monarquía

Desde acusaciones de maltrato y discriminación en la Casa Real, episodios de infidelidades, vinculación a casos de explotación sexual a menores, abandono de sus funciones reales, hasta la muerte, han sido de los aspectos que han perjudicado a la monarquía.

A continuación, les compartimos los escándalos más desastrosos que ha sufrido la realeza inglesa:

Pillado el esposo de Eugenia de York

Los escándalos en la monarquía

El bochorno más reciente fue el escenificado por el marido de la princesa Eugenia de York, nieta de la reina Isabel II, Jack Brooksbank, quien fue agarrado con las “manos en la masa” a bordo de un yate cuando se encontraba de viaje en la isla de Capri, Italia, por motivos laborales, pero lo que no se esperaba es que un paparazzi lo captaría en acciones un tanto comprometedoras.

El hecho es que junto a él se encontraban tres mujeres, estando una de ellas en topless, aunque lo que llamó más la atención es que Jack fue fotografiado pasándole el brazo por la cintura a María Bucellati en un gesto de marcada cercanía. Las demás chicas fueron identificadas como Ericca Pelosini y Rachel Zalis, esta última es la directora global de Casamigos, una marca de tequila, en la que Brooksbank funge como el director de la zona de Europa. Asimismo, Buccellati trabajó como modelo para la firma y actualmente se encarga de ejercer las labores de embajadora de la bebida.

La controversial entrevista de los duques de Sussex

La entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry difundida el 07 de marzo de 2021, significó una estocada para la familia real británica. Sin duda alguna, lograron su cometido el de sacar los “trapitos al sol” de lo que se vive en el Palacio de Buckingham y sus alrededores.

La polémica conversación con Oprah Winfrey desató un tsunami en la monarquía, tras sus duras acusaciones. Lo más agrio de la charla fue cuando Meghan confesó que tuvo tendencias suicidas y que estaba preocupada por su bienestar psicológico.

Además, se tocó el tema del racismo, en lo que Markle afianzó su postura de que supo de comentarios racistas contra su hijo Archie, por lo que el Palacio de Buckingham aseguró que eran acusaciones “preocupantes” y serián “tomadas muy en serio”.

Luego de estas afirmaciones, la reina contestó con un lacónico mensaje en un comunicado, diciendo estar triste por las dificultades que vivieron Harry y su esposa en la familia real. También, alegó que ellos y sus hijos: “serán siempre miembros muy queridos de la familia”.

El caso Epstein empaña la realeza

El bochornoso suceso que dio mucho de qué hablar, incluso, aun después de fallecido el cabecilla de liderar una red de pedofilia, el financiero estadounidense Jeffrey Epstein, un magnate de los negocios y muy influyente políticamente, que se perfilaba como un hombre normal ante la sociedad, pero lo cierto, es que llevaba una doble vida: era un depredador sexual.

Lamentablemente, el caso Epstein llegó retumbando a la casa real británica, por la posible implicación del príncipe Andrés de Inglaterra, el tercer hijo de la Reina Isabel II. Se sostuvo en diversas ocasiones, que el duque de York era íntimo amigo del multimillonario pedófilo, incluso se les vio pasearse juntos y, hasta alojarse en uno de sus opulentas residencias.

Durante una entrevista con una periodista de la BBC, realizada en el mismísimo Palacio de Buckingham, Andrés reconoció abiertamente que se había equivocado al tener una relación de amistad con Epstein, pero en ningún instante aceptó estar vinculado al hecho que ha empañado su “honorabilidad”.

Las acusaciones tomaron más peso, ya que apareció una fotografía en la que se encontraba el príncipe junto a una chica de 17 años llamada Virginia Roberts, quien asegura haber sostenido relaciones sexuales con Andrés en distintas ocasiones.

