InicioEntrevistasMarina Silverio: Tradiciones familiares que pasan de una generación a otra

Marina Silverio: Tradiciones familiares que pasan de una generación a otra

Fotos: Laura Morales

Llega la Navidad, la temporada más colorida y festiva del año alrededor del mundo, tiempo de celebrar y reunirse en familia a rememorar los acontecimientos del año y celebrar la llegada de un nuevo período cargado de esperanzas, nuevas oportunidades y nuevos retos. Es una temporada para la unión familiar y para dar continuidad a aquellas tradiciones que han estado presentes en estas festividades y que han pasado de una generación a otra. 

En esta ocasión, con motivo de la temporada más emocionante del año, conversamos con Marina Silverio, esposa, madre, hija y una exitosa arquitecta; profesional del diseño de interiores, quien junto a su esposo, Juan Bautista Podestá Mastrolilli, nos abre las puertas de su hogar para conversar sobre esas tradiciones que abraza cada Navidad y que, este año, se hacen aún más especiales, puesto que tiene la dicha de celebrarlas junto a un nuevo integrante de la familia.

Puerto Plata la vio nacer, y allí regresa cada año a celebrar las festividades en compañía de los suyos, junto a esa familia con la que ha forjado recuerdos que le acompañarán a lo largo de su vida, y de quienes ha adquirido valores que hoy busca impregnar en sus hijos. “Mi familia es numerosa y, al ser nosotros de Puerto Plata, siempre tratamos de estar juntos para estas fechas, sobre todo para el 24 y 25 de diciembre, que ya se ha vuelto una tradición pasarlo juntos”, nos cuenta, mientras que enfatiza en la importancia de poder celebrar esta época del año junto a los suyos, conmemorando lo que para ellos es el verdadero significado de la Navidad: “dejar que el niño Jesús nazca en nuestros corazones”.

MarinayFlia 19

“Desde pequeña siempre he pasado las navidades en familia, con mis abuelos maternos en Moca. Recuerdo que siempre me llenaba de ilusión esperar a Santa Claus en casa de mis abuelos, donde estábamos todos en familia. Esta tradición la hemos llevado por generaciones, desde mis padres, abuelos y tíos, y aunque algunos lamentablemente ya no estén, seguimos celebrando este día tan importante siempre unidos”, recuerda sobre las navidades durante su infancia. “Esta época del año es muy linda y muy emotiva”, agrega.

La tradición no se detiene. Hoy, cuando Marina se ha convertido en madre de dos, busca con el mismo entusiasmo celebrar las navidades y permitir que sus pequeños vivan con la misma ilusión la magia de la Navidad. “Para mí, las tradiciones familiares tienen un valor sumamente importante, ya que nos permiten seguir pasando esos valores a nuestros hijos y las generaciones por venir. Poder tener el privilegio de aprender y pasar estos momentos a mis hijos me llena de felicidad”, detalla, mientras hace hincapié en la importancia de que, como ella, sus hijos puedan vivir esa unión familiar y la alegría que viene con la Navidad. 

El agradecimiento rebosa sus corazones durante estas festividades. Con su familia, esa que ha formado con su esposo y sus hijos, Marina ha comenzado a adoptar nuevas costumbres, nuevas tradiciones, pero con un mismo propósito: celebrar la unidad y agradecer la bendición de poder ver crecer una nueva generación. “Siempre doy gracias a Dios por la familia que me ha regalado, por mi esposo… Antes no celebrábamos el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving), y ahora este día ha pasado a formar parte de las tradiciones que celebramos y damos gracias por todas las bendiciones que hemos recibido”.

Sumarios

Entre la alegría de ser madre y disfrutar de la familia, encuentra un espacio para su pasión por la arquitectura y el interiorismo. Ha asumido el reto de dar continuidad a esta profesión tan demandante mientras que se abre camino en su rol de madre y esposa, e inculca en sus hijos esas tradiciones que han hecho de ella una mujer forjada en valores. “La verdad, no ha sido fácil, pero poder lograr todos estos roles en conjunto me llena de satisfacción. Siempre he querido, a pesar de ser empresaria, poder tener mi familia. Y papa Dios me ha concedido esta gran bendición”, nos cuenta con emoción.

Humildad, eso quiere enseñar a sus hijos como un valor que les guíe a lo largo de su vida, que esté presente en cada etapa, y que haga de ellos personas de bien. “Es una palabra que quisiera que se les grabe por siempre. Yo he recibido este valor y enseñanza desde pequeña. Desde mis abuelos a mis padres, y ahora tengo el privilegio de pasarselos a mis hijos. Poder tratar a todo el mundo igual, ser sencillos y valorar las cosas importantes de la vida son cosas que quisiera que permanezcan en sus corazones”. 

Y, luego de una emotiva entrevista que toca las fibras sensibles de quienes, como ella, esperan con entusiasmo esta temporada del año, Marina no podía concluir sin antes enviar un mensaje a nuestros lectores. “Que esta temporada de fiestas no solo sea para celebrar con cenas y regalos, sino que sea un momento de agradecer en familia por todas las bendiciones recibidas este año. Que permitan que el niño Jesús nazca en cada uno de sus corazones y que no se olviden que esa es la verdadera razón de toda esta gran celebración”.

Ebel Echavarría
Ebel Echavarría
Periodista formando en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Amante del arte, la cultura, el cine, la música y la literatura. Amo contar historias de personas que inspiran, personas con una visión y misión en la vida. Soy extrovertidamente introvertido.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Effie Awards República Dominicana impulsa la innovación con el...

Los Effie Awards, reconocidos internacionalmente como un referente en la industria del marketing y la comunicación, avanzan hacia la...

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -