InicioRitmo PersonalRitmo Del ArteLladró: Una sinfonía entre la porcelana y el arte

Lladró: Una sinfonía entre la porcelana y el arte

- Publicidad -

Desde su fundación en 1953, Lladró ha sido sinónimo de excelencia en el mundo de la porcelana de arte. Con sede en Valencia, España, Lladró se ha convertido en una marca líder mundial en diseño, fabricación y distribución de obras de arte en porcelana, elaboradas íntegramente a mano por hábiles artesanos.

La historia de este referente artístico es un relato de pasión y dedicación, iniciado por los hermanos Juan, José y Vicente Lladró en su hogar en Almàssera. Lo que comenzó como un modesto taller familiar, pronto se transformó en una empresa de renombre internacional, con su sede actual ubicada en Tavernes Blanques.

Las primeras creaciones de Lladró estaban impregnadas de influencias rococós, reminiscentes de las grandes manufacturas europeas. Sin embargo, a lo largo de los años, la marca ha evolucionado hacia la contemporaneidad, ofreciendo una amplia gama de productos que van desde esculturas hasta objetos funcionales para el hogar.

La colaboración con reconocidos diseñadores como Marcel Wanders, Nichetto Studio y Naoto Fukasawa ha enriquecido aún más el catálogo de Lladró, añadiendo nuevas dimensiones de estilo y creatividad.

Sus esculturas de alta porcelana son verdaderas obras maestras, inspiradas en una variedad de fuentes que van desde la cultura clásica hasta las mitologías orientales. Cada pieza es una expresión de habilidad artesanal, meticulosamente elaborada para ser apreciada y admirada desde todos los ángulos.

La diversidad y la calidad excepcional de las obras de Lladró las convierten en piezas codiciadas por coleccionistas y amantes del arte en todo el mundo. Cada escultura de alta porcelana es más que una simple decoración, es una obra de arte que perdura en el tiempo, enriqueciendo el hogar y el alma de quienes tienen el privilegio de poseerla.

Su artesanía y sostenibilidad han permanecido unidas desde el inicio de sus creaciones, así como su camino imparable, creando belleza y asombro con cada nueva obra en porcelana. Con su compromiso con la excelencia y la innovación, Lladró sigue manteniendo su estándar y creatividad en el panorama del arte y el diseño contemporáneo.

-Publicidad -
ARTÍCULOS RELACIONADOS