En la instantánea que le dio la vuelta al mundo, se ve cómo él abraza por la cintura a modo de mucha confianza a la joven, ambos muy sonrientes y acompañados de Ghislaine Maxwell, de quien se dice era el apartamento en el que estaban al momento de ser capturados por la cámara. Sin embargo, Andrés ha puesto en duda la veracidad de esta foto, al aseverar que no recuerda el habérsela tomado junto a esa menor de edad.

El estruendoso «Megxit»

La abrupta salida de los duques de Sussex de la realeza británica, fue la “gota que derramó el vaso”, y es que el 08 de enero del 2020, ellos anunciaron de manera sorpresiva que renunciaban a sus funciones reales. La pareja, que aportó un aire fresco a la monarquía, argumentó su decisión, al sostener que querían ser financieramente independiente e irse a vivir a Norteamérica, primero Canadá y poco después a California. Su abandono a la Casa Real fue apodado “Megxit” por los tabloides británicos.

Después de un acuerdo temporal de un año, Buckingham le ordenó al príncipe Harry y Meghan Markle, el renunciar definitivamente a sus títulos honoríficos y patrocinios.

Príncipe Carlos habla sin tapujos

Bocabiertos dejó a la teleaudiencia y a la misma realeza, cuando el príncipe Carlos admitió haberle sido infiel en varias ocasiones a quien era en ese entonces su esposa, Lady Di. Con estas fuertes declaraciones, fue el mismísimo hijo de la reina Isabel II, quien dejó atrás los protocolos y dio rienda suelta a lo que sentía en ese momento sin pensar en las consecuencias que eso acarrearía a su vida privada y a la estabilidad de la realeza.

Esta conversación fue sostenida con su biógrafo Jonathan Dimbleby en 1994, en la que se desahogó, tras la publicación del libro de Andrew Morton sobre Lady Di. «¿Intentó ser fiel y honrado con su esposa cuando se comprometió en matrimonio?», le preguntó Dimbleby. «Sí, por supuesto», contestó él. «¿Y lo fue?», cuestionó el periodista, que obtuvo por respuesta un rotundo «Sí, hasta que se rompió irremediablemente, habiéndolo intentado los dos».

El remate por parte Lady Di

La más sincera y emotiva entrevista que ha sido concedida por un miembro de la realeza, fue la que ofreció Lady Di en el 1995, un año después de que su esposo, el príncipe Carlos fuera cuestionado sobre algunos asuntos que comprometían su pudor. Diana se apoderó y decidió contar su versión de la historia, cuando se sentó con Martin Bashir para hablar de los motivos que dieron paso a la ruptura de su matrimonio.

23 millones de espectadores estaban atentos a cada palabra que expresaba. Pero lo que conmocionó aún más fue el momento cuando dijo: «Éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado», esto fue una frase alusiva al romance extramarital de su marido con Camilla Parker Bowles.

La princesa no se quedó rezagada y narró cómo se dio su aventura con James Hewitt, sus batallas contra la bulimia y su opinión sobre la incapacidad de Carlos para reinar. El haber hablado sobre su enfermedad, pues se le catalogó como una mujer muy valiente por describir cómo era su trastorno alimenticio y su mala salud mental que se había visto afectada por la culminación de su relación: «Era un síntoma de lo que estaba pasando en mi matrimonio.

El deceso de la princesa Diana

Los escándalos en la monarquía

Un hecho que conmocionó al mundo entero fue la partida irreparaba de la princesa de corazones, Diana de Gales, en el 1997 cuando tuvo un accidente de tránsito. Lo que trascendió por este trágico suceso fue la frialdad de la reina Isabel II, por lo que fue muy criticada.

Mientras que la población estaba de duelo y depositaba millones de flores frente a la verja de los palacios de Buckingham y de Kensington, el príncipe Carlos y su madre se atrincheraron en su castillo escocés de Balmoral.

Pese a la ola de irritación que sufrió el país, la soberana no salió de su sepulcral silencio hasta la víspera del funeral, cuando ofreció un excepcional discurso televisado.

Milagros De Jesús
Periodista, locutora y maestra de ceremonias. Amante de la escritura creativa y de las buenas historias.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -